Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Crossing Souls

Crossing Souls

Un precioso homenaje a los años 80 que también se ha inspirado en el diseño de juego de antaño.

Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

El amor con el que se ha concebido Crossing Souls se puede notar desde que arrancas el juego. La ópera prima de Fourattic se ha pasado unos buenos años en el horno, y el cariño y pasión que han puesto sus desarrolladores en todos y cada uno de los aspectos del juego resulta obvio en cuanto empieza tu aventura en el pueblo ficticio de Tajunga, California.

Porque el juego es ante todo una aventura, que a su vez va combinando secciones de plataformas, exploración, diálogos, un puñado de puzles y una buena ración de combate, incluyendo batallas contra jefes. La mezcolanza de géneros está más o menos equilibrada y la ejecución es decente por regla general, pero lo que te va a cautivar por encima de todo es el gran esfuerzo invertido en su ambientación y presentación.

El título es uno de los mejores tributos a las películas, cómics, series de TV y cultura pop en general de los años 80 que hayamos visto o jugado. Cada rincón, cada frase, viene llena de referencias nostálgicas a algunas de las mejores (y algunas bastante desconocidas también) obras de aquella década, y si bien parece demasiado referencial al principio, pronto encuentra su propia personalidad, con esa atmósfera convirtiéndose en el principal gancho de toda la experiencia.

Mucho tiene que ver con el excelente trabajo audiovisual. Con sus gráficos pixel-perfect, Crossing Souls encaja orgullosamente en las estanterías digitales de Devolver, al ladito de cualquier otro de los éxitos pixelados de la publicadora. Las animaciones son cuidadas y la cantidad de información visual por pixel resulta muy bien medida. El espacio sonoro también está ahí para mantenerte en ese rollito, combinando con acierto unos efectos SFX de estilo arcade con una banda sonora peliculera. Y la guinda del pastel son las deliciosas escenas de corte de dibujos animados, que pueden directamente sacarte la lagrimita.

El otro motor del juego para mantener tu interés es el guión. Sigue la historia de Chris, Matt, Big Joe, Charlie y Kevin cuando pasan sus vacaciones de verano descubriendo una conspiración que supondrá el fin del mundo y flirteando con el otro lado mediante la misteriosa y mágica "piedra Duat". De nuevo, aunque esto está naturalmente (y a propósito) repleto de clichés, el juego constante entre los cinco chavales, así como la interacción con el mundo y con otros PNJ mediante un diálogo muy bien escrito, resultan lo bastante encantadores como para que quieras saber más.

Hemos dejado el aspecto puro de juego a medio explicar hasta ahora, porque como ya habrás adivinado no es tan prominente como cabría esperar a primera vista. Cada uno de los chicos cuenta con sus propios movimientos y habilidades para ir por el mapa y enfrentar los combates, y por tanto estarás cambiando de personaje con pulsar L1 según la situación. El bate de Chris y su capacidad de escalada le convierten en el personaje todoterreno, pero la pistola láser y la mochila propulsora de Matt vienen que ni pintadas de vez en cuando, aunque sea probablemente el más flojucho. Charlie es toda una atleta con su comba a modo de látigo, todo lo contrario que el grandullón de Big Joe y sus brazos capaces de mover cajas. Y así.

Kevin es... especial, pues se trata del (alerta de spoiler obligatoria) primero en mudarse al otro barrio, el mundo de los muertos, donde se hace jugable en forma de fantasma. Esto propicia nuevos puzles duales, y entonces puedes cambiar entre los dos grupos de personajes, conforme el juego se va poniendo un pelín más complejo en ocasiones.

Crossing SoulsCrossing SoulsCrossing Souls
Crossing SoulsCrossing Souls

Sin embargo, da la sensación de que Fourattic se ha pasado un pelín con lo del estilo retro en cuanto a diseño de juego y mecánicas. Aunque encajan naturalmente con el estilo visual recordando a los clásicos de antaño, a estas alturas esperamos que el gameplay neo-retro tenga más punch, algo a lo que nos ha malacostumbrado, por ejemplo, el mencionado catálogo pixelado de Devolver. En otras palabras, Crossing Souls habría agradecido un sistema de combate más variado y satisfactorio, unas secciones de plataformas más ágiles o un diseño de niveles más intrigante.

Conforme es en realidad, aunque está tan bien acabado, no acabas de sentirte tan enganchado a la dinámica de juego en sí, ya estés explorando el mundo, resolviendo puzles o abriéndote paso a tortas con los enemigos. Algunas de las batallas contra jefes son quizá lo más destacable en el buen sentido, mientras que varias de las secciones de plataformas o laberintos pueden acabar siendo aburridas o incluso frustrantes. Asimismo, la falta de variedad (en cuanto a situaciones, pero nunca en presentación) deriva en una inferior sensación de progresión, más allá de ver cómo emplear los mismos personajes e ítemes.

En conclusión, la diversión aquí viene de la atmósfera, del elaborado trasfondo y del gran trabajo invertido en personajes y presentación, incluyendo algunos toques geniales y un par de momentos memorables, en lugar de venir de un gameplay que sea un auténtico vicio. Dicho esto, el juego en conjunto se percibe como algo dinámico y refrescante, y ofrece una notable cantidad de contenido por su bajo precio. Así, es compra obligada para los amantes de los 80, si bien los fans de las aventuras gráficas y los beat 'em up deben comprobar su medidor de nostalgia antes de lanzarse a por él. En cualquier caso, es la demostración que coloca el talento de Fourattic en el mundo, y ya deseamos ver qué se inventan a continuación.

Crossing SoulsCrossing SoulsCrossing Souls
Crossing SoulsCrossing Souls
Crossing SoulsCrossing SoulsCrossing Souls
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Un trabajo realizado con mucho cariño que encuentra su personalidad pese a todas las referencias. Miles de toques geniales y la ambientación ideal. Preciosos gráficos pixel-art y escenas de corte de dibujos animados. Contenido considerable.
-
El gameplay resulta un poco superificial y algo rígido en ocasiones. Poca sensación de progreso más allá de la trama. Un marco negro evita que llene la pantalla.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países