GR STREAMING
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Crash Bandicoot: Nsane Trilogy

Crash Bandicoot: Nsane Trilogy

No todos los viajes en el tiempo sientan igual de bien.

  • Texto: Ford James

Cuando Sony anunció Crash Bandicoot: Nsane Trilogy el pasado E3 2016, los fans de la criatura dieron vueltas de alegría por la esperanza que suponía el retorno de una de las mascotas más queridas de finales de los 90. Ha llegado la hora de volver a controlar a Crash y de acabar con los planes del Dr. Cortex, pero en HD, con gráficos mejorados y animaciones nuevas. Pero hay un tema un tanto peliagudo: en la era de la Realidad Virtual y las 4K, de juegos de mundos que se expanden hasta el infinito como The Witcher 3 y Zelda: Breath of the Wild, ¿hay sitio para un plataformas sin cambios reales de jugabilidad que deja todo el peso de su éxito a la nostalgia?

Lo primero que escuchas nada más empezar la partida es la voz estridente del Dr. Neo Cortex dando pie a una frase que directamente llama a la puerta del pasado. Desde el primer momento, queda claro que Activision y Vicarious Visions han decidido tomar ese camino. No han tratado de introducir elementos nuevos o de revitalizar a Crash, su objetivo era coger los tres juegos originales y cambiar su aspecto para que se vean como los actuales. Es algo que han logrado casi del todo. Desde el primer nivel, en el que Crash despierta en N.Sanity Beach, hasta las cabalgadas sobre Pura en el tercero, pasando por el laboratorio de Cortex en el segundo, todos los entornos se ven ricos y llenos de vida.

Crash Bandicoot: Nsane TrilogyCrash Bandicoot: Nsane Trilogy

Hay que hacer una mención especial algunos niveles, como Ruination de Cortex Strikes Back. Ese cielo nocturno que se ilumina fugazmente por por algún destello mientras tratas de captar partes de su fondo, como por ejemplo un gorila que tira cosas. El aspecto moderno ha quedado fantástico. O también el grado de detalle de la vegetación en esos entornos tropicales o los parpadeos de las bombillas en las zonas industriales con luces dinámicas. Todo eso no era posible en la primera PlayStation, es nuevo.

A pesar de que tiene un aspecto impresionante, al que acompaña un audio remasterizado de mucha calidad, mientras juegas a Nsane Trilogy no consigues tener sensaciones positivas, excepto las que tratan de satisfacer a tu lado más nostálgico. Es cierto que aquella forma de jugar rompió moldes en su momento, en 1996, pero desde entonces el género de las plataformas ha evolucionado mucho y la lista de juegos que mejoran esta propuesta es interminable. Sobre todo teniendo tan reciente trabajos como Yooka-Laylee y cómo ha construido sobre las bases de Banjo-Kazooie a pesar de no tener licencia.

Crash Bandicoot: Nsane Trilogy

La cosa es tan igual que hacer un análisis de una partida a la versión actual apenas difiere de hacerlo del original. Todas las fases son idénticas, así que no hay nada por descubrir o con lo que dejarse sorprender. En el primer juego hay que indagar para encontrar los tres tipos de tokens, y en los otros dos hay que buscar las rutas secretas disponiendo de las gemas necesarias. Tampoco ha perdido lo que le encumbró para bien y para mal del diseño de niveles, esas secciones muy bien planteadas, pero a veces excesivamente complejas, sobre todo si el objetivo es completarlo al 100%.

Te vas a enfadar más de una vez, eso es algo que estos juegos saben provocar. Sobre todo cuando estás a punto de completar algunos de esos retos aleatorios que se piden para sacar todas las gemas, como por ejemplo romper todas las cajas sin perder una sola vida o llegar al final de un camino antes de que se acabe el tiempo. Estas invitaciones a la rejugabilidad tiene ahora una razón más, conseguir la medalla de platino en el modo contrarreloj del tercero, que se ha extendido a todas las entregas. Además, hay clasificaciones online para que los speedrunners puedan demostrarlo fácilmente.

No es fácil ser crítico con él porque tenemos mucho cariño a Crash, pero visto lo visto hubiera sido mejor recibir una nueva entrega, trabajada desde cero. Porque esto son tres juegos que conocemos muy bien, con mecánicas que se han quedado desfasadas y se han visto superadas ampliamente. Sobre todos los dos primeros juegos, con solo un par de acciones para repetir por el mundo entero. El tercero, con el doble salto y el bazoka, más las nuevas situaciones como el ski acuático, tiene mucho más que exprimir. Es cierto que hay una novedad real, que es la introducción de Coco como personaje jugable, y sus movimientos le aportan un toque distinto a las partidas, pero no es suficiente como rescatar al juego del problema temporal en el que se ha metido.

Por tanto, esta primera incursión del personaje en PlayStation 4 tiene sentido solo para quienes tengan devoción por el personaje. No ha perdido carisma, es delicioso para la vista y tiene horas de juego para quienes busquen un 100% a pesar de que la cantidad no es superlativa. Los recuerdos del pasado endulzan las sensaciones del presente, pero el regusto que queda después no engaña. Si lo que quieres es jugar un plataformas 3D moderno, la opción no es Crash Bandicoot: Nsane Trilogy. Pero al menos esperamos que esto no frene la llegada de una secuela de verdad.

06 Gamereactor España
6 / 10
+
Gran trabajo visual y sonoro, gran añadido competitivo para jugarlo muchas veces.
-
Las mecánicas han quedado desfasadas, hay muertes injustas, no hay tanto contenido como parece.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países