Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
ARK: Survival Evolved

ARK: Survival Evolved

El exitoso juego de supervivencia entre dinosaurios llega a las consolas, ¿cómo ha quedado?

  • Texto: Ford James

Ark: Survival Evolved es uno de esos juegos de supervivencia que floreció en acceso anticipado. Tras su lanzamiento, continúa siendo uno de los juegos más populares del género, pues la combinación de dinosaurios con la posibilidad de progresar hacia tecnologías más modernas como cohetes o lanzallamas es un gran atractivo si lo comparamos con otros juegos de supervivencia como Conan Exiles, que quedan estancados en su tema. A pesar de haber visto algún vídeo que otro y de conocer ya lo básico del juego, nuestro crítico se lanzó a la experiencia Ark sabiendo lo mínimo para conseguir una primera impresión real.

Al comenzar apareces en una isla y ahí ya había mucho que ver: un triceratops a la derecha y a la izquierda un brontosaurio enorme y ruidoso, además de otros bichos que correteaban por los alrededores. Intentamos matar a uno de ellos a golpes para conseguir algo de comida u otros materiales, pero se zambulló en el agua, lo que significaba. Envalentonados, nos pusimos a perseguirle bajo la superficie, pero ahí sufrimos nuestra primera muerte en una tumba submarina.

Elegimos la misma zona para comenzar pero al otro lado de la misma isla. Pensando que sería mejor hacernos con un arma, empezamos a golpear árboles, porque así suelen funcionar los juegos de supervivencia, y voila, conseguimos madera y paja. Aun necesitábamos una piedra para hacer un pico y dar golpes a las rocas no surtía efecto, pero había pequeñas piedras por la playa así que tras darle a todos los botones descubrimos que con el triángulo podíamos coger cosas. Hicimos un pico tradicional y, a continuación, intentamos saltar la verja de alguien porque cercaba la playa, pero acabamos atrapados entre la valla de madera y una barrera de pinchos. Nos fue imposible escapar, así que morimos de hambre. Segunda muerte.

ARK: Survival Evolved

Para la tercera vez optamos por una zona más septentrional del mapa, pero con una dificultad fácil. Había muchas plantas y árboles, así que hicimos otro pico y nos dimos cuenta de que el triángulo también sirve para rebuscar bayas y fibra. Pero mientras recolectábamos comida apareció un dilophosaurus y acabó con nosotros antes de poder darle un solo golpe. Tercera muerte.

Una vez dominamos lo básico, pudimos crear enseguida un refugio como base de operaciones para tener un lugar donde resguardarnos y acumular nuestras posesiones. Hicimos y colocamos un par de ladrillos, pero otro dilophosaurus nos sorprendió y acabó con nuestra vida antes de que pudiéramos si quiera hacer una pared. Cuarta muerte.

Como volvimos a aparecer cerca de nuestro cadáver esta vez pudimos avanzar más, conseguimos recuperar nuestros objetos y esquivar al dinosaurio persistente. En un intento por encontrar un lugar que no estuviera tan poblado por criaturas hostiles, intentamos cruzar un río a nado para llegar a una isla cercana, pero nos comieron las pirañas. Quinta muerte. Nuestro sexto intento duró poco, porque intentamos recuperar nuestras cosas de debajo del agua pero nos volvieron a comer las pirañas. Frustrados, nos rendimos y prometimos enfocarlo de otra manera al siguiente día.

ARK: Survival Evolved

Al iniciar el juego por segunda vez encontramos un nuevo servidor, abrimos a un lado la guía de inicio y nos pusimos a ello. El inicio del juego es igual que en otras experiencias de supervivencia (como ya habrás deducido si has llegado hasta aquí): golpear árboles, conseguir madera, recoger otros recursos esenciales hasta tener suficientes para construir un refugio básico, todo esto mientras mantienes los niveles de agua y comida e intentas evitar bestias hostiles. Ark no innova mucho, pero todo lo que tiene es correcto y se compara bien frente a otros títulos.

Subir de nivel a tu personaje tiene como recompensa un punto de habilidad que puedes invertir en cualquier atributo como salud, oxígeno o peso. Es bastante sencillo, pero se hace un poco más complejo con los Engrams, que son básicamente técnicas que tienes que aprenderte para poder crear varios objetos, y cuanto más subas de nivel, más puntos Engrams conseguirás y el despliegue de opciones será mayor. Al principio solo podrás hacer cosas sencillas como una lanza, palos de madera y material de construcción con paja, pero en seguida llegarás al nivel 20 y podrás hacer cosas como tuberías de irrigación para transportar agua, granadas de humo y una pistola de bengala. Si continúas avanzando, con el tiempo conseguirás cohetes, torretas, sistemas eléctricos y mucho más.

ARK: Survival Evolved
ARK: Survival Evolved
ARK: Survival Evolved