Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
análisis de hardware

Análisis: Sintonizador de TV Digital de Xbox One

¿Es este nuevo aparato para ti? ¿Puede mejorar tu experiencia televisiva o hacerla más cómoda o divertida? Decide si sintoniza contigo leyendo cómo nos ha ido a nosotros.

"¿Y para qué voy a querer ver la tele de toda la vida a través de Xbox One?" Mediante un nuevo aparato y unas renovadas aplicaciones de software, Microsoft lleva semana y algo intentando responder y convencer a los usuarios de su última consola.

Salió a la venta el pasado 24 de octubre, hemos podido pasar unos días 'trasteando' con el Sintonizador de TV Digital de Xbox One, y ya creemos que podemos ofrecerte una primera valoración. Para que te hagas una idea más clara de lo que puede ser la experiencia en un hogar, vamos a contártelo de una forma más personal, conforme lo hemos aprovechado en casa y en base a nuestro uso habitual diario de Xbox One.

Análisis: Sintonizador de TV Digital de Xbox One
"El nuevo Sintonizador de TV Digital también será compatible con los estándares de televisión en abierto DVB-T, DVB-T2 y DVB-C."

El Sintonizador de TV Digital de Xbox One sirve para recibir y procesar la señal TDT que normalmente tienes conectada a la entrada de antena de tu televisión. De este modo, Xbox One puede gestionar directamente los canales e incluso las funciones de tu TV, aportando algunas interesantes posibilidades extra.

La instalación del Sintonizador de TV es, a priori, tan sencilla como su elegante 'packaging'. El aparatito consta de una conexión para la antena y se enchufa mediante USB a tu consola, pues la entrada de HDMI trasera ya la puedes tener ocupada por otra fuente (es justo lo que nos ocurrió a nosotros, por lo que es una decisión muy acertada). Nada más y nada menos.

Sin embargo, quizá se han pasado un poco con esa sencillez. Tanto en la simple instalación como más adelante echamos en falta un manual en condiciones o una lista de preguntas y respuestas frecuentes, porque las cosas más 'de cajón' a veces también necesitan explicación. Por ejemplo, la instalación es tan fácil como enchufar y listo, pero debes saber que no funciona en frío, con la consola apagada, sino que tienes que tener la Xbox One encendida y entonces conectarle el Sintonizador a un USB (con la antena ya enchufada, lógicamente) para que lo detecte y lo instale automáticamente. Nosotros lo descubrimos tras ser súper-precavidos y reiniciar la máquina en dos ocasiones sin efecto alguno. Pues vaya.

La configuración del dispositivo también es sota, caballo y rey. Con introducir el código postal y seleccionar el tipo de fuente (en España es la TDT National Lineup of Spain), al igual que hace un televisor normal, el sistema se pone a buscar canales, escaneando la red automáticamente. En un momento aparece el listado completo de cadenas de TV y radio, en nuestro caso la redonda cifra de 80.

Justo en este momento echamos en falta un tutorial para conocer todas las opciones y para que la consola nos invite a probar varios comandos y servicios, algo que sería ideal con Kinect. A falta de esto, toca descubrir probando y toqueteando, y también te recomendamos el vídeo en español del bueno de Graeme Boyd:

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Pero esta presentación, si bien es descriptiva y suena muy tentadora, tampoco es suficiente. Así que nos pusimos a probar e improvisar.

Los comandos de voz funcionan realmente bien, pero también es cierto que llevamos un año acostumbrándonos al sistema y algunos usuarios no acaban de sentirse cómodos hablando a Kinect. En nuestro caso, es un gustazo no tener que buscar el mando y simplemente decirle al sistema: "Xbox, ver la tele". "Xbox, seleccionar. ¿Qué hay en La Sexta?" "Xbox, ver Cuatro". "Xbox, silenciar". "Xbox, subir volumen".

De esta forma, navegamos por la parrilla ("Xbox, OneGuide" o "Xbox, mostrar guía") de forma sencilla, rápida y ¡sin manos!, pero siempre saltando a contenidos concretos. Lo que no es tan cómodo es hojear la parrilla completa página por página, y tampoco hay opción de ordenarla al gusto, como en cualquier TV. Lo que sí hay en OneGuide es una presentación muy clara y de primera, con logotipos, descripciones e imágenes en miniatura, junto a la opción de añadir a favoritos y calificar programas fácilmente. Incluso se puede ver la guía a pantalla completa o en formato franja. Pero a nosotros nos gusta recolocar los canales, por lo que este sistema se nos queda un poco corto.

Por otro lado, tampoco encontramos la opción de programar el visionado de un contenido en concreto, algo que hacemos habitualmente con la TV (por ejemplo, hacer que ponga La Primera cuando vaya a empezar el partido de la Champions). Sin duda, se trata de la ausencia más grave y deberían solucionarlo con una actualización, pues está claro que los medios están ahí, disponibles. Al fin y al cabo, creemos Xbox One con el Sintonizador de TV Digital no puede ofrecer menos opciones que una TV 'pelá y mondá'. Del mismo modo, ¿cómo podemos cambiar el canal o idioma de audio y poner/quitar subtítulos? Ni idea.

Como contrapunto al tema de programar los contenidos, el sintonizador ofrece una gran baza mencionada en el vídeo anterior: la posibilidad de pausar, rebobinar y pasar cualquier programa. Un ejemplo fácil: estamos viendo Los Simpson, Moe hace un chiste gracioso poniéndose un bigote postizo (lo que nos recordó al actual #Movember, porque el que escribe también se lo ha dejado). Si alguien se ha perdido el chiste, puedes decir "Xbox, pausar". Luego con "Xbox, rebobinar" y reanudar nadie se pierde la escena; todos contentos. Este servicio está lógicamente funcionando siempre en segundo plano, requiere unos 4GB de disco duro y almacena sobre una media hora.

El otro gran avance que se puede conseguir con el sintonizador es lanzar la TV por streaming a un dispositivo móvil con la aplicación SmartGlass (Windows Phone o iOS, pronto Android). En otras palabras, se parece a lo que te permite hacer Wii U, pero al revés (llevas la tele y no el juego en el dispositivo portátil).

Aquí tenemos que hacer una advertencia parecida a la de la conexión en frío: primero debes actualizar la app de SmartGlass a la última versión (hay una muy reciente), porque si no, no encontrarás por ningún lado la opción "Ver la tele" que aparece en la tablet o smartphone para recibir la señal en la segunda pantalla. Lo hemos probado con un iPad, en un entorno de red de hogar normal con cierta carga, y ha funcionado a la perfección con la máxima calidad. Además, puedes seguir jugando a la Xbox One en la TV (o a otra consola, claro está). Con esto y Wii U puedes reducir a mínimos insospechados la pelea por el mando, o combinar y compartir más contenidos a la vez en el salón.

En la app de SmartGlass echamos de menos, no obstante, más opciones como mando de TV tradicional (aquí debería estar lo del audio y los subtítulos), y también notamos que tarda mucho en cargar los canales de OneGuide, y que lo hace constantemente. Por el contrario, el control táctil va muy suave. Y si no quieres o no puedes enviar señal a una segunda pantalla, siempre puedes acoplar la TV para ver las noticias mientras te desahogas en Call of Duty, todo en la misma pantalla.

Aparte de controlar de esta forma la TV normal o TDT vía antena, todo el sistema está preparado para hacer lo propio con tu receptor de audio e incluso con tu sistema de satélite, y es compatible con una gran cantidad de marcas y modelos. Lógicamente, ambos aparatos deben estar conectados por HDMI, y si te preguntas qué pasa cuando dices "Xbox, ver la tele" (a nosotros nos pasó), estas fuentes alternativas aparecen con todos sus canales listados a continuación de los de antena, en el espacio "Contenido HDMI". Así puedes saltar, efectivamente, de "Ver Canal Plus" a "Ver Telecinco", y el sistema cambia de una fuente a otra si le hace falta. Finalmente, nosotros dejamos que "Xbox, encender" ponga en marcha tanto la consola como la tele, pero es opcional y debes mantener el canal HDMI de la Xbox One en la TV si quieres que funcione.

Análisis: Sintonizador de TV Digital de Xbox One
El Sintonizador de televisión digital para Xbox One tiene un PVPr de 29,99 euros en España.

Llegamos a este punto con algunas pegas y algo de confusión, pero también con algunas facilidades y servicios muy interesantes. Entonces, ¿merece la pena comprar el Sintonizador de TV Digital de Xbox One por su precio oficial de 29,99 euros? Bueno, es principalmente cuestión del uso que le estés dando últimamente a tu consola en combinación con tu tele y otros aparatos. Y de los servicios que te ofrezca tu televisor por sí solo. Si no tienes Kinect ni un dispositivo móvil conectado por SmartGlass se te va a quedar muy corto, y todavía deben actualizar el software para que ofrezca todas las opciones exigibles y ofrece más ayuda/tutoriales. Sin embargo, si estás muy acostumbrado a usar comandos de voz con Kinect y ya usas de forma natural el satélite u otras fuentes desde Xbox One, lo cierto es que hablarle a la tele, pausar cualquier contenido o, sobre todo, mandar la señal por streaming a una tableta, son comodidades muy bienvenidas. Comprueba cuánto te pesan las pegas que ponemos y sabrás si este producto es para ti. Nosotros seguiremos usándolo a la espera de esas mejoras.

Actualización:

El pasado mes de noviembre, Microsoft aplicó la actualización '1411 update' al Sintonizador de TV Digital de Xbox One, permitiendo seleccionar canales de audio y opciones de subtítulos, lo que elimina uno de los fallos que el producto presentaba de serie. Para cambiar idioma o subtítulos, pulsa el botón A y luego el botón 'CC' que ahora figura a la derecha de la pantalla.



Cargando más contenido