Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
críticas de cine

Alien Covenant

Ridley Scott vuelve al principio.

Prometheus no logró crear consenso entre los fans de Alien, así que la decisión de Ridley Scott de volver a ese entorno con Alien Covenant nos hacía preguntarnos si estaba tratando de resarcirse con un peliculón que sellase de una vez aquella disputa o si estaba metiéndose en terreno cenagoso. Aunque la mayor de nuestras dudas era saber si hacía falta conocer lo que pasó antes de Alien o no. Al fin y al cabo, hay asuntos que ganan con el misterio e historias que es mejor no contar.

La primera mitad de la película nos dio muchas esperanzas de que estábamos ante otra de las obras de Scott que perduran en el tiempo, pero, por desgracia, a partir de ahí comenzó una caída en picado.

En esta ocasión nos toca montar a bordo de la Covenant, junto a una tripulación que acaba de despertar de su periodo de criogenización para superar el largo viaje en busca de un nuevo planeta que hacer suyo y colonizar con todo un pasaje de expedicionarios y embriones. Durante una serie de reparaciones que obligan a detener temporalmente el viaje, llega una señal misteriosa de un planeta no muy lejos de allí. Y qué buena suerte, porque es un terreno semejante al de la Tierra y aparentemente abandonado, ideal para esta nueva etapa. Un lugar que bien se merece una exploración sosegada por esta tripulación que no está formada por marines musculados sino por civiles con sus limitaciones.

Hay muchos elementos del inicio de Alien Covenant que recuerdan a la primera. También hay un gancho con el pasado en la forma de conocer a los personajes, tanto a la potente Daniels (Katherine Waterston), como a Waler, interpretado por Michael Fassbender. Sobre ellos va a recaer gran parte de la responsabilidad de conectar con el espectador, pero lamentablemente el vínculo nunca es suficientemente fuerte y es inexistente por momentos.

Alien Covenant

Hay otro aspecto que debilita esta obra, su naturaleza híbrida entre las temáticas de la propia Alien y Blade Runner. Porque aquí no se aprecia por ninguna parte la potencia y la garra que hicieron que esas hayan pasado a la historia. Al quedar partida en dos mitades tan concreta por una situación muy reconocible, Scott ha tratado de explotar dos temas que ya ha tocado en su filmografía, entre los que están el deseo del hombre, incluso sintético, de ir más allá de sus posibilidades y capacidades. El sueño de convertirse en un dios y crear vida une Prometheus con Covenant, pero aquí se ejecuta de una forma tan banal que casi parece una comedia.

En lo que no decepciona este película es por su puesta en escena. El equipo ha creado un planeta abandonado majestuoso que se abre a la tripulación al espectador de forma imponente mediante planos y una fotografía capaz de expresar todo el detalle y el mimo que han puesto en él. Probablemente tener ese tablero de juego tan noble y cuidado deja en una posición incluso peor el pobre movimiento de fichas que hay sobre él y ahonda en sus defectos.

Alien CovenantAlien Covenant

Si algo nos dejó claro Prometheus es que Scott ha perdido las ganas de imbuir terror en sus obras de ciencia ficción y cada vez se dedica más a la acción corriente. Una decisión que no parece aportar nada a su forma de crear, porque ni consigue ser más incisivo ni tampoco más excitante. Queda confirmado en cuando hacen acto de presencia los xenomorfos, que a pesar de conservar el diseño de H.R. Giger que tantas veces hemos visto, en esta ocasión son incapaces de transmitir el impacto emocional y el pavor que en otros tiempos nos transmitían. No es por ellos, es por nosotros, porque se ha perdido la sensación de inquietud y el hormigueo que conectaba tu estómago con la pantalla en una película de Alien.

El listón estaba muy bajo si la comparación era con la precuela original, y ni por esas consigue superarla. Ridley Scott tenía en sus manos una localización muy rica y unos personajes consagrados con los que tratar de reengancharnos a su causa, pero lo único que ha conseguido ha sido disgustarnos con una película caótica que no consigue aprovechar la fuerza del género y de la franquicia. Es una pena porque estamos convencidos de que aún le quedan ideas buenas que debe explorar y plasmar, pero que debe cuidar para que no se echen a perder con segmentos como la segunda mitad de esta, ahora innecesaria, Alien Covenant.

Alien Covenant
Alien Covenant
05 Gamereactor España
5 / 10
+
Buena dirección, Katherine Waterston y Michael Fassbender están sensacionales, mucho ritmo.
-
Mala combinación de temáticas de Alien y Blade Runner, incapaz de tejer vínculos con el espectador, segunda parte aberrante y sin rumbo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países