Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
The Longest Five Minutes

Análisis de The Longest Five Minutes

Una historia muy particular en un sencillo RPG para la híbrida de Nintendo.

  • Texto: Alberto Garrido
Facebook
TwitterReddit
The Longest Five Minutes

A lo largo de su primer año a la venta, muchos de los títulos que mejor se han posicionado para jugar en la Nintendo Switch son indies. Juegos aparentemente sencillos en gráficos o jugabilidad pero que ofrecen historias o temáticas que las grandes compañías no han valorado explorar en profundidad.

Nippon Ichi Software America (Nis America), una compañía especializada en desarrollo de juegos de rol (como la saga de Disgaea, cuya quinta entrega salió el año pasado también para Switch) nos dejó en febrero su nueva aventura, The Longest Five Minutes, un RPG sencillo a primera vista pero que esconde una narrativa muy peculiar. Tras su estreno en PS Vita en Japón, ha llegado a Occidente a través de Steam y en formato físico para la híbrida de Nintendo.

Y esto es porque el planteamiento de la historia está narrado precisamente desde la pelea contra Demon King (Rey Demonio), el monstruo final. Durante el enfrentamiento, el héroe al que manejamos (llamado Flash Back, nótese la ironía) pierde todos los recuerdos de su viaje hasta ése momento y se queda paralizado sin saber qué hacer. Sus compañeros le gritan aterrados, ya que necesitan su ayuda para hacer frente al monstruo, y de repente le llega una revelación. Es ahí donde empieza el juego, a lo largo de flashbacks en los que vemos desde el inicio del viaje en el pueblo natal, hasta el momento en el que comienza la batalla final.

The Longest Five MinutesThe Longest Five Minutes

En dicho combate, que se desarrolla con diálogos de los personajes y decisiones del jugador, se suceden los recuerdos de Flash, en los que va rememorando las misiones y el enfrentamiento con los enemigos a lo largo de unos 40 capítulos (o flasbacks) donde se desarrolla la acción del juego. Manejamos un grupo de cuatro héroes: Flash, protagonista principal por el que revivimos los recuerdos de la aventura; Yuzu, maestra de combate cuerpo a cuerpo; Regent, un joven hechicero de hechizos de ataque con fuego que sueña con ser bardo; y Clover, una joven tímida con poderes de curación y magia de agua defensiva. Todos ellos son personajes arquetípicos en el género de rol, pero es a lo largo del juego donde se desarrollan sus caracteres y los poderes que poseen. En cada misión The Longest Five Minutes nos "invita" a utilizar las habilidades especiales de los personajes y profundizar en sus historias. Es importante atender a las conversaciones y la narración que se va sucediendo en los distintos capítulos, ya que nos van dejando claves para las decisiones en los diálogos contra el Rey Demonio.

Por desgracia, la trama principal no va acompañada de un apartado gráfico a la altura. El mundo apenas tiene profundidad ni variación, tan solo es una sucesión de zonas de bosque, montaña y prados vacíos; únicamente las áreas urbanas y ciertas áreas de misión (como volcanes, una finca de viñedos o una estación de radio) cuentan con zonas para explorar. Es aquí donde encontramos a los enemigos y los objetos y el equipamiento para los personajes. Estos enemigos sí que cuentan con un buen diseño inicial, pero posteriormente se irán repitiendo, con variaciones de colores y poder. La estética en 8 bits de los personajes y de las zonas explorables recuerda mucho a otros títulos clásicos del RPG como A Link to the Past y las primeras entregas de Pokemon y Dragon Quest.

The Longest Five Minutes
The Longest Five MinutesThe Longest Five MinutesThe Longest Five Minutes

The Longest Five Minutes (haciendo referencia a los cinco minutos que dura esa pelea final, aunque sean relativos) está más cerca de una aventura narrativa que de un RPG propiamente dicho, dado que la exploración y el sistema de combate se han reducido y simplificado hasta hacerlos algo meramente anecdótico. Las batallas con los enemigos y los jefes de misión son sencillas y no pasan de ordenar ataque normal o mágico. Es algo que quizá puede desconcertar a aquellos jugadores que estén buscando una experiencia más de acción rolera que de relato. Además, las misiones secundarias son totalmente opcionales, en su mayoría consisten en ir a recoger un ítem concreto y llevarlo a un PNJ que nos recompensa con algún equipamiento o consumible para el combate.

Otro punto que ensombrece la experiencia de juego es que únicamente está localizado al inglés (algo cada vez menos frecuente) y que a pesar de que no tiene términos muy enrevesados, la cantidad de textos y la atención que hay que poner para seguir las misiones y la narración hace que sea algo pesado mantener un ritmo cómodo para jugar.

Además del planteamiento, otro aspecto a destacar es la banda sonora, con temas bastante animados que acompañan a cada situación y se complementan bien con la narrativa. Todo ello hace que, sin ser un título destacable, The Longest Five Minutes nos haya sorprendido por su historia (clásica, pero con un guión muy original) y por ser un homenaje sincero a los mejores clásicos RPG que disfrutamos en anteriores generaciones de consolas.

The Longest Five MinutesThe Longest Five MinutesThe Longest Five Minutes
The Longest Five MinutesThe Longest Five Minutes
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Una historia original, con unos personajes entrañables. Una BSO animada que acompaña bien a la acción.
-
Gráficos algo pobres en la extensión del mundo. Jugabilidad y dificultad simples y demasiado sencillas. Sólo está en inglés.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países