Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
análisis
Gang Beasts

Gang Beasts

Tras un paso calmado por el Acceso Anticipado, el brawler de Boneloaf ya está listo.

Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Algunos llevamos ya un tiempo jugando a Gang Beasts, probándolo cuando podíamos, ya fuera en algún evento o cuando salió en Acceso Anticipado de Steam. Pero ya ha llegado la hora de valorarlo porque por fin ha salido en estado final para PC y para PlayStation 4, y es precisamente la de consola la versión que hemos escogido para este análisis.

Para quienes aún no lo conozcan, es un brawler multijugador protagonizado por muñecos de plastilina que pueden hacerse papilla unos a otros, tirarse de un edificio o provocar una muerte total. Hay muchos aspectos que son propios de un party game perfecto, e incluso llega a provocar momentos de carcajadas estruendosas cuando tienes a unos buenos amigos al lado que convertir en enemigos en esos niveles tan bien pensados para provocar una acción descontrolada.

Sin embargo, esa es solo una mitad de la historia de lo que ocurre con Gang Beasts, que trae muchas risas y poco más. Cada vez que se borra alguien de la partida se reduce el nivel de caos y con él la capacidad de entretenimiento del producto. La última vez lo jugamos solo entre dos personas, probando multitud de trajes y mapas, y aunque se dieron circunstancias graciosas, ya no era lo mismo que cuando estábamos unos cuantos reunidos.

Cuanta menos gente hay más se dejan ver sus carencias. El problema más importante está en el sistema de combate, porque es bastante flojo e impredecible. Da igual cuántas veces pulses el botón del puño, no vas a conseguir darle como esperabas. Aunque es cierto que también está ahí la gracia. Al mismo tiempo, es muy accesible porque no hace falta ser habilidoso, tan solo basta con aprenderse esos controles más que simples.

Gang Beasts

La mayor parte del tiempo te la pasas intentando coger a otro personaje para hacerle una llave contra un borde o un saliente, con la esperanza de que no pueda agarrarse a algo seguro, o de que llegue alguien por detrás a interferir y estropearlo todo. O, aún peor, a ponerte a ti en una situación igual de precaria. Para eso están los diseñadores, que se han encargado de crear escenarios con multitud de puntos de riesgo que faciliten este tipo de situaciones. Al final la combinación entre unas cosas y otras acaba resultando, aunque queda claro que todo depende más de la suerte que la habilidad.

Tampoco hay demasiados modos de juego con los que variar la dinámica. Hay uno de fútbol, también un modo cooperativo JcE contra oleadas de minions controladas por la IA, y un modo por equipos llamado Gang. Pero ninguno tiene el atractivo que presenta el general, Melee, que esa competición constante en mapas simples. De hecho, la sencillez reina en todas las partidas, sin importar el modo.

Aunque a veces la cámara se pone en posiciones complicadas, al menos los tiempos de carga entre rondas son aceptables y además hay bastantes niveles como para no sentir demasiada repetición en cada rotación. De repente estás luchando en el techo de un camión en marcha y al minuto siguiente en un picador de carne, así que es imposible acomodarse en estas condiciones. También hay que decir que a algunos cuesta cogerles el punto uno poco más que a otros, porque hay algunos elementos dinámicos peligrosos en los entornos que no se pueden perder de vista. El diseño de niveles, que además contienen elementos destructibles, está entre lo mejor del título.

Gang Beasts

Gran parte del atractivo del título está en su presentación, que es tremendamente resultado y muy efectiva para deshumanizar estos actos tan violentos. El diseño de estos personajes de plastilina es muy bueno y encaja muy bien con los movimientos torpes y erráticos de sus animaciones. Durante todo el proceso de desarrollo han aprovechado para ir añadiendo más objetos que cambian su aspecto, aunque este juego lo que quizá pedía eran algunas opciones de personalización distintas. Al igual que el número de niveles, el de trajes y estilo es amplio, pero en estos casos no nos conformamos con poco.

Si no eres capaz de reunir a la gente en casa como te estamos diciendo, también puedes lanzarte a buscar amigos virtuales, pero como ya sabemos hay cosas que se disfrutan más en carne y hueso y Gang Beasts es una de ellas. Ver las caras, la frustración, el enfado y las risas de los demás es lo que da vidilla a un juego así. Es un gran party game para grupos grandes en los que no hay necesidad de medirse la habilidad a los mandos, pero el brawler de Boneloaf no da para mucho más, especialmente para las almas solitarias. Busca sus momentos y le sacarás mucho partido. Eso es todo.

Gang Beasts
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Un party game divertido con el que soltarás más de una carcajada.
-
Modos de juego escasos. El control responde regular. No es tan divertido con poca gente.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países