Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands /
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Yomawari: Midnight Shadows

Yomawari: Midnight Shadows

Yui y Haru se adentran en la noche y quedan atrapadas en un mundo de siniestros espíritus.

  • Texto: Sam Bishop

Muchos juegos del género de terror en 2017 se basan sobre todo en gráficos realistas. Sabes a qué tipo nos referimos, juegos en los que paseas por el mapa en primera persona y sólo con una linterna, consciente de que alguna niñita o monstruo mutante puede aparecer de repente. Resident Evil 7, Outlast 2 y muchos otros han confirmado que este es una estilo de meter miedo más que contrastado. Sin embargo, se les ha unido otro título de la desarrolladora Nippon Ichi Software, Yomawari: Midnight Shadows, que sigue una táctica ligeramente diferente; bonitos gráficos yuxtapuestos a cosas sobrenaturales y una violencia perturbadora.

Aunque los personajes parecen salidos de un anime infantil, sólo hace falta echar un breve vistazo al mundo que los rodea para darnos cuenta de que no se trata de un dibujo para toda la familia. Todo está sumido en la oscuridad con matices marrones, grises y negros, pero a pesar de que pueda sonar aburrido, el nivel de detalle puesto en el entorno evita que te vayas a dormir, como también lo hace la 'congoja'.

Yomawari: Midnight Shadows

La historia se centra en Yui y en Haru, dos chicas que salen por la noche para ver los fuegos artificiales, pero de camino a casa se separan y se pierden, por lo que deben esforzarse por sobrevivir a la noche y evitar los diferentes espíritus a los que les encanta perseguirte y matarte a la mínima oportunidad que se les presenta. Ah, y ¿hemos mencionado que los espíritus son invisibles a menos que los enfoques directamente con una luz?

En ese sentido, no es difícil toparse con un área de fantasmas y monstruos si no llevas cuidado, pero el juego presenta una pequeña función que evita que vayas directamente hacia los letales monstruos, y es el latido en la parte inferior de la pantalla. Se intensifica cuanto más cerca de los espíritus estés, así que funciona de dos formas: te advierte del peligro mientras sacas rápidamente la linterna para saber desde dónde te persiguen.

Lo que no ves es lo que resulta más aterrador en este juego, el miedo que produce no saber qué hay a la vuelta de la esquina y esto pone todo el énfasis en el audio. La música se desvanece y desaparece casi la mayor parte del juego y te deja sólo con tus pisadas como compañía, es fácil asustarse cuando el latido se hace más fuerte y empiezan los chirridos (lo que también indica la llegada de demonios). Como era de esperar esto también se aplica en los sustos de muerte, pero no es un videojuego que sólo confíe en ellos. Se usan con moderación y con coherencia, a veces nos encontramos con ellos de forma totalmente inesperada sin la anticipación o acumulación habitual.

Los espíritus se presentan en todos los tamaños y formas, lo que ayuda a mantener la frescura y el entretenimiento en el juego, ya que un minuto nos puede perseguir una oscura figura antes de que la cabeza de una muñeca gigante aparezca calle abajo. Todos están desfigurados, deformes y son retorcidos, lo que contradice el diseño ortodoxo de las niñas de una forma muy efectiva, algunos dan verdaderos sustos cuando aparecen.

Yomawari: Midnight ShadowsYomawari: Midnight ShadowsYomawari: Midnight Shadows
Yomawari: Midnight Shadows

Podemos burlar a cada uno de una forma distinta y la mayor parte del tiempo lo que haremos consistirá en huir como cobardes. También podemos usar piedras para distraerlos, aunque sinceramente sólo se usan una o dos veces y en su lugar preferimos escoger correr y escondernos, porque está garantizado que funcionará. Ten en cuenta que cuanto más asustado estés, menos podrás correr, así que no se trata de correr alrededor del mapa cuando quieras. Puedes utilizar los arbustos como escondite, lo que oscurece el resto en la pantalla por completo y reduce a tu perseguidor a una brillante neblina que camina en círculos y te busca en cada callejón.

El mapa equilibra el tamaño con la accesibilidad muy bien, es enorme pero todo se abre gradualmente de forma lógica, con indicadores que te señalan dónde ir. Aquellos que quieran explorar cada rincón y cada hueco tendrán un montón de tiempo para hacerlo, especialmente si les gustan los objetos antiguos para coleccionar, pero rara vez nos vemos atascados en cuanto a dónde ir o qué hacer. Además, si te pilla un espíritu, vuelves a empezar desde el último punto de guardado en el que estabas, pero todo lo que habías recogido o descubierto en el mapa sigue ahí. Un ligero toque más indulgente que en la mayoría de los juegos de terror, pero lo apreciamos, ya que evita que sea aún más frustrante de lo que podría ser.

Algo que también resultó algo incómodo son los problemas que tuvimos con la tasa de fotogramas por segundo, ya que a menudo mientras exploramos el mapa tenemos varias caídas y errores gráficos. Esto nunca fue constante ni continuo, pero suficiente para que se note y rompa un poco la inmersión en el juego, lo que no es exactamente lo que esperamos mientras exploramos.

Otra cosa que estropea un poco el terror es la aparición de los monstruos más grandes. Cuando empezamos el juego y nos persiguen espíritus de todo tipo, solo te da tiempo a echar un ojo antes de huir despavoridos de ellos. Pero cuando por fin los miramos bien nos encontramos con algo que no encaja del todo. Algunos son inquietantes, claro, pero algunos son exagerados y ridículos, lo que quita por completo el factor miedo del juego cuando aparecen.

Yomawari: Midnight ShadowsYomawari: Midnight Shadows

Como ya habréis deducido nos encanta la naturaleza oscura y retorcida de Yomawari y, a pesar de que algunos enemigos puedan resultar poco eficaces, lo que más nos gustó de él fue su ambiente. De hecho, recuerda un poco al magistral terror de Silent Hill 2 en el sentido de que sentimos una grave y funesta aprensión, incluso angustiosa, mientras buscamos un lugar seguro con una sensación constante de inquietud que ayuda a que los sustos de muerte nos aterren un poco más

Básicamente, Yomawari nos ha sorprendido, tanto en el sentido de los bonitos gráficos que nos conducen a una falsa sensación de seguridad como en sentido literal (nos sorprenden en infinidad de ocasiones). No se basa en tácticas cutres, sino que elabora este mundo horriblemente retorcido en el que las cosas no salen siempre como se esperan, pero consigue crear trasladar una experiencia de terror que recomendamos a cualquier fan de este género, especialmente a los que estén buscando algo diferente.

Yomawari: Midnight ShadowsYomawari: Midnight ShadowsYomawari: Midnight Shadows
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Una ambientación oscura y asfixiante. Entornos bien recreados. Un mapa abierto pero accesible. Esa falsa sensación de seguridad. Da miedo de verdad.
-
Hay enemigos que son tan raros que no asustan. Ciertos errores técnicos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países