Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
análisis
The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia

The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia

Qué se esconde tras un diseño japonés tan genérico.


Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

En The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia, la Princesa Elizabeth va en busca de los Siete pecados capitales para salvar su reino. Estos guerreros fuera de lo normal ya sirvieron una vez a su imperio, pero fueron víctimas de una conspiración y desde entonces se les toma por criminales. Justo lo contrario que los Caballeros sagrados, que desde dentro están oprimiendo a la región de Britannia y a todo el Reino, Liones. Esta trama procede de un manga que lleva más de cinco años publicándose en Japón y otros países, y el juego nos lanza justo en este punto.

Natsume Atari y Bandai Namco han conseguido trasladar la esencia de forma directa, combinando la trama y la ambientación del manga con una jugabilidad brawler muy ágil que nos recuerda bastante a la saga Naruto: Ultimate Ninja. Ante unos hechos tan dispersos, el guión salta entre unos personajes y otros tratando de seguir un orden cronológico desde varias localizaciones, respetando prácticamente siempre la historia original. Así que allá donde se produzca un arranque de violencia iremos a encargarnos, y ya veremos quién lucha contra quién.

Al principio parece un juego de combates 3D desordenado, pero después va mostrando que tiene una estructura bien planteada. En el modo historia hay que luchar contra grupos de enemigos mezclados con duelos contra héroes y villanos y, al final, incluso contra enemigos enormes. Se podría pensar que un sistema de combate pensado para tanta guerra tendría una buena vertebración, pero por desgracia no es así.

The Seven Deadly Sins: Knights of BritanniaThe Seven Deadly Sins: Knights of Britannia

Como tantos otros juegos japoneses, se basa en una combinación de ataques fuertes y ligeros para hacer combos, más un ataque añadido a largo alcance y lanzamiento de conjuros. Los golpes más poderosos llegan después, con los ataques especiales de cada personaje, siempre y cuando se tengan las barras de poder necesarias. El sistema de control es sencillo y responde bien, y como todos los personajes responden al mismo esquema de botones, no cuesta mucho cambiar de uno a otro.

En el modo aventura pasamos más tiempo con Meliodas, el pecado de la ira del dragón y el capitán de los Siete pecados capitales. Este rubito recuerda bastante a uno de los personajes más populares de la historia del manganime, Monkey D. Luffy de One Piece. Como Natsume solo ha grabado vídeo de las batallas más importantes, todas las demás conversaciones y explicaciones llegan en textos bastante largo que no logran captar la atención como lo haría un manga. El estudio ha intentado resumir los detalles más importantes de la serie pero así no transmite lo mismo, no destaca en nada, por lo que acaba por no servir más que como un mero resumen.

The Seven Deadly Sins: Knights of BritanniaThe Seven Deadly Sins: Knights of Britannia

Si todo este se te hace a poco, la partida se alarga con las misiones secundarias, que no tienen demasiado que ver con la historia principal y además te llevan a las partes más remotas del mapa. Lo primero que hay que tener en cuenta es que esa parte está desbloqueada y lo segundo es que moverse por el mundo es la peor parte de The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia, ya que debes llevar a cuestas el lento Boar Hat, su bar.

Para darle un poco de emoción a los combates más allá de la historia y hacer que el juego sea algo menos lineal hay un sistema de progresión que se basa en investigar cotilleos y rumores. Natsume ha creado una especie de círculo entre batallas, rumores y evoluciones que es constante e involucra bien las misiones secundarias, aunque en el fondo se nota que no es orgánico al juego en sí. Sí, los personajes se van haciendo más fuertes, pero es como si pudieras hacer lo mismo sin estas mejoras. Además hay una linealidad en el árbol de desarrollo que está atada a ciertas tareas que puede provocar un bloqueo en una rama si no das con la misión que tocaba.

The Seven Deadly Sins: Knights of BritanniaThe Seven Deadly Sins: Knights of Britannia

Y puede que eso te ocurra por el mero hecho de ser un poco selectivo y no querer perder el tiempo en tonterías. Porque en el juego hay algunas tareas de recolección que son un horror, protagonizadas por Elizabeth. Para sentirse útil, se mete en zonas peligrosas en busca de objetos luminosos. No va sola, por los caballeros la acompañan bajo el control de la IA, pero con un par de toques muere y hay que volver a empezar.

The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia tiene una pequeña recompensa final en forma de modo arcade, pero es solo para quienes se han pasado parte de la historia y han ido desbloqueando personajes y escenarios. Es la puntilla de variedad a un repertorio amplio, pero al que merman sus otros fallos que hemos ido mencionando. Y uno más, que es la falta de expresividad en la presentación, lejos de lo que transmiten el manga y el anime.

Al final, esta recreación en videojuego de los Siete pecados capitales consigue pasar el corte gracias a que se apoya en una franquicia de garantías. Sufre demasiados altibajos fruto de unos valores de producción limitados que se notan especialmente en la la presentación, tanto visual como narrativa. Los aficionados más fanáticos quizá no queden satisfechos, pero seguro que lo van a jugar.

The Seven Deadly Sins: Knights of BritanniaThe Seven Deadly Sins: Knights of Britannia
07 Gamereactor España
7 / 10
+
El modo historia recoge algunas de las mejores escenas del manganime. Entrar en la batalla con un cerdo.
-
Las aburridas misiones de recolección. Moverse por el mapa es lento. El sistema de evolución es rígido y poco productivo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países