Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
análisis
Destiny 2

Destiny 2: El estratega

La primera expansión de Destiny 2 fue un esperpento. Partiendo de ese nivel, veamos qué depara la segunda.

Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Si algo debe preocupar en Activision es comprobar que Destiny 2 ha sido un suflé. La enorme base de jugadores que logró en sus primeros meses gracias a unas ventas extraordinarias se ha desinflado por completo. Y no faltan razones, porque Bungie se lo ha buscado a base de malas decisiones de planificación de prioridades y de una primera expansión, La Maldición de Osiris, que no solo era mala, además fue dañina. Sabemos que la salvación de este shooter de ciencia ficción ha sido encomendada a la gran expansión que llegará el próximo otoño, pero antes vamos a poner la lupa al DLC que llegó hace unos días y que trae por título, El estratega.

Uno de los fallos de la primera expansión es que la historia parecía un trozo de algo distinto pegado sin más, algo llegado de fuera y totalmente ajeno al mundo de juego de Destiny 2, y por desgracias lo que nos hemos encontrado en la segunda es exactamente lo mismo. Ambas tramas tienen que ver con personajes legendarios de los que ya habíamos oído hablar antes, y cuando por fin les conocemos en personaje acaba siendo una decepción. No tenemos ningún problema con el hecho de que las ampliaciones no supongan una expansión lineal y directa del juego principal, ese no es el error, pero nos parece raro que dejando el relato principal en un cliffhanger se hace raro que hasta el momento no hayan hecho ni por aproximarse. Queremos respuestas y por eso nos fastidia un poco dar tanta vuelta.

La historia de El estratega se centra en Rasputín y en sus actividades en Marte. Allí ha despertado algo que pone en peligro al Todopoderoso. Así que encarga al jugador viajar hasta allí, disparar a todo lo que se mueva, recoger (ya que está) un poco de equipamiento y derrotar a ese mal para poder celebrarlo con un baile de la victoria. Es un planteamiento típicio de Destiny tan flojo como nos esperábamos, porque al fin y al cabo la narrativa ni es ni será el punto fuerte de esta serie, es la comunión que se crea entre jugador, personaje y mundo. Vale, lo sabemos, pero eso no quita que debería haber sido al menos el doble de larga.

Destiny 2

Porque en completar todo lo que te pide este DLC como tal no necesitas más de un par de horas largas. Es después cuando ya se abre un poco más, cuando te presenta unas cuantas rutas que explorar en busca de aventura, de grindeo y de equipamiento exclusivo. Por suerte, sí hay más contenido 'end-game' que en todo lo que hemos visto antes para que seguir echando partidas tenga sentido. Bungie también ha cambiado la forma de alcanzar el nivel máximo (en 385 de poder está ahora), porque cuando terminas la campaña todavía te queda bastante que mejorar antes de estar preparado para afrontar las actividades más difíciles.

Marte es el escenario nuevo en el que se desarrolla toda esta vivencia, nuevo para la secuela, pero no para quienes hayan jugado a Destiny. Es una superficie grande que se presenta repleta de secretos para quienes han cogido el gusto a la exploración. El fallo es que te pasas todo el camino luchando contra los mismos tipos de enemigos que ya habitaban aquellos parajes el año pasado; y aunque unas cuantas variantes nuevas, son más bien la excepción. Por supuesto, los valores de producción son altísimos, desde el polvo marciano que flota en el ambiente hasta las melodías que acompañan la partida, algo que ayuda a disfrutar más la experiencia. Sea bueno o malo el contenido, el equipo de arte y diseño de Bungie está formado por una gente con un talento descomunal.

Lástima que no tengan a unos compañeros de contenidos a la altura. En nuestra opinión, hay dos cosas que salvan a El estratega de ser un desastre total, y son la nueva incursión, Espira de estrellas, y el nuevo evento Protocolo Escalada. El primero es difícil, tan chungo que hay veces que se te pasa por la cabeza que es imposible, o al menos que no es accesible a este nivel de poder, pero en vez de desanimar, motiva a seguir grindeando y te engancha a la pantalla. Por fin hemos encontrado ese motivo para engancharnos.

Destiny 2

Espira de estrellas es, literalmente, lo que salva a El estratega de ser tan malo como La corte de Osiris (sin contar el desastre del cambio de nivelación). No tenemos ninguna intención de revelaros ningún secreto, así que nos limitamos a explicar que tiene "mucho" con los que divertirse sanamente. Hasta la fecha, nuestra impresión es que es la actividad más difícil que ha propuesto Bungie, y que va a poner a prueba la capacidad de cooperación y la paciencia del equipo.

Lo otro es un nuevo modo estilo horda bastante clásico. El juego envía varias oleadas de enemigos muy agresivos a la posición del jugador y su equipo. Van subiendo de nivel hasta que llega la séptima, la gran final, que concluye con un jefe que hay que tumbar para llevarse el gran premio. Es una propuesta divertida que recuerda bastante a La corte de Oryx y a La forja de Archon, del primero, en el que hace falta colaborar con buena organización para sacar adelante la tarea. Al menos de momento, porque va a costar bastante coger el nivel necesario.

Se puede decir, por ver el vaso medio lleno, que El estratega supone una mejora respecto a lo que Activision nos presentó como primera expansión de Destiny 2, a pesar de que ambas sean bastante parecidas. No perdemos de vista que estos DLC se crean en paralelo al juego principal y después se adaptan para incluir el feedback recibido lanzamiento a lanzamiento y se puede decir que aquí han tenido muy en cuenta las peticiones de la comunidad como aumentar el número de secretos, dar sentido al 'end-game' y reajustar la progresión. Sin embargo, se lo han aplicado a un pack de contenido pobre, con mucho reciclaje y poco interés. Todavía queda mucho hasta septiembre y no parece que El estratega vaya a ser suficiente para seguir jugando a entonces, ni siquiera esa raid tan chunga.

Destiny 2Destiny 2
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Un diseño soberbio. Muchísimos secretos por descubrir. Buen grindeo en el 'end-game'.
-
Narrativa pobre. Cortísimo y con mucho reclicaje. No encaja con el resto del juego.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países