Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Dungeons 3

Dungeons 3

Realmforge tiene más y más mazmorras.

  • Texto: Kieran Harris

Ha pasado poco más de un año del lanzamiento en consolas de Dungeons 2 y Realmforge Studios ya tiene su secuela lista. Con esta tercera entrega han conseguido llegar, por fin, a un estreno compaginado de todas las versiones para que ese humor irónico suyo y esa jugabilidad a lo Dungeon-Keeper se expanda rápidamente. No esperamos, por tanto, una entrega arriesgada ni con grandes cambios. De hecho, volvemos a convertirnos en Ultimate Evil para poner en pie un ejército de criaturas monstruosas con el que superar a las fuerzas del bien mientras construimos mazmorras repletas de trampas.

Dungeons 3 es una secuela en toda regla porque recoge el testigo justo por donde lo dejó el anterior. El caso es que Ultimate Evil ha caído en depresión porque ya no le queda nada que masacrar después de aquella gesta. Por suerte, poco después se da cuenta de que había un continente que aún no había descubierto y manda una tropa invasora. Pero no fructifera y por se ve obligado a acudir a la ayuda de Thalya, una sacerdotisa elfa oscura, que debe liderar la construcción de este nuevo imperio del mal. A partir de este punto, ella se convierte en el centro de la historia y también en el personaje jugable principal, la enviada de la destrucción.

Como en la entrega anterior, hay un sentido del ritmo excelente durante toda la campaña. Sabe cómo ir introduciendo más trampas, tipos de salas y facciones para que esas mecánicas mixtas entre la creación de mazmorras y la estrategia a tiempo real vaya creciendo en complejidad. Son dos estilo que conviven, pero que hay que ir alternando de forma ordenada. El juego te obliga a no perder de vista ni el mundo general ni tu mazmorra, no vaya a ser que te pillen en un asalto. También es muy importante la gestión de recursos, es decir, la gestión del oro y de la maldad, que son las monedas con las que ir reclutando más tropas y desbloqueando contenido.

Dungeons 3

El diseño de niveles de esta tercera entrega está marcado por un sistema de generación aleatorio de mazmorras que busca que cada partida sea distinta a la anterior. A partir de ese terreno, como jugador te toca hacer un planteamiento lo más eficiente posible para que se maximice la obtención de recursos y la capacidad defensiva. Los enemigos van a buscar y aprovechar cualquier debilidad que te hayas dejado sin querer, como por ejemplo poner una zona de descanso de guardias junto a la puerta de la mazmorra. Porque también hay que prestar atención a las necesidades de los esbirros, no puede faltar ni comida ni sueño para que estén a tope y no monten huelgas.

Como buen RTS (a medias), hay que hacer un uso eficiente de las unidades. Dungeons 3 ofrece una buena variedad de unidades que obliga a tener equipos equilibrados de sanadores, soldados de alcance y cuerpo a cuerpo, y ser capaz de ir acumulando puntos de experiencia para ir subiendo de nivel. Otra de las novedades para sacar un poco más de partido a los combates son las zonas extra a las que ir en busca de recursos. No solo rompen un poco la estructura lineal de la campaña, además te ofrecen buenos ratos de batalla porque los enemigos no se dan por vencidos fácilmente.

Dungeons 3Dungeons 3

Aunque el continuismo es evidente, los cambios y retoques demuestran que esta tercera entrega está pensada para rematar con los fallos de las anteriores. La mejora de la interfaz de usuario es más que evidente, aunque es cierto que queda algún error. Por ejemplo, hay un nuevo menú para escoger los muñecos sin tener que hacer clic sobre ellos en el mapa. Eso también permite asignar tareas sin tener delante la imagen. Pero también nos ha dado algún fallo en modo pantalla completa.

Se nota que está optimizado para ratón y teclado, pero lo cierto es que la adaptación al mando de Xbox One ha sido bastante buena. Los movimientos y gestos como apuntar o seleccionar áreas se ejecuten bien y de forma fluida, y también es fácil moverse por los menús. Hay un acceso rápido en el d-pad para la mazmorra y el overworld muy útil.

Dungeons 3

Dungeons 3 llega totalmente traducido y doblado al castellano, y aunque se nota que la ironía y el sarcasmo siguen presentes en el guión, pero muchos de los chistes no tienen gracia. El narrador apoyar las fases de acción con algunas gracias y referencia a la cultura pop, pero son tan frecuentes que pierden gancho. También tiene miga al principio su toma y daca con Thalya, pero con el paso del tiempo deja de ser ameno.

En todo el juego hay unas 20 misiones que duran una media de una hora o quizá algo menos, por lo que puedes terminarlo en unas 15 o 20 horas. Además, ofrece la opción de jugarlo todo en cooperativo, y están de vuelta los modos multijugador, incluso con la posibilidad de configuración al gusto de la experiencia.

Dungeons 3 es al mismo tiempo el mejor juego de la serie y una entrega que no se diferencia demasiado de las anteriores. Por eso mismo es más bien una gran puerta de entrada para los novatos en la franquicia que una compra obligatoria para los fans que han llegado hasta aquí un poco cansados de estas rutinas. Si tenéis ganas de provocar muerte y destrucción, esta es una buena alternativa.

Dungeons 3
07 Gamereactor España
7 / 10
+
La IU es más fluida. Cooperativo en toda la campaña. Está más trabajado y mejor rematado que los anteriores.
-
No hace demasiado por reafinar la fórmula de la serie. Hay chistes que salen de tono. Un poco repetitivo si has jugado a los anteriores.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países