Español
análisis de hardware

Análisis del Razer Kishi para iPhone

Tenemos un nuevo campeón a las puertas, y no quiere oír ni hablar de los engorrosos controles táctiles.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Quizá no lo sepas, pero la comunidad de gente juega en dispositivos móviles es la más grande del mundo, de hecho, es tan inmensa que la segunda está a años luz y hace que las comunidades de PC y consola combinadas sean diminutas. Sin embargo, el caso es que los juegos móviles normalmente se suelen ver como algo básico, un pasatiempo sin más destinado a un público casual, llegando incluso al nivel de que jugadores de PC y consola ni lo consideran una plataforma. Pero la verdad es que está mejorando a pasos agigantados, convirtiendo a los títulos de dispositivo móvil en el sustituto ideal para aquellos jugadores con una vida más ocupada. El mayor problema que nos encontramos es la manera de jugarlos, ya que, siendo sinceros, los controles táctiles no es que sean para tirar cohetes, y aquí es donde Razer nos ofrece una solución: Razer Kishi, un mando acoplable a tu teléfono.

Es un dispositivo que se acopla al puerto de carga de tu teléfono (en mi caso un iPhone 11 Pro), haciendo de mando en diversos juegos. El dispositivo no le pide mucho al móvil, de hecho, no le exigirá casi nada, ya que, a menos que estés disfrutando de un título que acepte el uso del mando, no es más que una funda de plástico. Además, tampoco te arruinará la batería, es un dispositivo que parece ser de bajo consumo y que solo se activa a la hora de jugar.

Posee un diseño muy simple, tirando de una paleta colores oscuros a excepción del interior de los botones. El dispositivo cuenta con dos joysticks, una cruceta multifuncional, dos botones superiores, dos gatillos y unos cuantos botones más. Básicamente, se trata de un mando de Xbox que se adapta a tu teléfono, y lo más curioso es la manera que tiene de conectarse, ya que el Kishi se retrae sobre sí mismo.

Análisis del Razer Kishi para iPhone

En su estado normal, no sirve para nada y tiene un tamaño reducido respecto a lo que puede llegar a alcanzar. Conectar el dispositivo es una tarea sencilla: estiras de las cintas situadas en la parte trasera de este hasta que llega a su tope, donde puedes ver que tanto ambos extremos como el fondo se encuentran rematados en goma, y así se fácil se acopla. A partir de aquí está chupado, lo conectas con el puerto de carga de tu teléfono (en mi caso el puerto Ligthning de 3,5 mm) y acoplas la otra parte en el otro extremo de tu móvil, como si de un boa constrictor atosigando a su presa se tratase. La goma que une ambos extremos es flexible, así que tranquilo, que el Kishi no se va a romper.

Antes de pasar a ver cómo funciona, he de decir que se siente espectacular cuando lo tienes entre manos, y nunca temerás por tu teléfono, ya que también da una gran sensación de seguridad. Además, por si acaso no nos quedamos 100 % tranquilos, viene con unos cuantos paneles de goma adicionales que se pueden intercambiar fácilmente para adaptarse perfectamente al tamaño de tu teléfono.

Es muy fácil pillarle el truquillo al Kishi, ya que se parece mucho a un mando normal y corriente. Cuando juegas a un título que soporta el dispositivo, no tendrás que pasar por configuraciones aburridas ni nada por el estilo, sino que te meterás en la partida directamente, y, además, normalmente estos títulos quitarán de la pantalla los controles táctiles para no entorpecer la experiencia de juego con el Kishi. Si desacoplas el dispositivo a mitad de partida los controles táctiles volverán a aparecer, y, de la misma manera, si lo acoplas mientras ya estás jugando, se cambiará automáticamente a los controles por mando. La idea sobre la que gira todo esto es que nunca tengas que irte a los ajustes a cambiar la manera en la que quieres disfrutar de la obra, pero cuidado, que esto no significa que el sistema operativo de tu teléfono esté configurado de esta manera.

Análisis del Razer Kishi para iPhone

He estado probando unos cuantos títulos para realizar el análisis del dispositivo, desde la línea Arcade de Apple hasta los de mi propia Xbox usando el Juego Remoto. Con los de iOS me ha ido mejor porque se reproducen directamente en el teléfono y no mediante streaming desde Xbox. Dicho esto, he de reconocer que ya fuese jugando a Cat Quest II y Sonic Racing de iOS, o a Destiny 2 y a Doom Eternal a través del Juego Remoto de Xbox, el mando de Razer ha superado con creces todas las expectativas que tenía, ya que respondía de manera brillante probase lo que probase.

Sin embargo, no todo lo relacionado con el dispositivo es de color de rosa. En mi caso, que tengo un iPhone, iOS cuenta con un catálogo muy limitado de títulos con soporte, llegando al punto de que todos los otros juegos que he intentado probar no lo aceptaban. Es obvio que conforme vaya pasando el tiempo más y más videojuegos ofrecerán soporte para el Kishi y esto no supondrá un problema, pero, si nos centramos exclusivamente en el presente, tengo mis dudas sobre si el dispositivo es la solución para que los juegos para móviles asciendan de categoría.

Análisis del Razer Kishi para iPhone

Aun así, le aguarda un futuro muy brillante. Cuando encuentras un videojuego que lo soporta, funciona a las mil maravillas. Para aquellos que quieran disfrutar más de ese par de horas que le echan a algún título de vez en cuando, el Kishi será vuestro compañero de andadura perfecto, pero, para los que puedan echar mano de Switch, PC o cualquier otra consola, comprarlo para jugar al Candy Crush mientras estás en el baño y en cuatro ratos más no es la mejor idea.

En resumen, he podido saborear el inmenso potencial de Razer Kishi en las horas que le he dedicado. Estamos ante un dispositivo fantástico con un gran futuro por delante, y, personalmente, nunca me lo había pasado tan bien con Sonic Racing. No obstante, no está hecho para todos los públicos, y, aunque los 89,99 € por los que sale al mercado no sea un precio excesivo, a no ser que le dediques una buena cantidad tiempo a jugar con el móvil, es difícil que no acabe cogiendo polvo en tu estantería. ¿Significa esto que voy a volver a usar los controles táctiles? Ni en sueños.

Análisis del Razer Kishi para iPhone
Análisis del Razer Kishi para iPhoneAnálisis del Razer Kishi para iPhone
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Transmite una sensación excelente al tenerlo entre manos, se conecta al teléfono fácilmente, el hecho de que se pueda retraer es genial y algo muy acertado a la hora de tener que guardarlo.
-
No le será muy útil al público general, la falta de títulos que lo soporten hace muy difícil la tarea de sacarle provecho.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.