Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
The Council

Análisis de The Council - Episodio 1

Organizaciones secretas, asesinato y misterio en esta aventura por episodios.

Facebook
TwitterReddit

Un joven llamado Louis de Richet ha aparecido atado a una silla, en París. Es el año 1972 y su madre, a su lado, no para de relatar. Aprovechando que su captor divaga sobre cómo envenarles, logran zafarse y escapar. Así es como arranca esta historia de misterio y asesinato tan maravillosa que Big Bad Wolf trae a PC, PlayStation 4 y Xbox One. Es la típica trama de asesinatos en una mansión, habitaciones secretas, pasillos laberínticos y mucho lustre, mezclada con personajes históricos como George Washington o Napoleón Bonaparte y ambientada en la isla del sospechoso Lord Mortimer.

The Council tiene bajo esa primera capa detectivesta un toque a ocultismo y a terror. Unos meses después de aquella primera y tensa escena, Lord Mortimer escribe a Louis para informarle de que su madre ha desaparecido en sus terrenos e invitarle a que venga a participar en la búsqueda. Allí habrá varios personajes que conocer, incluso con los que intimar, con tal de conseguir la información que tan necesaria es para encontrar a la desaparecida.

Se puede entender The Council de dos maneras. O como una aventura narrativa con elementos RPG a través de los que desarrollar a tu personaje, en la que utilizas ítems para explorar. O como un RPG vaciado de cualquier sistema de combate y que se centra totalmente en el relato. Da igual cómo te posiciones porque tiene una premisa tan atractiva que resulta fresca e innovadora.

The CouncilThe Council

En este primer episodio tienes que comenzar a tomar decisiones para avanzar por las tres ramas de un árbol de habilidades sorprendentemente poblado. Hay 15 mejoras repartidas entre diplomático, ocultista y detective. Lo normal es escoger al principio alguna que te deje avanzar rápido, pero puedes mezclarlas como quieras. De hecho, notarás que hay opciones de conversación que van y vienen porque tienes desbloqueado o no lo que hace falta. Pero no hay que recurrir a ellas constantemente, hay que hacerlo con sabiduría porque gastan puntos de acción o, al menos, tener consumibles que los rellenan. Lo cierto es que en este primer capítulo el sistema es bastante generoso y vas sobrado, pero sospechamos que la cosa no será igual más adelante.

Acerar es importante, porque las acciones (o la inacción) van desbloqueando rasgos positivos y negativos que potencian o rebajan las habilidades. Por suerte hemos encontrado un ítem raro que vacía los puntos negativos. Para complicar un poco más el sistema y para que la exploración no sea en vano, por los niveles también hay unos manuscritos que se intercambian al final de cada sección por un incremento. Es un sistema muy elaborado y bien encajado.

The CouncilThe CouncilThe Council

Además de los diálogos normales, hay otro que tienen un toque a Ace Attorney llamados confrontaciones, en las que es necesario explorar las fortalezas y las debilidades del personaje que hay enfrente. A diferencia de las discusiones de Life is Strange: Before the Storm, aquí puedes fallar tantas veces como quieras, y quizá descubras algo que puede ayudarte a dar con las frases adecuadas o ganes la habilidad necesaria para explotar una vulnerabilidad.

Es una buena forma de asegurarse de que el jugador no va a estar pulsando opciones a ver qué pasa sino que va a tomarse las respuestas en serio. ¿Prefieres mejorar al ataque o a la defensiva. Por no tener la galantería de la etiqueta nos quedamos sin brillar durante una cena y eso nos cerró algunas puertas. Pero como sí habíamos mejorado en conocimientos históricos, Napoleón soltó prenda después en un charla cara a cara.

The CouncilThe Council

Frente a esta propuesta y esta dinámica tan disfrutable encontramos algunos aspectos un poco más turbio. El primero, por ejemplo, los gráficos, muy dispares entre unas secciones y otras. También hemos visto momentos en los que la sincronización de voz y labios estaba desajustada, y eso perturba bastante. Por otro lado, hemos encontrado alguna falta de continuidad en los comportamientos de los PNJ, como una situación con el Cardenal en la que tomamos una decisión cobarde y él se enfadó, pero sin motivo alguno cambió a neutral porque quería pedirnos algo. Se supone que estos actos deben tener consecuencias a largo plazo, pero al menos a corto no nos lo parece.

No manchan estos fallos nuestra buena opinión sobre The Council. El primer capítulo ha sentado unas bases muy interesantes sobre las que se puede seguir construyendo, y de paso mejorando los fallos técnicos que hemos sufrido hasta ahora. Es un juego que ofrece mucho más que una aventura narrativa tradicional, que exige más al jugador. Y como también es interesante, ya nos hemos enganchado a la historia de Louis. Esperemos que mantenga el nivel en los próximos cuatro episodios, fechados para este 2018.

The CouncilThe CouncilThe Council
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países