Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
análisis
Subnautica

Subnautica

Más vale que te mojes.

  • Texto: Sam Bishop
Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

En la era actual del mundo de los videojuegos, los proyectos que se encuentran en Acceso Anticipado son muy comunes, lo que significa que antes de que un título se lance por completo al mercado, quizás lleva años desarrollando una comunidad activa, mostrando su contenido antes de que todo el conjunto consiga alcanzar un nivel de pulido y calidad con el que los desarrolladores estén tan satisfechos como para lanzar al mundo el producto final. PlayerUnknown's Battlegrounds y Hello Neighbor son dos ejemplos muy recientes de esto y ahora también tenemos Subnautica, de la desarrolladora Unknown Worlds. Salió en Early Access a finales de 2014, pero se ha lanzado ahora como producto final permitiéndonos bucear literalmente en él.

A diferencia de los seguidores de la comunidad, nos sumergimos en Subnautica a ciegas, sin tener idea alguna de lo que debíamos hacer. Nos dio la sensación de que quizás Unknown Worlds había olvidado el hecho de que tal vez muchos jugadores estaban en el mismo barco que nosotros (perdonad tanto juego de palabras). En la primera media hora más o menos, tal vez haya principiantes hundiéndose y rascándose la cabeza por ahí sin saber qué hacer, mientras que los que han jugado desde el principio en acceso anticipado probablemente se sientan como pez en el agua.

En esta propuesta formas parte de la tripulación de una gigantesca nave espacial llamada Aurora, que se estrella contra un planeta alienígena. El inicio del juego no pierde el tiempo, caes inconsciente mientras huyes en tu cápsula de rescate. Cuando te despiertas, apagas el fuego con un extintor y abres la cápsula para descubrir que has aterrizado al lado de los restos en llamas de la nave y que el planeta entero parece ser un océano gigante.

Como ya hemos mencionado, el inicio no se anda con chiquitas y no recibes otra lección más que cómo usar los objetos que llevas en la mano, así que más o menos se trata de ir a tientas. Sin embargo, en la primera hora aproximadamente, se comprenden mejor cuáles son los principios básicos: buscar recursos, usar tu fabricador (una especie de banco de trabajo) para elaborar el equipo, explorar más allá usándolo y demás.

Por supuesto, como ocurre con los juegos sandbox de este tipo, comienzas con malas opciones para cualquier cosa, con materiales comunes y que requieren poco trabajo de campo para conseguir, como el tanque estándar de oxígeno y unas míseras aletas, pero las opciones aumentan y aumentan conforme encuentras más mapas, recursos y exploras otros lugares. Es importante señalar que no todo está disponible para poder fabricarlo desde un principio, necesitas encontrar mapas para crear nuevos objetos. Se llevan a cabo escaneando fragmentos del Aurora que te encuentras en el fondo marino, como partes de vehículos o equipamiento.

No entraremos en todo lo que puedes desbloquear, pero pronto tus pobres aletas dan paso al Seaglide (un vehículo de propulsión de mano), antes de reemplazarlo por el submarino Seamoth, y así sucesivamente. Lo que más nos gustó de esto es que rara vez te quedas sin pistas sobre lo que tienes que fabricar a continuación, siempre hay algo a lo que puedes aspirar, y una vez que desbloqueas los mapas se trata de encontrar los elementos necesarios y realizar la siguiente inversión.

Esta progresión también se ve ayudada por pequeños atisbos de la historia que vas recibiendo a lo largo del juego. Al igual que sucede en otros juegos sandbox como Minecraft, hay una especie de final (como el Dragón del Fin), pero se hace hincapié sobre todo en la supervivencia y en la exploración, los elementos de la historia sirven meramente como indicadores de lugares alejados para descubrir cosas más interesantes e intrigantes. Si todavía no lo has pillado, tu objetivo es escapar de este nuevo y extraño planeta, y poco después de aterrizar y reparar la radio recibes mensaje de otras cápsulas y de posibles salvadores que te dan información y permiten que descubras más acerca de la historia.

Subnautica

Quizás la comparación con Minecraft no sea justa. Aunque hubiéramos dicho que la historia tiene un papel secundario en la exploración y la forma en la que descubres el mundo, el misterio que suscita es realmente interesante y disfrutamos de las sorpresas que nos íbamos encontrando, especialmente en los últimos niveles del juego. No contaremos los detalles, pero diremos que no es tan simple escapar de este maravilloso mundo repleto de agua en el que te encuentras.

Al principio del juego hay una opción para configurar la dificultad dependiendo de tus preferencias, así que puedes elegir el grado de exigencia que tú decidas. Por ejemplo, en el modo Hardcore, tienes que controlar el hambre, la sed, la salud y no recibes alertas sobre tu nivel de oxígeno...ah, y solo tienes una vida. Por otro lado, en el modo Supervivencia solo te preocupas del hambre, la sed y la salud. En el modo Libre solo controlas la salud, mientras que el modo Creativo te permite hacer lo que quieras sin restricciones. Todo esto evita que el juego se convierta en una tarea para aquellos a quienes no les apetece buscar comida a la vez que intentan sobrevivir. Además, da la bienvenida a todos los posibles nuevos jugadores.

Por supuesto, no estás solo en este planeta húmedo y salvaje, hay un montón de animales y plantas con las que compartes tu nuevo hogar. Muchos son dóciles como los Portarrecifes gigantes y los pequeños peces que esquivan tu mirada. Pero algunos, como los Acechantes, reaccionarán agresivamente a tu presencia. Incluso algunas plantas pueden hacerte daño si te acercas demasiado, así que mejor asegúrate de comprobar qué hay a tu alrededor todo el tiempo antes de buscar cobre, oro o lo que sea.

SubnauticaSubnautica

Al parecer, Subnautica ha sabido aprovechar todos los años que ha pasado en Acceso Anticipado, ya que ahora mismo el juego tiene buena pinta. Sí, hay algún fallo gráfico como texturas pixeladas y una enorme cantidad de popping, pero en general, la exploración submarina era un placer, ya fuera por el tenue resplandor de los sistemas de cuevas o los rayos de sol que atravesaban el agua durante el día. Sin embargo, dicho esto, no es perfecto en cuanto al rendimiento, ya que algunas animaciones extrañas daban la sensación de escaparse y a veces notábamos una caída de la tasa de fotogramas en cualquier momento, lo que era una pena.

Por lo que se refiere a los sandbox, Subnautica lo equilibra todo muy bien. Nunca pasas demasiado tiempo con un objeto antes de que te den algo nuevo para ver o fabricar, en poco tiempo te verás sumergido cientos de metros por debajo del nivel del mar en una historia cautivadora. Al principio resulta un tanto abrumador, pero recorrer las profundidades tiene sus recompensas, lo que calará muy hondo.

SubnauticaSubnauticaSubnautica
SubnauticaSubnauticaSubnautica
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Se introducen nuevos objetos constantemente para mantener las cosas frescas. Explorar el océano es un placer. Narrativa cargada de misterio.
-
Fallos técnicos y gráficos. Hubiera estado bien contar con varios tutoriales.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países