Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
análisis

Lego Worlds

TT Games ha cogido su experiencia en Lego y la ha puesto al servicio de los bloques al estilo Minecraft, pero a su manera.

  • Texto: Graham Bellars

La premisa inicial es sencilla y directa porque tienes que ir de escenario en escenario recogiendo bricks dorados que sirven como combustible para que tu nave espacial pueda seguir su viaje de planeta en planeta. El objetivo final es convertirte en un Maestro Constructor, pero no de cualquier firma, sino con la impronta de estos juguetes por lo que transmite la sensación de ser una herramienta de creación virtual más fiel que los videojuegos anteriores. Los escenarios se crean de forma procedural, es decir, que cambian con cada partida, pero parecen diseños reales a mano que los fans van a apreciar.

Publicidad:

Los primeros mundos que vas visitando sirven como tutorial, con la ayuda de algunos personajes PNJ que te van dando instrucciones sobre cómo utilizar objetos, estructuras y herramientas para resolver puzles sencillos y completar misiones. El personaje principal tiene el set de movimientos básicos de un juego de TT Games y uno nuevo, la capacidad de escalar por cualquier parte. Así se abre una nueva dimensión en vertical que te quita el miedo a meterte en un pozo o a subir a una montaña.

Lego WorldsLego WorldsLego Worlds
Lego Worlds

Pero no todo es libre. Hay algunas partes que sí son narrativas, comenzando por ese tutorial, aunque por desgracia no hay secciones habladas, son solo bocadillos acompañados de ruiditos. Es un paso atrás respecto al resto de la saga, en la que las charlas divertidas siempre han animado a ir un poco más allá. A cambio, Lego Worlds cuenta con una banda sonora exquisita que va marcando el ritmo y las diferencias entre cada zona que visitas. Aporta el empaque y la credibilidad perdida previamente.

Cuando acabas el tutorial, empieza el videojuego. Es el momento de viajar libremente por todos los espacios habilitados en busca de bricks dorados que permiten ir más y más allá. Las formas de conseguirlos son muy variadas, porque al fin y al cabo esa es la base para que no se convierta en un título repetitivo. Están las más básicas, como son resolver los problemas de algunos de los personajes o acabar con los malvados que andan por ahí provocando problemas y llevan alguna encima.

Lego Worlds
Lego WorldsLego WorldsLego Worlds

La otra forma de lograrlo es encontrando los cofres del tesoro que hay escondidos por el terreno, aunque también pueden contener ítems o armas con las que seguir avanzando. Muchos de estos cofres están escondidos en las profundidades de una cueva, así que ponen a prueba la habilidad de transformación del terreno del jugador y las herramientas de acceso rápido.

No es difícil llegar a los 100 bloques dorados, que es la cantidad necesaria para poder abrir los accesos a los mundos realmente complejos y ricos y el editor de niveles desde cero. En primer lugar, porque es un juego para todos los públicos que no supone mucho reto, y en segundo lugar porque no están tan escondidos, ya que sale un buen rayo dorado de cada uno de ellos. Los primeros escenarios exhiben su flora, fauna y vehículos, pero después encuentras otros con planetas realmente interesantes, con pueblos y ciudades más complejas.

Hay un problema gráfico que pone todo este sistema en peligro. El aspecto general de Lego Worlds es atractivo por cómo consigue trasladar unos juguetes de verdad a un mundo virtual sin que tus habilidades cambien, es decir, montar y desmontar. Sin embargo la distancia de dibujado es muy pobre y en ocasiones pensarán que ya no queda nada más allá cuando realmente hay algo por descubrir, solo que realmente aún no ha hech pop en la pantalla.

Lego Worlds
Lego WorldsLego Worlds
Lego Worlds