GR STREAMING
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Everspace

Everspace

Rockfish ha lanzado su shooter espacial roguelite y los resultados son impresionantes.

En los últimos tiempos, las mecánicas roguelike parecen haber tomado la galaxia. Everspace es la última incorporación a la larga lista de juegos que toman como fuente de inspiración el clásico de exploración de mazmorras de antaño, Rogue. Sin embargo, si bien es cierto que Rockfish ha adoptado algunos de los aspectos fundamentales del género, también es verdad que han intentado utilizarlos de una forma novedosa y diferente. Para empezar, los gráficos ASCII han dado paso a los asteroides, y el sistema de muerte permanente abre el camino a un sistema de progresión lento, en el que, con cada fracaso, el jugador obtiene créditos que puede emplear en mejorar la nave (aunque sea solo un poquito) antes del siguiente intento.

Everspace tiene una historia con la que los desarrolladores hacen un esfuerzo por justificar la naturaleza repetitiva propia del género roguelike, que ya es más de lo que se molestan en hacer otros, para ser sinceros. Por supuesto, se trata de un argumento con un tono futurista muy apropiado que explica cómo, después de morir, el jugador vuelve a la vida a través del cuerpo de un clon recién creado. A lo largo de nuestra aventura, nuestro guía es una voz robótica que nos habla a través de varias cosas -algunas, inofensivas; otras, no tanto- que nos vamos encontrando por el camino antes de morir y que la acción vuelva a empezar desde cero. Sea como sea, funciona. Los de Rockfish se las han arreglado para crear una ambientación tan cohesionada como propia y que no tiene nada que envidiar a la de otros títulos del género, como Darkest Dungeon, Invisible, Inc. o, si echamos la vista atrás, Rogue Legacy.

Everspace

La mayor parte del tiempo, jugamos en dificultad normal, que, como bien nos indicaron los desarrolladores, es "la forma en la que se supone que tienes que morir", pero tenemos que admitir que nos divertimos más jugando en el modo fácil. No es lo que solemos hacer cuando nos peleamos con un roguelike, pero, en este caso, el sistema de juego más indulgente encajaba a la perfección con el elaborado argumento que se introdujo cuando Everspace pasó la fase de acceso anticipado. Al aumentar nuestra longevidad, pudimos explorar más el juego; antes, nuestras muertes eran bastante prematuras y era una pena tener que volver a empezar constantemente justo cuando empezábamos a pillarle el gustillo.

En Everspace, nos pasaremos la mayor parte del tiempo enzarzándonos en combates aéreos con otras naves espaciales. Es precisamente en este aspecto que los de Rockfish han hecho un gran trabajo. La acción de Everspace nos recuerda más a los arcade que a títulos más basados en la simulación, como Elite: Dangerous, por lo que es uno de esos títulos en los que es muy fácil empezar a divertirse nada más coger el mando gracias a unos controles muy intuitivos (nosotros jugamos en PC con un mando de Xbox One y todo funcionaba perfectamente). Cada nave cuenta con un número limitado de armas y sistemas tácticos, pero si los usamos con cuidado y los combinamos bien, podremos derrotar a la mayoría de los enemigos con los que nos topemos. Las armas que funcionan con energía, por ejemplo, son estupendas para destruir los escudos, así que podemos pegar unos cuantos tiros con ellas para debilitar a nuestro oponente antes de pasarnos a las balas, con las que atravesaremos el casco de la nave en cuestión de segundos. Los combates suelen ponerse intensos, por lo que nos veremos rodeados de explosiones y balas que nos pasan rozando por todas partes. En ocasiones, ocurren demasiadas cosas al mismo tiempo, y esto, desgraciadamente, da lugar a caídas evidentes (aunque llevaderas) en la tasa de fotogramas por segundo.

Everspace

A lo largo del juego, obtendremos mejoras deshaciéndonos de enemigos, así como explorando los escenarios, por lo que tendremos que dedicarle su tiempo a descubrir los secretos que oculta cada zona. Desde luego, si jugáis en modo normal o difícil necesitaréis llevar provisiones si pretendéis avanzar. Como decíamos, para obtener todo ese equipo tan necesario tendremos que tomarnos nuestro tiempo y explorar bien cada sistema, explotando sus recursos y buscando entre la basura espacial antes de pasar al siguiente. Los sectores están compuestos por varios sistemas. El jugador posee una capacidad de elección limitada en lo que respecta a cómo progresa, un sistema que nos recuerda a un FTL: Faster Than Light simplificado, aunque, por supuesto, siempre podemos elegir el camino más fácil. Al final de cada sector, encontraremos una especie de portal de distorsión que nos transportará hasta el siguiente nivel, donde nos esperan enemigos nuevos y más poderosos.

Cuando sufrimos daños, podemos reparar nuestra nave si contamos con los recursos necesarios. Hay que tener en cuenta, no obstante, que a veces el sistema estará demasiado estropeado como para arreglarlo y que los materiales que necesitamos no siempre están disponibles en el momento oportuno, algo que, a veces, puede resultar un poco frustrante. Sin duda, recoger provisiones ayuda, pero no siempre es suficiente. Mejorar partes de la nave y realizar reparaciones generales es fácil, pero arreglar ciertos sistemas con determinadas partes se vuelve demasiado complicado y exigente para nuestro gusto. En nuestra opinión, el juego saldría ganando si se simplificase un poco este aspecto.

EverspaceEverspace
Everspace
Everspace