Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands /
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Black Mirror

Black Mirror

Un nuevo comienzo algo descafeinado para la saga de terror gótico de la familia Gordon.

  • Texto: Alberto Garrido

"La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido." -Howard Phillips Lovecraft-

En 2003 el pequeño estudio de Future Games lanzó una propuesta de aventura gráfica con una buena acogida del público. Tras su continuación con dos secuelas, The Black Mirror ha sido una de las sagas que, si bien poco a poco ha quedado relegada a un grupo de jugadores cada vez más concreto y nostálgico, sí supo desarrollar los puntos fuertes de aquella aventura de terror gótico y misterio.

Ahora THQ Nordic y la desarrolladora King Art Games (The Book of the Unwritten Tales, The Raven) le quieren dar un nuevo empuje con un reboot, Black Mirror, una aventura gráfica point-and-click en la que se siguen manteniendo los elementos esenciales de la serie.

El principal reclamo de esta aventura gráfica es la historia, llena de oscuridad y misterios, que bebe del terror cósmico de los ensayos de H.P Lovecraft y los Cuentos Macabros de Edgar Allan Poe. Al poco de empezar a explorar los escenarios ya vamos encontrando incluso referencias directas a algunos de estos relatos. Black Mirror es todo un homenaje a aquel estilo, pues el Mal siempre acecha y nada es lo que parece.

Black MirrorBlack Mirror

Llegado desde la India y con apenas una carta y una singular pieza de una maqueta, David Gordon, heredero de la familia Gordon, viaja a la mansión familiar en la Escocia de 1926 para investigar la muerte en extrañas circunstancias de su padre y hacerse cargo de la herencia familiar.

Al llegar a sus nuevas propiedades le reciben una suerte de extraños personajes -encabezados por su abuela Margaret Gordon con muy pocas intenciones de remover el misterio y muchos secretos que guardar- que no le pondrán la tarea fácil. La familia Gordon es una de las más antiguas de la región, y las leyendas locales les asocian con un poder antiguo y una maldición que les persigue desde hace siglos.

Sin entrar en spoilers directos, te adelantamos que a poco de ponerse a indagar sobre el pasado de su familia, David empieza a tener unas extrañas visiones en las que se mezclan recuerdos y pesadillas, perturbando su mente y desdibujando la frontera entre lo real y lo que hay más allá. David contará con la ayuda de la doctora Leah Farber, una psiquiatra que conocía a su padre, firme opositora del ocultismo y lo paranormal, que conforme va avanzando la historia irá replanteándose sus propias bases científicas y aceptando que algo terrible y oscuro acecha entre los muros de Black Mirror.

David irá recorriendo los escenarios de la mansión y los terrenos aledaños interactuando con los elementos necesarios para ir cumpliendo una serie de objetivos en cada capítulo de la historia. Es este aspecto, el juego se siente algo "vacío" ya que apenas hay interacción con el entorno salvo lo mínimamente imprescindible que, además, debe ir activándose en un orden concreto para ir desbloqueando nuevas situaciones. Es notoria por tanto la excesiva linealidad y la escasez de puzles o enigmas en cada capítulo del juego. Además de solventar algunas situaciones con QTE (combinaciones rápidas de botones), los rompecabezas suelen estar basados más en la observación minuciosa de los alrededores que en un desafío a la mente propiamente dicho, y el resto de situaciones se pueden resumir en "encuentra el objeto X y habla con tal personaje", que hacen que el juego pronto empiece a perder el empuje inicial en apenas un par de horas.

Otro de los puntos flacos de la obra es el aspecto visual. Si bien es verdad que el diseño de escenarios y la iluminación están bien logrados, las animaciones y expresiones faciales tanto del protagonista como del resto de personajes son toscas y descoordinadas. En algunos diálogos los personajes interactúan pero se quedan en la posición inicial en la que estuvieran, rompiendo la sensación de cercanía. Del mismo modo, a pesar del buen doblaje de los personajes y diálogos interiores que mantiene David, la traducción de los subtítulos en castellano y la sincronización tienen múltiples errores que te sacan de la acción. Además, tras cada cambio de escenario (en muchos casos una simple habitación) hay pantallas de carga que, aunque sean apenas unos segundos, se vuelven tediosas a cada momento, rompiendo igualmente la sensación de continuidad. También tenemos que lamentar que al menos en la versión analizada (PS4) hemos encontrado importantes caídas de fotogramas por segundo y algunos bug gráficos.

Todo esto ensombrece más allá de la oscuridad de la temática un título que, pese a hacer gala de buenas intenciones y de una propuesta interesante, no cumple con las expectativas como continuación o modernización de la saga.

Black MirrorBlack Mirror
05 Gamereactor España
5 / 10
+
La ambientación histórica, la trama de terror gótico.
-
Poca interacción con el entorno, escasez de puzles, errores gráficos y fallos de traducción.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países