Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Shooty Fruity

Shooty Fruity

Un juego en el que disparas a frutas, aunque las cosas no son tan sencillas.

  • Texto: Sam Bishop

Hay una tendencia en la temática de los juegos de Realidad Virtual de poner a la gente en la piel de alguien que está haciendo una tarea básica (como Job Simulator), pero que por una cosa u otra todo se acaba complicando. En Shooty Fruity, de nDreams y Near Light, te toca vestirte como un cajero de supermercado, pero la gracia está en hay unas frutas gigantescas que se han vuelto locas y se han puesto a atacar. Pero eso no es excusa para faltar a tu rutina.

Esto se traduce en un equilibrio muy ajustado entre atender las tareas del puesto y coger las armas que sea necesario para mantener a raya los productos frescos. Quienes tenga experiencia en la VR sabrán que solo la primera parte del trabajo ya se basta para mantenerte ocupado, así que la cosa se complica mucho más si tienes que pasar productos con una mano y disparar con la otra.

El primer puesto de trabajo de Shooty Fruity carece de agresividad, tan solo hay que escanear los códigos de barras de los productos con el mando (Move en PS4 en nuestro caso). Sirve para crear en ti una falsa sensación de seguridad porque solo tienes que coger una cosa y meterla su bolsa. La dificultad se va elevando después de forma exponencial. De hecho, la segunda ya es dura, porque tienes que colocar comida de varios colores en sus cajones correspondientes, y en otra tienes que clasificar los alimentos en dos cintas transportadoras.

Pero da igual cuál sea el puesto del súper que te ha asignado hoy el jefe que si estás jugando a esto lo único que te va a importar es pegar los tiros que sea necesario. Siempre empiezas el nivel con el arma básica, pero según va pasando el tiempo consigues zumo canjeable por otras mejores. La cosa es que no todo sirve para todo y también hay que cumplir algunos tareas puntuales para ganar puntos, porque por ejemplo algunas armas vienen por su propia cinta transportadora, así que te puedes despistar de nada.

Shooty Fruity
Shooty FruityShooty FruityShooty Fruity

Hay armas muy raras y armas espectaculares. Empiezas con las típicas como el revólver, la escopeta o las semiautomáticas y vas pasando a las C4 y las granadas. No están ahí por espectáculo, es que son las únicas capaces de cargarse las sandías y las cebollas que vienen rodando. Además aporta el toque estratégico ya que solo puedes portar seis armas distintas al empezar un nivel (que tampoco son pocas).

Tenemos que advertir de que la dificultad se eleva en los diez primeros niveles de una forma bestial y que vas a sudar para poder seguir adelante. Además que te das cuenta de que hay fases que no puedes pasarte a la primera, así que toca grindear un poco en los niveles anteriores para mejorar el arsenal. Ya puedes tener puntería fina, que si te abalanzan todas a la vez mientras trabajas no hay forma de completarlo.

No todos los alimentos se comportan igual. Las cerezas, por ejemplo, aparecen por el aire y explotan al tocarte, mientras que las uvas tienen armas a distancia. Las sandías son como tanques, indestructibles, y las frambuesas, aunque débiles, se presentan en gran número. Parte de la diversión es pensar cuál es la mejor forma de actuar en cada oleada y preparar el equipamiento.

Shooty Fruity
Shooty FruityShooty FruityShooty Fruity

De Shooty Fruity nos gusta algo que ya nos ha gustado en muchos otros juegos VR, que es la sensación de estar disparando con los mandos Move, Touch o los que toque. En este caso hay que destacar que responden muy bien y son fáciles de gestionar porque en realidad solo hace falta un botón. Hay un campo de práctica para mejorar y un puntero láser de asistencia, y merece la pena intentarlo porque a mayor distancia, mayor puntuación.

Jugando sentados en una sala de tamaño normal nos encontramos con algunos problemas de reconocimiento de movimientos. En el segundo puesto de trabajo, por ejemplo, en el que coger las cosas agachados y colocarlas por cajones, nos costó encontrar el punto en el que la cámara y Move se ponían de acuerdo. Pero la mayor parte del tiempo el campo VR funcionaba de forma correcta.

Los creadores partían de la base de hacer un juego de humor y al final ni él mismo se toma en serio, y eso ayuda a que sea aún más divertido. Se trata de una propuesta simple pero bien ejecutada, que consigue que pasarlo mal durante un rato sea en realidad pasárselo bien. Una buena alternativa para quienes estén buscando algo simple y adictivo en el catálogo de PSVR, Oculus Rift o HTC Vive.

Shooty FruityShooty FruityShooty FruityShooty Fruity
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Sencillo y adictivo. A veces se convierte en todo un reto. Las armas se comportan muy bien. Estupendo para hacer un rato el tonto.
-
Algunos fallos de seguimiento del movimiento en las zonas bajas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países