Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del teclado HyperX Alloy Rise Keyboard

He pasado del factor de forma compacto del anterior Origins 65 al nuevo buque insignia y no podía estar más contento.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

¿Teclado mecánico, de membrana o la moda del 'zero-lattice'? La verdad es que la elección de un teclado hoy en día es complicada por la variedad de la oferta, pero al mismo tiempo muy personal y por tanto solo debe ser basada en pruebas y experiencias personales.

En mi caso concreto, por si te sirve de referencia o te has sentido parecido, me costó mucho dar el salto a las teclas mecánicas. Sí, se supone que aumenta la eficiencia, que la sensación es mejor y que terminas siendo aún más rápido, ya sea jugando o... escribiendo, que a fin de cuentas es a lo que me dedico la mayor parte del día. Sin embargo, las teclas mecánicas con demasiado recorrido provocaban dobles pulsaciones y errores, por lo que al final siempre funcionaba mejor con mi viejo y económico HP de membrana, irónicamente, y no con la última novedad de 200 euros de marcas como Steelseries o Corsair.

HyperX Alloy Rise
Advertencia: teclas rojas 'customizadas' molonas no incluidas :P

Hasta que probé los Alloy de HyperX. Durante los últimos dos años, el pequeño y comodísimo Alloy Origins 65 ha sido mi teclado de gaming y de trabajo, precisamente porque el recorrido de sus interruptores me resultaba mucho más agradable y efectivo, y no detectaba tantísimos errores. Eso es lo más importante, y por lo que al final te ligas a una marca concreta. Pero si bien el factor de forma es muy eficiente para escribir y bastante más ergonómico para las muñecas y el hombro, también acabé echando en falta el teclado numérico para rellenar formularios y hacer cuentas a toda velocidad.

Tenía que probar el teclado completo, y por suerte las últimas semanas he hecho eso mismo con su último modelo, el flamante HyperX Alloy Rise Keyboard de tamaño completo. ¡Y qué gustazo!

Publicidad:
HyperX Alloy RiseHyperX Alloy Rise

El tacto es bastante similar al de los modelos anteriores. Al principio notaba que la barra espaciadora, que como sabéis agarra en dos puntos, hacía demasiado ruido (muy agudo, además) y pensaba que esto iba a ser una de mis pegas principales y algo que incluso había ido a peor. Sin embargo, para mi sorpresa, parece una cuestión asociada a que estaba nuevecito, recién sacado de la caja y la bolsa de tela, porque a los dos días ya no había ni rastro de esa importante distracción cada vez que lo aporreaba con mi pulgar derecho.

Desde ahí, un rendimiento perfecto y una suavidad superior. Cuando HP se lo lleve de vuelta, me lo compraré de inmediato.

También probé a trastear con las partes que se pueden cambiar o personalizar. Las teclas, con las pinzas incluidas, se quitan fácilmente para limpiar o para usar versiones 'custom', como las teclas rojas que veis en las fotos, que las cogí prestadas del pobre Origins 65.

Publicidad:
HyperX Alloy RiseHyperX Alloy Rise

Asimismo, es posible levantar toda la placa frontal levantando simplemente de una esquina. La primera vez me asusté porque lo hice sin querer, pero luego entendí su propósito. HyperX ofrece pletinas en colores alternativos para cambiar fácilmente con un gesto, y lo mismo se puede hacer con la rueda de volumen o la insignia 'metálica'.

Todo lo demás ha mejorado. El generoso cable trenzado, la postura que propicia la inclinación, los controles adicionales, el material del chasis... Y también la iluminación, si es lo que te importa. Para ir un paso más allá de todas las opciones de lucecitas LED RBG a las que estamos acostumbrados en los teclados de gaming, el Alloy Rise incluye un sensor de luz ambiental, como el de tu móvil, Switch o portátil, para cambiar automáticamente la intensidad, por ejemplo en entornos oscuros. Parece una tontería, pero también es un acierto.

Así las cosas, me cuesta encontrar pegas. La única llega a nivel de software y por tanto no se puede achacar a la construcción del producto. Pese a que OMEN y HyperX han consolidado su fusión en los portátiles que están lanzando en los últimos meses, este teclado se sigue empeñando en usar la aplicación de HyperX, en lugar de integrarse automáticamente en el OMEN Gaming Hub, que sería lo lógico y esperable a estas alturas. De nuevo, algo menor e incluso solventable con una actualización.

Por lo demás, este es y seguirá siendo mi teclado principal durante los próximos años. Sólido pero suave, personalizable y con la sensación que le pido por mucho que sea un 'gaming keyboard'. El HyperX Alloy Rise es todo valor y compite con los otros exponentes de su gama con tacto y personalidad.

HyperX Alloy RiseHyperX Alloy Rise
HyperX Alloy RiseHyperX Alloy RiseHyperX Alloy Rise
09 Gamereactor España
9 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido