Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19MediEvilGuía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingThe Withcher 3FIFA 20
Español
Portada
análisis de hardware

Análisis del ratón Roccat Kain 120 AIMO

Vamos a darle al clic.

La gama media de ratones gaming se están poniendo muy competida, así que quienes tengan entre 60 y 80 euros para gastarse en su próximo compañero de mano van a estar muy bien servidos. A este grupo ha llegado recientemente el Kain 120 AIMO de Roccat, un ratón capaz de precio razonable que ha estado en nuestro laboratorio de pruebas durante un par de semanas. ¿Será capaz de plantar cara a los Corsair Ironclaw y Razer DeathAdder?

Vamos a empezar por el diseño. El Kain 120 AIMO es un aparato de aspecto elegante, con un estilo que se diferencia un tanto de esa forma tan propia que había utilizado Roccat hasta la fecha. Es más sencillo, más liso y menos tosco. Su contorno sutil hace que entre rápidamente por vista. Y termina de romper con las complicaciones de otros ratones reduciendo el número de botones, aunque de eso hablaremos luego.

La iluminación RGB se ha convertido en algo básico en los controladores modernos y esa función aquí apenas está. Te da la opción de poner color a la rueda y al logo, a tu gusto, por lo que mantiene esa suavidad general que caracteriza a toda su figura. Desde luego, si estás buscando una fiesta de luces en tu mano, no vas por el buen camino, pero si quieres un ratón con un diseño limpio, esta limitación seguro que no te preocupa ni lo más mínimo.

El cuerpo va enfocado a la mano derecha, con dos botones superiores prominentes acostados en la parte interior, pero accesibles al pulgar. Detrás de esta rueda pulsable que ejerce también de botón descansa un interruptor para ajustar los DPI al vuelo, es decir, para que sea más o menos sensible según tu gusto. Esa velocidad de desplazamiento la marca un sensor óptico Owl-Eye de hasta 16.000 DPI. Y ya está, no hay más. No esconde más botones por ningún lado, ni excentricidades de ningún tipo.

Análisis del ratón Roccat Kain 120 AIMO

A pesar de ese visión minimalista de las funciones, o quizá como consecuencia, el Kain 120 AIMO transmite una buena sensación. El chasis, de cuerpo ligeramente regordete para lo que ofrece, tiene un acabado mate cuyo material es suave al tacto. El cable trenzado también se agradece, sobre todo por su buen capacidad de deslizamiento sobre la almohadilla, gracias a esos 89 gramos de peso.

Pero un ratón es mucho más que su aspecto y su ergonomía, también tiene que tener su capacidad de responder adecuadamente, y Roccat ha cumplido. Comenzando con la rueda, que fluye hacia adelante y hacia atrás que da gusto y se deja pulsar sin complicarte la vida. De hecho, el buen clic es lo que define ael Kain 120 AIMO según el fabricante. Dicen haber alcanzado un estado de excelencia al que han llamado "Titan Clic". Pues bueno, nosotros estamos satisfechos con el tacto y la respuesta, pero se les ha ido un poco la exageración.

Roccat también promete que hay una mejora de rendimiento gracias a un procesado de la señal más rápido, pero si es así se hace algo imperceptible a nuestras manos, que no son de Pro de eSports. Desde luego que para el uso cotidiano hay una relación directa y quienes están pensando en sacarle más partido pueden encontrar sus mediciones.

Así que, para resumir, el ratón con cable Roccat Kain 120 AIMO es un aparato de diseño simplificado y funciones ajustadas a las necesidades básicas, sin excesos, pero que cumple en los estándares de calidad de uso y de satisfacción al tacto. No tiene tantos botones como otros, ni tantas luces, ni tampoco esas formas descaradas, pero su precio lo convierte en una alternativa interesante.

Análisis del ratón Roccat Kain 120 AIMO
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido