Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del teclado mecánico HyperX Alloy Origins 60

Libera un poco de espacio en tu escritorio con este teclado con formato 60% fabricado con aluminio de grado aeronáutico.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan los jugadores de PC es encontrar el sitio suficiente para montar su equipo y todos los periféricos necesarios para poder usarlo en condiciones. En este caso, los teclados suelen ser uno de los mayores problemas, ya que ocupan mucho espacio en el escritorio y no hay mucho que podamos hacer al respecto. Para ser sinceros, una de las mejores soluciones es pillarnos un teclado con formato 60%, ya que estos dispositivos ofrecen las mismas funciones que uno de tamaño normal (sacrificando algunas teclas, eso sí), pero con unas dimensiones mucho más pequeñas. He estado probando el último teclado mecánico de tamaño reducido al 60% de HyperX, el Alloy Origins 60, y la verdad es que tiene un montón de características muy chulas a pesar de ser más pequeño.

Bueno, antes de empezar, ¿qué viene exactamente en la caja del Alloy Origins 60? Pues bien, la caja incluye, evidentemente, el propio teclado, un único cable extraible trenzado con conexión USB-C a USB 2.0, una herramienta para sacar las teclas, una tecla HyperX Esc adicional, una barra espaciadora HyperX alternativa para que podamos personalizar nuestro teclado y, por último, un pequeño manual de instrucciones. Básicamente, a menos que quieras cambiar la barra espaciadora y la tecla Esc, lo único que necesitarás de la caja es el cable y el teclado. El manual apenas lo usarás, ya que configurarlo es tan fácil como conectar el dispositivo a tu ordenador, o a tu consola PlayStation o Xbox, según prefieras.

Análisis del teclado mecánico HyperX Alloy Origins 60

Como este dispositivo tiene un formato 60%, no cuenta con la fila de teclas de función, con las teclas de las flechas, ni con un teclado numérico separado. Tener un teclado más pequeño tiene sus ventajas, como, por ejemplo, que ocupa menos espacio en el escritorio. Eso sí, seguramente al principio eches de menos las teclas adicionales, ya que ahora tendrás que recordar muchos más atajos.

Este periférico está hecho de aluminio de grado aeronáutico, lo que le da un aspecto de gran calidad, pero también hace que pese más. El dispositivo que normalmente uso, un SteelSeries Apex Pro, es un teclado de tamaño normal y, sin embargo, solo pesa 200 gramos más que este. Teniendo en cuenta que el Alloy Origins 60 es un 40% más pequeño y pesa el 75% de lo que pesa el Apex Pro, podemos decir que es bastante pesado para lo pequeño que es. No obstante, no se puede negar lo elegante que es su diseño ni lo que mola que el marco y el color negro acentúen la iluminación RGB de debajo de cada una de las teclas.

Las teclas por sí solas ya son bastante especiales, ya que no solo están fabricadas con los propios interruptores mecánicos de HyperX, sino que también están cubiertas de PBT de doble capa y llevan impresos símbolos en el lateral. Esto último es muy importante en un teclado de tamaño reducido al 60%, ya que estos símbolos hacen referencia a las funciones alternativas de las que hemos hablado antes, y nos recuerdan que podemos realizar ciertas acciones como, por ejemplo, subir o bajar el volumen, utilizar las teclas de las flechas o usar las teclas de función, aunque el dispositivo real no tenga unas teclas específicas designadas para ello. Por otro lado, los interruptores mecánicos también hacen que teclear con este dispositivo llegue a ser incluso algo satisfactorio, ya que las teclas de HyperX no solo precisan una fuerza de accionamiento baja, sino que, además, garantizan 80 millones de pulsaciones sin pérdida de calidad. A todo esto se suma el hecho de que son mucho más silenciosas que otros teclados mecánicos. Mi querido Apex Pro, por ejemplo, es un dispositivo mucho más ruidoso, incluso con los amortiguadores O-Ring.

Análisis del teclado mecánico HyperX Alloy Origins 60

Al igual que ocurre con muchos dispositivos de hardware para gaming, el RGB del Alloy Origins 60 puede personalizarse de forma bastante sencilla eligiendo los colores, patrones y brillos que más nos gusten, gracias al software especializado de HyperX: NGENUITY. Este software puede descargarse gratuitamente en la Microsoft Store y nos permite crear varios perfiles de iluminación RGB para nuestro dispositivo. Además, podemos cambiar estos perfiles en cualquier momento configurando las teclas para cada una de las diferentes acciones que deseemos realizar. Sin embargo, me parece que NGENUITY se queda un poco corto en comparación con el Razer Synapse, ya que este último ofrece muchas más opciones y es mucho más sencillo de usar. Eso sí, en lo que respecta a software RGB, NGENUITY cumple con creces.

En estos momentos, el precio del Alloy Origins 60 es de 109,99 libras (su PVPr es de 119.99 euros), es decir, es más barato que el Razer Huntsman Mini (un teclado rival también con formato 60%). No obstante, este último tiene el mismo precio que el Alloy Origins de tamaño completo, que ofrece exactamente las mismas funciones pero con un montón de teclas adicionales. Como ya hemos dicho, tener un teclado más pequeño tiene sus ventajas, pero el poder tener un dispositivo de tamaño normal por el mismo precio me lleva a pensar que la versión del 60% es la que peor queda en comparación.

Sin embargo, si estás pensando en comprarte un nuevo teclado gaming y buscas algo más compacto y con una amplia compatibilidad, entonces sí que te recomiendo el Alloy Origins 60. Las teclas son cómodas y muy sensibles al tacto. Además, el hecho de que sea más pequeño y de que no estén todas las teclas que encontraríamos en un dispositivo normal, no es un impedimento ni una traba, ya los símbolos impresos en el lateral de las teclas hacen que sea fácil asociar cada función con su tecla correspondiente y recordarlas. En definitiva, se trata de un periférico fabricado con materiales de gran calidad, y vale totalmente la pena tenerlo en cuenta si estás pensando comprar un teclado con formato 60%.

Análisis del teclado mecánico HyperX Alloy Origins 60
Análisis del teclado mecánico HyperX Alloy Origins 60Análisis del teclado mecánico HyperX Alloy Origins 60Análisis del teclado mecánico HyperX Alloy Origins 60
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Los materiales de fabricación son de alta calidad. Las teclas son sensibles y sorprendentemente silenciosas. El RGB luce genial y, además, es fácil de personalizar.
-
Al principio echarás de menos las teclas adicionales. Tiene el mismo precio que su homólogo de tamaño normal. Es bastante pesado teniendo en cuenta que es un teclado con formato 60%.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.