Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Civilization VI

Análisis de Civilization VI: Rise and Fall

Grandiosos añadidos sobre una base que sigue teniendo un problema latente.

Facebook
TwitterReddit

Salvo por una característica concreta, Rise and Fall supone un añadido que va sobre seguro para la última entrega de la longeva serie Civilization. El abanico de novedades seguro que va a ser bienvenido por parte de jugadores nuevos o veteranos, pero tampoco es que consiga profundizar ni resolver algunos de los principales problemas que tuvimos con el sexto juego de la franquicia de Sid Meier.

Rise and Fall (Alzamiento y Caída), la primera gran expansión para Civ VI, añade mucho contenido, al menos en la superficie. Distintas eras, lealtad y nuevas civilizaciones complementan la fórmula hasta cierto punto, y hay que reconocer que proponen nuevas decisiones con repercusión a través de las largas campañas. Algunas afectan ya desde los primeros turnos, mientras que otras se extienden durante épocas completas e impactan sobre la forma en que fluyen el tiempo y los acontecimientos.

Golden Ages (Edad de Oro) vuelve a la serie junto a un par de viejos conocidos, en concreto Dark Age (Época Oscura) y Heroic Age (Época Heroica). Para alcanzarlas, se recompensan con puntos una serie de condiciones y consecuencias. Barrer a los bárbaros del mapa, descubrir nuevas civilizaciones, construir las Maravillas del Mundo... y en general hacer cosas por el estilo son acciones que otorgan puntos para alcanzar un mayor nivel de prosperidad y bónuses de producción. Y si fracasas, terminarás en la Edad Oscura.

Eso tampoco es una catástrofe y tiene su lado bueno, pues los tiempos sombríos te aportan unos beneficios muy especiales y te permiten a su vez alcanzar una Era Heroica para poner las cosas en su sitio. Un jugador de toda la vida quizá tenga algún problema sumergiéndose en las tinieblas, de modo que la mecánica sale mejor cuando luchas por encima de tu grado de pago de un modo u otro. Estas épocas por regla general invitan a jugar bien incentivando al usuario con una recompensa específica que está claramente a su alcance, aunque lleven la partida un poco sobre raíles.

Civilization VI
Civilization VICivilization VICivilization VI

La lealtad de tus ciudadanos es otra de las novedades, y se podría decir que es la más importante de toda la expansión. Los veteranos que vienen de Civilization V apreciarán que se juega parecido a la Cultura de aquella entrega. Cuanto más cercanas entre sí están tus poblaciones, mayor lealtad inspira su proximidad. Fundar nuevas ciudades junto a civilizaciones establecidas supone una dificultad añadida, sobre todo al principio. Como resultado, conquistar ciudades o fundar nuevas en territorio hostil puede dar la vuelta a las poblaciones relativamente jóvenes, pasándolas primero a neutrales y luego a grandes vecinas cuando la lealtad se desvanece. La política, los edificios y las mecánicas específicas de cada civilización se pueden emplear para contrarrestar este efecto, pero solo pasado el ecuador de la partida. Si estás en guerra, buscando un buen centro de operaciones en el mapa, prepárate para tomar una ciudad y quemar las tres más cercanas para garantizar tu dominio.

Las nuevas civilizaciones y sus líderes suponen un gran añadido, como de costumbre. Cree puede ser una potencia económica desde muy temprano con sus rutas comerciales. Corea y su líder Seondeok pueden dominar los descubrimientos científicos si su área de arranque está repleta de colinas, pues el campus les ofrece un bonus enorme para la investigación. Y viejos favoritos como Mongolia o Zulú también aportan su retorno militar. La verdad es que la capacidad de los primeros para aprovechar la caballería derrotada sumándola a su causa resulta ideal para hacer 'farmeo' explotador...

Las nuevas lealtades, épocas, gobernadores y pueblos están todos muy bien, pero por desgracia no consiguen solventar el principal problema de Civi 6: la inteligencia artificial. Sus mejoras deberían, faltaría más, incluirse también en el juego de base, pero es una pena ver que en Firaxis son incapaces de arreglar el comportamiento de los rivales controlados por la máquina, a veces demasiado pasivo y en otras irritantemente impredecible. Y como ya pasaba antes, en los niveles más altos de dificultad la IA recurre a trampas descaradas mediante bónuses de producción y cosas por el estilo. Estas capas adicionales refrescan la fórmula, pero los problemas que quedan por debajo necesitan seriedad y atención si Civilization VI pretende alzarse hasta una grandeza que le permita hacer sombra a sus predecesores. Dicho esto, la expansión tiene una buena relación cantidad/precio, y siempre querrás echar un turno más antes de cerrar el juego.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Las nuevas civilizaciones resultan refrescantes, aporta buenas capas sobre el sistema de juego existente.
-
La IA sigue haciendo trampas o actúa de forma torpona.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países