Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands /
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Mario Kart 8 Deluxe

Mario Kart 8 Deluxe

Nintendo ha reciclado el Mario Kart de Wii U para Nintendo Switch y le ha metido un modo batalla completo. ¿Es suficiente para justificar su vuelta?

No han pasado ni tres años y aquí estamos otra vez, delante de los coches de Nintendo dando vueltas en círculo y espiral a las pistas mientras reciben piñazos por todos lados o se escaquean con jugadas maestras y objetos. Se trata del juego más vendido de Wii U, probablemente también uno de los más jugados, pero como la consola no ha sido el éxito que se esperaba, en las oficinas de Kioto están convencidos de que tiene mucho más recorrido por delante si se le da otra oportunidad en un hardware nuevo.

Evidentemente lo tiene, porque es un título extraordinario que no ha perdido ni un ápice de sus virtudes en este tiempo; al contrario, lo que llega es algo así como una edición definitiva porque incluye el juego original, sus espléndidos DLC y las actualizaciones gratuitas como los 200cc. Y, como gran novedad, el modo batalla más complejo que jamás haya tenido esta franquicia para contrarrestar el desastre del de Wii U, ahora formado por cinco estilos con normas distintas para hasta 12 personas online o en red LAN y cuatro offline. Todo a una resolución de imagen duplicada, 1080p en modo sobremesa y 720p en portátil. Es decir, que contenido no le va a faltar.

Poco hay que añadir a lo que ya sabemos de su núcleo, su esencia y su gameplay. Todos los comentarios del análisis inicial y lo que aportaron su DLC 1 y especialmente el DLC 2 sirven como el primer día, porque las mecánicas no han variado. Es un juego de velocidad arcade rápido y ágil que se vuelve más intenso a medida que aumenta el nivel de los pilotos y que puede dar muchas horas de competitivo entre gente de gran experiencia. El control, con joystick o con sensor de movimiento, es tan suave que permite seguir una trazada a la perfección y saltar de ángulo en ángulo de forma milimétrica. Y hay que agradecer las ayudas al pilotaje, tanto en conducción como en aceleración, que engañan a los menos hábiles para que sientan que están haciéndolo solos sin robarles un ápice de gloria.

No podemos pasar por alto las dos novedades principales en el pilotaje porque van a aportar unas pinceladas de diversidad a la estrategia con la que afrontar las carreras. No afecta demasiado el nuevo ultraminiturbo rosa, acumulativo respecto del azul y del naranja, y sustitutivo de la técnica Fire Hopping; obligan a revisar las trazadas para buscar nuevos récords de pista y poco más. Pero sí lo hace el doble objeto, casi como en el clásico Mario Kart: Double Dash. Ahora que se pueden tener dos ítemes a la vez el que marcha primero está algo más protegido (aunque son sobre todo monedas), pero las partidas se han vuelto mucho más locas porque prácticamente se han duplicado los golpes. Las posiciones intermedias se han convertido en una batalla campal y la posibilidad de sacar algo muy bueno en las plazas retrasadas hacen que las remontadas sean aún más épicas.

Mario Kart 8 DeluxeMario Kart 8 DeluxeMario Kart 8 Deluxe
Mario Kart 8 Deluxe

Es muy pretencioso decir que Mario Kart 8 Deluxe tiene medio juego nuevo, porque el modo batalla no tiene el peso que su modo Grand Prix y Carrera VS, pero el contenido adicional de la versión de Nintendo Switch marca de largo la diferencia con respecto a la de Wii U. No se han conformado con la batalla clásica de globos, que vuele con normas un tanto cambiadas, sino que han añadido otros que refrescan el concepto y dan mucha más vida a los ocho escenarios creados para la ocasión. De las pistas cabe señalar el diseño, técnico pero con un par de vertientes siempre para que no sean tan cuadriculados como los antiguos. El de Splatoon es el más vistoso y recrea a la perfección un escenario de Cromópolis, pero hay otras que dan más juego por la combinación de espacios abiertos de guerra total con zonas acotadas para la persecución.

El cambio de normas no ha sentado del todo bien a Batalla de globos, porque se ha convertido en un reto de puntuación y no de supervivencia, y eso le ha restado muchísima intensidad y tensión. Todo lo que sí traen dos de los nuevos, Patrulla Piraña y Asalto al sol. El primero es un pilla-pilla por equipos que puede acabar siendo muy divertido con gente con la que coordinarse, y aquí hay que recordar que no hay chat de voz. Y el segundo es una prueba de aguantar 20 segundos con el sol en tu poder y el resto detrás persiguiendo, toda una carnicería a la que gustosamente te sometes. Si no sueles jugar en casa a pantalla dividida para cuatro, en ninguno de estos dos van a faltar usuarios conectados para jugar online porque son tremendamente adictivos. Además, hay multitud de opciones de configuración de las partidas (con o sin equipos, tipos de objetos, tipos de vehículos, número de rondas...) para poder descartar lo que no merece la pena y quedarse con lo bueno.

Nintendo vende como razón para cambiarse de versión el contenido, porque es cierto que nunca hubo tanto en un título de la serie. Son más de 40 circuitos y más de 40 personajes, más todos los coches, motos, ruedas y alas que hay que ir desbloqueando. La entrada de los inklings no aporta nada realmente, pero al menos atraerá a todo ese público que se ha aficionado a ellos. Mario Kart 8 Deluxe es más que MK8 por sí mismo, pero además también gana gracias a Nintendo Switch, y ese es para nosotros el auténtico factor de defensa de la versión.

La versatilidad que ofrece la consola híbrida encaja a las mil maravillas con el estilo de Mario Kart, y eso se ha demostrado entrega a entrega: de sobremesa, cada vez más centradas en el online y el multi local, y portátil, basadas en el juego en red local. Ahora vamos a tener las dos y a doce pilotos, sin embargo se ha sacrificado el modo descarga que permitía compartir un cartucho entre varias consolas, aunque sí puedes compartirlo entre cuatro mandos. La calidad de la conexión es muy buena, el lag inexistente (con servidores casi vacíos, hay que decir) y además ahora permite cambiar de vehículo y personaje en la sala de espera online, un detalle de agradecer.

El otro aporte de la consola es, recordamos, ese incremento de resolución de la imagen, que ahora se reproduce hasta en 1080p y 60 fotogramas por segundo estabilísimos (y no, los picos de ajuste de la versión anterior ni mucho menos eran un problema) en modo TV y se queda en los antiguos 720p60 en modo portátil. No hay tanta diferencia, es el mismo juego que ya estaba estéticamente impecable gracias a unas decisiones de diseño muy sabias para maximizar la vistosidad de los escenarios combinadas con animaciones graciosas de los personajes. Se nota y se agradece el aumento de resolución sin ser un motivo para vender el juego. Y no podemos despedirnos sin recordar su grandiosa banda sonora, con piezas orquestadas muy pegadizas a las que se añade, no podía faltar, una basada en Splatoon.

Mario Kart 8 Deluxe es un juego totalmente recomendable para todo tipo de jugadores, los que disfrutan de la conducción y los que buscan pasarlo bien de forma relajada, porque siempre se encuentra un rato para correr y lo más importante no es ganar. Es la mejor versión posible y la más completa, también es la mejor para una híbrida con estas características. El otro debate es el precio, porque cuesta como un juego nuevo. ¿Lo merece o debería haber bajado? Esa valoración tendréis que hacerla vosotros, pero la calidad es indiscutible.

Mario Kart 8 Deluxe
Mario Kart 8 DeluxeMario Kart 8 DeluxeMario Kart 8 Deluxe
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Cantidad desbordante de contenido. Un modo batalla más variado que nunca.La conducción sigue siendo exquisita. Se ajusta a la perfección a la versatilidad de Nintendo Switch.
-
No ofrece el modo Descarga de las versiones portátiles.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países