GR STREAMING
Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Chase: Cold Case Investigations - Distant Memories

Chase: Cold Case Investigations - Distant Memories

Taisuke Kanasaki regresa con una aventura que recuerda a obras de la extinta Cing como Hotel Dusk.

  • Texto: Sergio Tur
Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Cuando la compañía Cing cerró en 2010, fuimos muchos los que recibimos con tristeza la noticia. El estudio es responsable de títulos sobresalientes como Another Code: Two Memories y Hotel Dusk: Room 215 en Nintendo DS. Cualquier fan del género sabe lo que esto significa y por qué existía tanta expectación alrededor del nuevo juego de Taisuke Kanasaki, director de estas obras y ahora de Chase: Cold Case Investigations.

El mal llamado sucesor espiritual de los trabajos anteriores de Cing llega a Nintendo 3DS tan solo en formato digital y en inglés. Ese no es el mayor de sus problemas, pues ya estamos acostumbrados a que títulos no dirigidos al gran público lleguen a nuestro país sin localizar y con una distribución más bien escasa. En su día el gran mérito del estudio nipón fue conquistar a jugadores que hasta entonces no habían dado el salto al género de las aventuras gráficas, novela interactiva o cualquier otro término que reúna las características tan especiales que tienen sus juegos.

Nada de eso se atisba en Chase: Cold Case Investigations. Lo que antaño eran tramas adultas y complejas, en esta ocasión presenta un argumento maniatado, simplón y plagado de tópicos más propios de un capítulo de Mentes Criminales que de los creadores de Last Window. Y que me perdonen los fans de la serie policíaca, pero las expectativas eran mucho mal altas de lo que ha resultado ser el producto final. No ha sido un parto fácil y en gran medida los responsables de que el título finalmente haya salido al mercado recae en Arc System Works con el precepto de estar ante una aventura aislada (su precio es de 6€) y no un juego completo.

Sin lugar a dudas todo lo que rodea a la obra juega con la nostalgia y el recuerdo que los jugadores tienen de los antiguos trabajos de Cing. Me niego a creer que sea casual el diseño casi idéntico del protagonista, el detective Shounosuke Nanase, con Kyle Hyde de Hotel Dusk. Sin embargo, las referencias se quedan en un plano superficial y pronto descubrimos que aquí el fondo, si es que lo tiene, es intrascendente. La historia nos pone en la piel de dos agentes de un particular departamento de policía dedicado a casos abiertos. Todo comienza cuando una extraña llamada devuelve a la actualidad un crimen cometido hace cinco años y que quedó archivado tras considerarse un accidente sin más.

En la poco más de una hora que dura la aventura es difícil entender o siquiera imaginar qué tipo de relación existe entre Shounosuke Nanase y su ayudante Koto Amekura. Es imposible empatizar con personajes que no tienen ningún trasfondo ni motivación personal que ayude a dibujar un arco argumental. Esta versión reducida a la mínima expresión del binomio por antonomasia que representa Sherlock Holmes y John Watson se pierde entre líneas de diálogo más preocupadas de intentar dar sentido a la desganada historia que en perfilar las ambiciones de cada uno. El problema es la escasa duración que en todos los aspectos juega en contra de un título con pocas ambiciones y demasiado reciclaje respecto a lo visto en el pasado.

Las mecánicas de juego son similares a las de otros juegos del extinto estudio, pero simplificadas hasta el punto de ser un mero trámite para continuar la historia. Hay que investigar los escenarios pulsando en la pantalla táctil los puntos que llamen nuestra atención y hablar con los testigos para descubrir sus verdaderas intenciones. Sobre el papel es interesante, pero es tan absurdamente sencillo y monótono que no supone ningún reto para el jugador acostumbrado a títulos del género. Cuando fallamos en los momentos clave, un medidor baja hasta lo que supone el fin de la partida. Sin embargo, en ningún momento se llega a tal situación y el riesgo se ha reducido tanto que con pulsar al azar es posible seguir hacia adelante.

Hay buenas ideas tras Chase: Cold Case Investigations, en cualquier caso. El estilo artístico es carismático y se atisban algunos aciertos en los giros que ofrece el guion. Todo queda empañado por la falta de creatividad para plasmarlo en pantalla, pero aún quedan resquicios de las grandes obras de Kanasaki. Los interrogatorios requieren estar atentos a conversaciones pasadas y a revisar las pruebas que tenemos en nuestro poder, lo que si no fuera por la irrisoria decisión de tener que elegir entre dos respuestas (una verdadera y otra falsa), añadiría cierta profundidad al resultado.

El único aspecto en el que se aprecia un paso adelante es en las ventajas que confiere el uso de las tres dimensiones (no confundir con el efecto 3D de la portátil, con el que no cuenta) junto a los habituales fondos en 2D. El resultado se asemeja a las últimas entregas de Phoenix Wright y da a los personajes animaciones más naturales y detalladas. La música, por su parte, bebe del jazz que tan bien funcionaba en Hotel Dusk. Aquí vuelve a ser un acierto y nos predispone a registrar palmo a palmo cada prueba del caso sin caer en la monotonía.

En general da la sensación de estar ante un trabajo inacabado o una producción más grande recortada en formato episódico. Falta arrojo y chispa en un título del que su mayor virtud es que recuerda a los grandes éxitos pasados del estudio. La simpleza de sus mecánicas, una duración que no pasa de las dos horas y un argumento sin gracia con más de un deus ex machina condenan a Chase: Cold Case Investigations al ostracismo. Este no es el regreso de Taisuke Kanasaki que muchos esperábamos.

05 Gamereactor España
5 / 10
+
Un estilo artístico con carisma; la música noir le sienta de maravilla.
-
Escasa duración, mecánicas simplificadas, historia llena de tópicos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países