Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
análisis
Dragon Ball FighterZ

Dragon Ball FighterZ

Ponemos las manos en la versión definitiva pensando que quizá estemos ante el mejor videojuego de Dragon Ball jamás hecho.


Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

No estamos seguros, no lo hemos comprobado, pero Dragon Ball puede ser una de las licencias con mayor cantidad de adaptaciones a los videojuegos. Desde 1986 que llegara el primero, son más de 30 años con lanzamientos continuos basados en el manganime de Akira Toriyama, gracias a que su popularidad dentro y fuera de Japón ha sido constante. En los últimos años el nivel volvió a subir gracias a Dragon Ball Xenoverse y a Xenoverse 2, este último incluso sigue vivo casi dos años después gracias a su estreno en Nintendo Switch y los DLC. Pero desde el pasado E3, nuestros ojos están puestos en Dragon Ball FighterZ. Aquí las prioridades son el sistema de combate y los gráficos. Desde que lo conocimos y lo probamos hemos visto en él mucho potencial, y ahora por fin lo recibimos con la ilusión de saber si será el mejor juego de Dragon Ball jamás creado. Aunque os adelantamos que hemos encontrado un punto débil, la cantidad.

Se puede decir que FighterZ trae un mínimo aceptable de contenido, con su modo historia, su multijugador online y también un modo arcade. Todo ello, bien integrado a través de un hub que funciona tanto en línea como offline. Con esto tienes todo lo que ofrece un juego de lucha, pero cuando vienes de Dragon Ball Xenoverse 2, empiezas a echar de menos cosas, especialmente en lo que se refiere a personajes. Es cierto que Arc System Works ha recreado a todos los personajes importantes, especialmente en el momento actual de la trama. Están los Goku, Vegeta, Piccolo, Son Gohan, Célula, los androides y algunos secundarios, y también Beerus, Hit y Goku Black. Además de una nueva invitada, Androide C-21 (o Nº 21, como dicen aquí).

Es una lista razonable, pero está muy lejos de lo que Bandai Namco nos ha traído en los títulos anteriores, o en los que están basados en One Piece y en Naruto. Faltan muchos de los secundarios al completo, pero también esas formas y transformaciones de los principales a las que tan acostumbrados estamos. Por ejemplo, no tienes la versión 'normal' de Goku, de Cell o de Frieza. Solo algunas evoluciones, como Goku SSGSS, pero son solo como movimiento especial y desaparecen al instante. Estos dos recortes de contenido puede que sean lo que más decepcione a los compradores.

Dragon Ball FighterZ

Aunque para nosotros la gran decepción ha sido el modo historia. Cuenta una aventura totalmente original, nunca vista en otros medios, y eso es de agradecer. Trata sobre unas ondas de energía misteriosas que han extraído el poder de los luchadores del planeta, excepto el de quienes tienen un alma desconocida en su interior, que les permite recuperarlo. Para narrar recurre a secuencias y conversaciones entre los luchadores creadas con el propio motor del juego, pero el guión no pasa de unas cuantas frases flojas e infantiles de esas que te puedes esperar de algunas partes del anime, especialmente en las películas. Lo más raro es que las animaciones de estas escenas desentonan, es como si le faltaran fotogramas.

El otro problema es que el ejército de los malos se basa sobre todo en clones de los personajes que ha repartido por el mundo, por lo que ya tienen la excusa para ponerte a combatir una y otra vez contra los mismos rivales. Por si fuera poco, la historia se cuenta tres veces; tres vivencias de los mismos hechos desde puntos de vista distintos que van dando respuestas a cuestiones esenciales.

Independientemente de los tres planos, no es una partida lineal. El mapa, que se presenta como un tablero de juego de mesa con muchas piezas sobre él, marca dónde está la pelea principal que hace avanzar la historia y dónde hay otras misiones secundarias en las que conseguir ítems o personajes. Ese diseño no es circunstancial, hay unas reglas de tablero debajo que, por ejemplo, impiden moverse de forma libre, aunque hay suficientes movimientos como para completar casi todos los objetivos sin problemas. Sin embargo, todo es demasiado fácil, y a no ser que nos hayamos saltado algo tras buscar mucho, no hay forma de cambiar el modo de dificultad; incluso lo que se supone que son tutoriales son batallas contra enemigos de un nivel mucho más bajo.

Dragon Ball FighterZDragon Ball FighterZ

Al final se acaba por convertir en un paseo sin tensión ni fundamento porque no requiere ningún esfuerzo. Es tal el extremo que nos seguimos preguntando si no nos hemos perdido algo, en cuyo caso retocaremos este texto. Unido a esa trama floja y a esas batallas repetitivas, tenemos que el modo historia de Dragon Ball FigherZ es malo.

Esto te hace darte cuenta más pronto que tarde que si te lo quieres pasar bien solo en casa, lo mejor es el modo Arcade. Batallas de toda la vida contra los enemigos según vayan llegando, cada vez más poderosos. Un modo mucho más equilibrado y mejor planteado, con algunas variantes en cuanto a número de combates y, aquí sí, dificultad.

La mejor opción para buscar auténticos retos y seguir mejorando a FighterZ es lanzarse al modo online. Por desgracia, la copia que hemos recibido para análisis lo tenía desactivado, pero ya lo hemos probado en las betas y podemos decir que incluso en fase inacabada funciona bien (si encontramos problemas a partir del lanzamiento también editaremos este texto). Además de los combates, da la posibilidad de personalizar un luchador con ítemes, colores y frases que vas consiguiendo online al comprar cápsulas con dinero del juego (no con dinero real, no hay micropagos). Son su versión de las cajas de loot, pero no afectan a la partida, son meros cambios de aspecto.

Una capita de retoque a ese gran punto fuerte del trabajo de Arc System Works que son los gráficos. Es espectacular la forma en la que los modelados 3D son capaces de recrear ese estilo de la animación 2D de la serie. Literalmente, es como tener un episodio producido a la mayor calidad posible, con más detalle y más cantidad de efectos de los habituales. Al mismo nivel está la calidad del audio, con todos esas voces y efectos que esperas al contemplar una batalla de Dragon Ball. Da opción a escoger entre doblaje al inglés o al japonés, y los textos están en castellano.

Dragon Ball FighterZ

También es muy buena su jugabilidad. Dragon Ball FighterZ es un juego de lucha en dos dimensiones con unos combates rápidos que nunca pierden ritmo, que fluyen con soltura y naturalidad. El resultado es espectacular, pero también es mucho más accesible de lo que podría parecer. Sobre todo porque es fácil ejecutar combos con el mando en la mano y hay un buen equilibrio entre mantenerse fiel a la serie y traducirlo todo a un estilo de lucha más tradicional.

El sistema de combate se basa en peleas de tres contra tres en las que solo hay un luchador por bando en pantalla al mismo tiempo. El resto están de reservas o como apoyo momentáneo, pero no son comparsas, porque para ganar bien va a ser imprescindible aprender a recurrir a su ayuda y a cambiar en el momento adecuado. El toque táctico lo representa la pequeña recarga de vida que hay mientras descansan, aunque su representación es un poco confusa. Incluso hay momentos en los que se pierde por un instante la noción de la partida.

Aunque cada personaje tiene sus habilidades y sus trucos, el sistema de combate es prácticamente idéntico para todos ellos, en la línea de Dragon Ball: Extreme Butoden para Nintendo 3DS. Es cierto que es habitual en los títulos de lucha basados en animes, pero nos sigue gustando más que cada uno tenga su lista de comandos. De todos modos, lo importante es que es divertido y accesible, aunque deja margen para que la gente experta demuestre su pericia en profundidad con combos imposibles.

Porque FighterZ es un juego de lucha auténtico, quizá más cercano a Injustice 2 que a Xenoverse. Ha marcado un nuevo tope en la serie en cuanto a presentación gráfica y a fluidez en los combates, pero por desgracia Arc System Works no ha logrado crear modos y contenido al mismo nivel sobre esos pilares tan sólidos. Sigue siendo una buena apuesta, especialmente para los aficionados a este universo, pero Dragon Ball FighterZ no ha llegado aún al gran nivel que esperábamos.

Dragon Ball FighterZ
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Unos gráficos impresionantes. Sistema de combate divertido y accesible. La historia es original y no desentona. Casi todos los personajes importantes aparecen.
-
El modo historia aburre por repetitivo. Está lejísimos de DB Xenoverse 2 por contenido.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países