Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del smartphone Sony Xperia 5 III

Las novedades son mínimas, por desgracia.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Los amantes de la tecnología siempre se están preguntando cuándo es el momento de renovar. Cada año aparecen más dispositivos atractivos y con mejores características en el mercado y la tentación de hacerse con lo último siempre está ahí, pero renovar a veces puede salir caro. Y dirás, ¿por qué hablar de esto al comienzo de una reseña? Pues bien, el Sony Xperia 5 III es un ejemplo de un dispositivo que, aunque completo por sí mismo, no ofrece muchas más cosas de las que su predecesor nos ofrecía hace un año.

A primera vista, los Sony Xperia 5 III y 5 II tienen un aspecto casi idéntico y, si no fuera por la pegatina que aún reside en la parte trasera del nuevo, seguro que los habría confundido. Concedo que esto te habrá decepcionado si no te apasionaba el diseño anterior o si estabas esperando una apariencia renovada. Sin embargo, por mi parte no creo que esto sea un punto en contra del dispositivo, ya que sigue teniendo un aspecto muy sobrio, con sus esquinas redondeadas y los botones y cámaras discretamente escondidos.

Análisis del smartphone Sony Xperia 5 III

El móvil es muy cómodo de usar con una sola mano gracias a su delgadez y la pantalla de 21:9, y los mensajes casi se escriben solos con el pulgar. Cuando se coloca en horizontal, la pantalla OLED es perfecta para ver películas y jugar ya que sus colores son vivos y cálidos y la pantalla ocupa un 81,4% de las dimensiones totales (frente al 80,9% en el Xperia 5 II). También existe la opción de cambiar a una tasa de refresco de 120 Hz, lo que permite una experiencia con el dispositivo aún más fluida, pero a costa de un mayor gasto de batería, que ve resentida su autonomía. Sin embargo, la resolución de la pantalla es de 1080 x 2520, así que será imposible visualizar contenido en 4K nativo como sí se puede hacer, por ejemplo, en el caso del reciente Xperia 1 III.

En la parte frontal hay una cámara de 8MP con un objetivo de apertura f/2.0, mientras que en la parte trasera se ubica un trío de cámaras de 12MP (16 mm, 24 mm y 70-105 mm) que se pueden alternar con solo pulsar un botón. La cámara frontal me ha parecido útil, pero las imágenes tenían un aspecto algo descolorido y borroso. Por el contrario, las cámaras traseras me impresionaron mucho más, ya que las fotografías presentan un amplio espectro de colores naturales y fue sencillo encuadrar a la perfección gracias a la variedad de objetivos.

Quizás el cambio más acusado es la autonomía de la batería, ya que el Xperia 5 III ahora incorpora una batería de 4500 mAh en vez de una de 4000 mAh. Con un uso estándar, el teléfono aguanta fácilmente un día entero, e incluso pude irme a dormir sin cargarlo y no temí que fuera a apagarse durante la noche. Igual que el Xperia 1 III, este dispositivo también puede cargar hasta un 50% en solo 30 minutos, lo cual es ideal si tienes que salir de casa con prisas. A pesar del aumento en la autonomía, a algunos les decepcionará saber que no dispone de opción de carga inalámbrica. Esta característica está muy extendida en otros dispositivos de la misma gama, e implica que siempre tendrás que buscar un enchufe cuando necesites algo de carga.

Análisis del smartphone Sony Xperia 5 III

El procesador también ha sido mejorado y ahora cuenta con un chip más potente, el Qualcomm Snapdragon 888. Pero ¿cómo se traduce eso en el rendimiento? Pues hay que reconocer que no se nota una gran diferencia. El arranque de las aplicaciones y la carga de las páginas es ligeramente más rápido en el Xperia 5 III, pero solo se aprecia al comparar los dos modelos a la vez. Lo que sí es cierto es que tanto el Xperia 5 II como el III son dispositivos que cumplen, y nunca he tenido problemas de rendimiento cuando estaba jugando a los últimos juegos para smartphone a la vez que tenía varias aplicaciones abiertas.

En el tema del precio, la versión base de 128 GB tiene un precio de venta al público de 999 €, exactamente 100 € más que el Xperia 5 II. También hay una versión de 256 GB (precio sin confirmar), y es posible aumentar el almacenamiento interno hasta 1 TB con una tarjeta microSD. El aumento en el precio parece algo excesivo, teniendo en cuenta que no ha habido muchos cambios, pero el almacenamiento interno no es algo de lo que nos podamos quejar. La capacidad de 128 GB está en la media de los smartphones actuales y puede ampliarse hasta una capacidad parecida a la de la mayoría de PC.

Otro pequeño detalle es el peso que ha ganado el Xperia 5 en el último año. Ahora pesa 168 g (frente a los 163 g de antes), y es 0,2 mm más grueso. Parecen cifras insignificantes, pero la diferencia se nota bastante con los dos dispositivos en la mano. Antes de terminar, también me gustaría destacar que el conector de jack de audio de 3.5 mm sigue vivo en este dispositivo y no cercenado como en otros terminales de la misma gama.

Entonces, ¿el Sony Xperia 5 III merece realmente que gastes buena parte de tus ahorros? A ver, depende. Si tu teléfono actual es el 5 II, mi consejo es que no lo compres o, si te pica el gusanillo de actualizar, vayas a por el Xperia 1 III. Pero si no es tu caso, este es un buen dispositivo con un rendimiento excelente en todos los sentidos por un precio razonable. Su pantalla OLED es colorida y brillante, la resolución de 21:9 es muy cómoda para el uso con una mano y su trío de cámaras traseras ofrece resultados sorprendentes.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Magnífica pantalla OLED. Perfecto para usar con una mano. Se agradece la autonomía extra.
-
Las mejoras con respecto al modelo anterior son mínimas. No ofrece carga inalámbrica.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido