Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
análisis

Knee Deep

Tras más de un año en PC, esta extraña aventura por episodios se atreve con las consolas.

  • Texto: Kieran Harris
Publicidad:

Knee Deep, el debut del estudio 'indie' Prologue Games, es una miniaventura por episodios al más puro cine negro que se desarrolla como una obra de teatro en vivo. Salió en Steam en 2015 y, por fin, el título ha dado el salto a las consolas, de forma que todo aquel que lo desee podrá disfrutar del curioso mundo de Cypress Knee.

Corre el rumor de que Tag Kerm, el pez gordo de Hollywood, ha fallecido en extrañas circunstancias en el pantano de Cypress Knee, en Florida. Para descubrir la verdad, tres investigadores se han puesto manos a la obra: Jack Bellet, Romona Teague y K.C. Gaddis, y los guiarás durante los tres actos principales de Knee Deep. Jack es un periodista acabado con una vida familiar un tanto problemática y un ansia incansable por volver a lo más alto; Roma es una joven angustiada que dirige uno de los blogs más prometedores de Internet, y K.C. Gaddis es un policía implacable que se ha convertido en investigador y va siempre acompañado de su fiel amigo canino. Al principio parecía que sería un caso sencillito, pero tras interrogar a los residentes locales, su extraño comportamiento y sus testimonios contradictorios hacen saltar las alarmas de la sospecha.

Lo mejor de Knee Deep es la forma individualista que tiene de contar la historia, que se desarrolla en un estrado, en frente de una audiencia en vivo. Cada aspecto del entorno va moviéndose a medida que el jugador se mueve y permite que el usuario pueda explorar los distintos lugares desde los confines del escenario. Lo cierto es que ver cómo cambia el escenario de una autopista con tráfico a una oscura sala de interrogatorio, por ejemplo, es muy entretenido. Además, los sonidos del público logran crear la ilusión de que estás a cargo de una producción teatral, aparte de que hay otros detalles, como las pantallas de fondo para mostrar las conversaciones, que mejoran todavía más la experiencia.

Knee DeepKnee Deep
Knee Deep

Eso sí, puede que el humor sea un poco irregular y podrás ver alguna que otra referencia a la cultura pop que no está en contexto con el resto del juego. También te cansarás de algún que otro chiste que se repite, sobre todo porque el alcalde de la ciudad suele utilizar frases en el contexto equivocado y porque el gerente del parque, Remy, solo habla en tercera persona. Otro error que hemos visto es que las conversaciones dejan unas pausas un tanto extrañas y falta el flujo que sí se puede ver en los títulos de Telltale, porque te obligan a responder en tiempo real. A ver, no es nada grave, pero ver a los miembros del reparto en silencio empeora la ilusión teatral de la que hablábamos antes.

Por otro lado, podrás ir escribiendo informes en los que tendrás que elegir qué hechos publicar y con qué tono lo vas a hacer. Por ejemplo, escribir un informe demasiado mordaz puede enfurecer a los residentes y hacer que te den menos información, mientras que, si decides obviar sus consejos, te ganarás su desaprobación. Más allá de los informes y de seleccionar las opciones de diálogo, el 'gameplay' es muy simplón y solo tendrás que completar rompecabezas en las escenas del crimen e interactuar con otras distracciones secundarias. La verdad es que si hubiesen permitido interactuar de una manera más profunda con el mundo del juego, la experiencia habría mejorado mucho y se habría conseguido algo de variedad.

Por último, a pesar de alcanzar unos extremos un tanto absurdos en el acto final, el guion se sujeta y es una delicia experimentar la historia desde las tres perspectivas de los personajes y ver cómo se van cruzando sus caminos. Por desgracia, el final parece un poco rebuscado y está bastante alejado del típico asesinato que se nos presentaba al principio. Eso sí, Knee Deep brilla en el buen ritmo de la historia y en esa sensación de intriga y misterio que no cesa en ningún momento.

Con respecto a la estética del título, se puede apreciar un guiño a las aventuras gráficas de la década de los 90 (aunque ya estén pasadas de moda), como The Longest Journey, Grim Fandango y Sam & Max Hit the Road. Sin embargo, bajo esa capa brillante de morriña, se encuentra una sincronización labial cutre y unas animaciones demasiado rígidas. La banda sonora, clásica del cine negro, es apropiada, pero le falta algo de contenido, más que nada porque acaba repitiéndose (sobre todo un estridente tañido de guitarra que se repite entre secciones). Puede que haya sido adrede para resaltar las voces y el ambiente del teatro, pero parece demasiado simple.

Es posible que a Knee Deep le falte un poco de pulido, sobre todo con la banda sonora y la presentación, y que su sistema de juego sea demasiado básico, pero sigue siendo una experiencia que merece mucho la pena, especialmente si eres un fan de las aventuras gráficas que busca algo que revolucione el género. Nosotros nos quedamos un tanto confusos con el final al caer el telón, pero nos pareció que la experiencia bien vale el precio de la entrada. Nos ha quedado claro que Prologue Games es un equipo muy capaz con unas ideas muy valientes y, aunque Knee Deep no es perfecto, hay que alabar que hayan intentado combinar un concepto innovador con un género muy querido.

Knee DeepKnee DeepKnee Deep
Knee Deep
Knee Deep
Knee Deep
Knee Deep
06 Gamereactor España
6 / 10
+
El concepto del escenario en directo es muy interesante; el guion funciona en su mayor parte, y los entornos están muy bien hechos.
-
El sistema de juego es demasiado básico; el humor no da en el clavo, y el acto final da un giro que empeora la experiencia en general
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países
Publicidad: