Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Mario Party: Star Rush

Análisis de Mario Party: Star Rush

La serie regresa a Nintendo 3DS con ideas interesantes que por desgracia no están bien aprovechadas.

  • Texto: Sergio Tur
Facebook
TwitterReddit

Es un hecho que Mario Party no goza de su mejor momento. Tras su última entrega en Nintendo 3DS y una irregular incursión en Wii U no se sabía muy bien qué esperar cuando Nintendo anunció el regreso de la serie a la portátil. En un título en el que toda su diversión radica en el multijugador con amigos, la gran asignatura pendiente era mejorar la interacción y conexión con otros jugadores. Ese es el punto de partida con el que Mario Party: Star Rush quiere volver a ganarse la confianza de los seguidores de la franquicia y una de las grandes novedades que incorpora.

En cierta forma uno de los rasgos que definen la licencia es la forma en la que se premia la diversión inmediata sin necesidad de conocimientos previos o destrezas. La base es el factor suerte como en cualquier juego de mesa en el que todo se reduce a lo que decidan los dados. Con el tiempo la fórmula se ha ido perfeccionando, eliminando capas superficiales y añadiendo mejoras que se traducen en unas mecánicas de juego con más sustancia. Nintendo es consciente de que Mario Party: Island Tour supuso una gran decepción por la selección de minijuegos y la duración exacerbada de las partidas.

Star Rush se aleja desde el primer minuto de sus antecesores con interesantes cambios en el conjunto. La presentación y estructura de los distintos modos de juego es un golpe en la mesa respecto a lo visto anteriormente apostando por un menú con cada apartado a los que acceder de forma inmediata. La serie dice adiós a los grandes tableros de antaño para relegar su principal atractivo a partidas cortas de no más de diez minutos con diferentes objetivos. Se acabaron las sesiones de juego eternas en las que había que esperar a que cada jugador tirara los dados, pues ahora todo se hace de forma simultánea en un único turno.

Mario Party: Star Rush
Mario Party: Star RushMario Party: Star Rush

Toads a la aventura es quizás el modo que más recuerda a los anteriores por su estructura convencional de tablero en el que conseguir el mayor número de estrellas. El movimiento por los escenarios es mucho más amplio y ágil que antes pudiendo elegir distintas rutas y no un único camino establecido como ocurría en otras entregas. En las casillas aparecen durante la partida objetos que dan bonificaciones, personajes como Mario, Luigi o Peach que actúan como aliados y enfrentamientos contra jefes finales. En estas fases cada enemigo nos reta planteando situaciones tan diversas como recolectar manzanas bajo los ataques de un Goomba gigante o freír a cañonazos al gran Bob-omb.

La adaptación del estilo de juego a portátil ahora cobra más sentido por la inmediatez de las partidas sin pausas incómodas. Sin embargo, se echa en falta el modo tradicional, aunque fuera con ligeras modificaciones para que el formato encajase en 3DS. La sensación que predomina en todo el título es la de estar ante una oportunidad perdida. Los enfrentamientos con jefes son curiosos, pero en su gran mayoría se resuelven de forma sencilla y no hacen honor a sus personajes. Por otro lado, Star Rush añade una barra de progresión en el que disputando partidas se desbloquean nuevos modos de juego. Es un sistema diseñado para alargar la duración con tareas constantes para el jugador, pero debido a la irregular calidad de los minijuegos lo correcto hubiera sido añadir todos desde un comienzo.

Un ejemplo es el modo Maratón Monetaria donde toca competir en una carrera determinada por el número de monedas que obtengamos en distintas pruebas. Algunas son divertidas y simpáticas, pero al ser solo doce caen con rapidez en la monotonía de pasar una y otra vez por las mismas. Es de agradecer que muchas utilicen con acierto las características de la portátil como la pantalla táctil o el micrófono, pero no hay desafíos originales en este sentido.

Todo lo que envuelve a Star Rush presagia un paso adelante en la franquicia, pero solo hay que rascar un poco para observar que estamos ante una iteración más de la serie que no destaca por su innovación. El problema es cuando se unen retos simpáticos como Puzle Numérico y minijuegos soporíferos como Dando la Nota que juegan con el ritmo presentando remezclas de melodías de Super Mario, lo que quizás sea su único aliciente. El esfuerzo de Nintendo por añadir nuevos modos de juego no es suficiente para atraer al jugador por los altibajos en la calidad de sus pruebas.

Mario Party: Star Rush
Mario Party: Star RushMario Party: Star RushMario Party: Star Rush

Hay muchas sensaciones encontradas en el conjunto. Sin lugar a dudas el gran acierto es la posibilidad de jugar con un único cartucho en multijugador descargando una aplicación gratuita llamada Party Guests desde la eShop. Sin embargo, la serie aún no ha dado el paso al cooperativo online y por tanto toda la diversión queda relegada a la capacidad que tengamos para reunir a las amistades en una misma habitación.

A nivel audiovisual parte de lo visto en Island Tour, por lo que no hay grandes sorpresas. Su apartado técnico es correcto, no brilla en ningún aspecto e incluso en ocasiones brinda alguna animación que desentona por su pobre calidad. De la misma forma, hay buenas intenciones en el grado de libertad que reporta el diseño de niveles, pero a efectos prácticos nos encontramos con escenarios muy simples. El juego cuenta con voces (aunque escasas) en castellano, así como una banda sonora alegre que cumple sin más.

Mario Party: Star Rush es entretenido si buscamos diversión fácil e inmediata. Es simpático y agradará a los seguidores de la franquicia, aunque podría dar más de sí. Nintendo ha incluido de forma tímida cambios en la fórmula que encajan mejor en el formato portátil y con los que quiere alejarse de lo visto en anteriores entregas, pero cae en los mismos errores del pasado. Su pobre selección de minijuegos y la falta de ambición hacen de Star Rush una oportunidad perdida de dar un paso adelante en la serie.

Mario Party: Star RushMario Party: Star Rush
06 Gamereactor España
6 / 10
+
La fórmula encaja como un guante en portátil; jugar en multijugador con un único cartucho; algunas pruebas son simpáticas.
-
Poca innovación; todos los minijuegos no están al mismo nivel; seguimos sin online.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países