Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del volante Cube Controls CSX-3

El fabricante italiano Cube Controls ha dado a conocer su nuevo volante de alta gama y, sin duda, es muy atractivo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

La forma en que el mundo de los simuladores de carreras ha explotado completamente en popularidad durante los últimos tres años ha sido tan fascinante como agradable de presenciar. Algo como el hecho de que el casi octogenario Assetto Corsa hubiera vendido poco más de un millón de copias antes de la pandemia y ahora se sitúe en la impresionante cifra de 13,8 millones de juegos vendidos, lo dice todo sobre cómo este género se ha convertido rápidamente en algo más que una afición de nicho para frikis iniciados de las carreras. Con esto, la cantidad de productos de sim-racing disponibles en el mercado se ha multiplicado, como es lógico, y es sobre todo el apartado de productos premium el que más ha crecido en el último año. Para aquellos que se toman muy en serio su afición al sim-racing, hoy en día hay un montón de dispositivos que tienen exactamente la misma calidad que los componentes de un coche de carreras real.

Cube Controls CSX-3

El fabricante italiano Cube Controls lleva varios años construyendo algunos de los mejores volantes premium y con el recién lanzado buque insignia, el CSX-3 han dado un paso más hacia lo que yo llamaría la perfección. Porque este volante es magnífico, no existe otra forma de describirlo. Durante las últimas tres semanas he estado utilizando sólo el CSX-3 en nuestro cockpit y aunque al principio no creía que pudiera competir con el volante Fanatec Podium BMW Motorsports M3 GT3, está ahí arriba luchando por el trono.

Cube Controls CSX-3

Cube Controls no se ha guardado nada, no ha comprometido ni un milímetro. El chasis del volante está hecho de aluminio anodizado, fibra de carbono y compuesto de fibra de carbono (polímero reforzado con grafito) y, a pesar de ser un volante pequeño de monoplaza con una anchura total de 28 centímetros, el CSX-3 resulta más espacioso que todos los volantes de monoplaza de Fanatec del mismo tamaño. La sensación al tenerlo en las manos es fantástica. Las empuñaduras son de plástico, lo que al principio me pareció un poco... barato, pero después de 50 horas con este fantástico volante, estoy convencido de que es el camino correcto, ya que las empuñaduras de plástico parecen durar una absoluta eternidad y son lo suficientemente "suaves" para que pueda conseguir un buen agarre con guantes. Por ejemplo, he acabado con el Alcántara, que pasa de ser "nuevo" a "muy resistente y viejo" en 50 horas, cuando se trata de volantes.

Publicidad:
Cube Controls CSX-3

Los 32 botones de la parte delantera son de una calidad brillante y los botones giratorios de aluminio son de una calidad magnífica y ofrecen una sensación de resistencia muy buena cuando se ajusta el balance de los frenos o el nivel del control de tracción que queremos una carrera. Los botones de goma están todos iluminados y a través del propio software de Cube Control es superfácil configurar colores y funciones específicas que permiten que los botones cambien de color a determinadas velocidades o cuando los neumáticos alcanzan una determinada temperatura, por ejemplo. Es perfecto para los fanáticos del sim-racing que quieren personalizar cada milímetro de su equipo.

Cube Controls CSX-3

En el centro del volante hay una pantalla LCD táctil de 4" (800×480) que se puede personalizar exactamente como queramos a través de Simhub, y en Racedepartment.com hay, como siempre, miles de pantallas diferentes para descargar de forma totalmente gratuita para aquellos que quieran replicar el aspecto del interior de algún coche en concreto. He creado mis propios gráficos en el "Dash Studio" de Simhub y sólo puedo decir que la calidad de la pantalla del interior del CSX-3 es magnífica. Buena densidad de píxeles, gran brillo máximo, buenos negros y buena tasa de refresco. En el volante que hemos analizado hay seis levas en la parte trasera, dos de las cuales hacen las veces de embrague para los que quieran conducir el monoplaza con una caja de cambios totalmente manual, mientras que las del medio son, por supuesto, para cambiar de marcha. Las levas superiores son una opción que cuesta unos 140 € extra y aparte de eso no sé muy bien para qué usarlas, están bien construidas y han sido bien colocadas, lo que significa que no afectan a la impresión general o al agarre de los puños del volante en sí.

Publicidad:
Cube Controls CSX-3

Las levas son las mejores que he probado en cualquier volante, y tienen ese "clic" tan característico de la Fórmula 1. Nada más sacarlo de la caja, sentí que las levas estaban demasiado lejos de las empuñaduras reales, lo que significaba que, a pesar de mis grandes manos, me veía obligado a "volver a agarrar" la empuñadura cuando cambiaba de marcha y al final me llevaba a hacer un doble cambio de marcha a veces. Sin embargo, solucionarlo me llevó unos 21 segundos de atornillado con la herramienta suministrada, y tal y como se siente ahora, es el volante más natural y de mayor calidad en el mundo del sim-racing que he probado. El CSX-3 de Cube Control es una obra maestra ligeramente cara para aquellos que no se conforman con nada que no sea lo mejor.

10 Gamereactor España
10 / 10
+
Bonito diseño. Excelente ergonomía. Materiales fantásticos. Firme y rígido. Las mejores levas del mercado. Gran pantalla LCD. Cable de muy alta calidad.
-
Caro. Muy caro.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido