Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Yo-kai Watch 3

Análisis de Yo-kai Watch 3

Dos aventuras en una en la mejor y más variada entrega portátil de la saga.

  • Texto: Marcos Catalán
Facebook
TwitterReddit

El fenómeno Yo-Kai llegó, hace ya más de siete años, para quedarse. Su primera entrega, desarrollada por Level-5 como ahora esta y sus respectivos spin-off para la consola estereoscópica de Nintendo, nació con la sana y ardua tarea de competir con Pokémon, la criatura de Game Freak que aun a día de hoy sigue cosechando números de récord.

Pensado para el mercado nipón, no tardó en abrirse camino por las fronteras de todo el mundo; bueno, sí tardó, y es que en Occidente vamos con un retraso aproximado de dos años por entrega respecto al lanzamiento original, lo que ha propiciado que este Yo-kai Watch 3 llegue en el último ciclo vital de una Nintendo 3DS a la que todavía le quedan fuerzas pero que ya muestra evidentes signos de agotamiento. Por suerte estamos ante una saga que desde el primer momento ha demostrado un tremendo cuidado en todos sus apartados, y esta vez no iba a ser menos.

Yo-kai Watch 3 puede que no sea una revolución, pero sí que incorpora las suficientes novedades como para justificar su compra, sobre todo por parte de aquellos que busquen un RPG sencillo, ágil y con un humor familiar que lo hace idóneo para que los menos duchos se inicien en esto de los juegos de rol, tanto pequeños como mayores; aunque quizás a jugadores más avanzados les pase factura su excesiva linealidad y lo fácil que resulta en su mayor tramo.

Nacido, como el resto de juegos de la franquicia, como una entrega doble (como Pokémon: Let's Go, Pikachu! y Let's Go, Eevee!), en su venida a Occidente esta tercera parte ha sufrido una fusión que no podemos sino agradecer. Level-5, conscientes de que su obra no despierta por aquí el interés de antaño, aunque aún cuenta con una buena comunidad de seguidores, ha tomado la decisión de entremezclar las historias de Tempura y Sushi, que así se llaman en Japón estas dos ediciones, y el resultado ha sido mejor de lo esperado, con una historia que salta entre personajes y localizaciones pero que no lo hace de una manera demasiado forzada, aunque es una fórmula que tiene peros evidentes.

Yo-kai Watch 3

Por primera vez en un juego principal salimos de Floridablanca, la ciudad que ha visto crecer a Nathan quien, por motivos laborables concernientes a su padre, ha de viajar a Estados Unidos. Él, su familia, Jibanyan y Whisper se instalarán en la ciudad de Peanutsburgo, donde, como no podría ser de otra forma, también habrá Yo-kai haciendo de las suyas. Por si no los conocéis, los Yo-kai, o Yōkai, son unas criaturas pertenecientes al folclore japonés que, en ocasiones, interactúan con los seres humanos interfiriendo en sus actos, aunque hay otros que ayudan a nuestra armonía y buen hacer. Es en esta mitología en la que se apoya Level-5, dando vida a más de 600 criaturas de todas las formas y tamaños con las que tendremos que entablar amistad, que no capturar, y es que nunca hay que olvidar que esto es un juego para todos los públicos, aunque, insistimos, cualquier jugador de mente abierta podrá disfrutarlo.

Nacen, gracias al cambio de continente, los Yo-kai Merican, entes que se parecen y mucho a sus homónimos orientales y que simplemente cambiarán su apariencia física ligeramente, aunque muchos muestran un mayor gusto por la carne, especialmente si es grasienta o asada; cosas de estereotipos.

Pero no solo esto cambia en la vida de Nathan, ahora tendrá que enfrentarse a un nuevo colegio, nuevos compañeros, y lo mejor para nosotros, nuevas localizaciones, ya que el resto, desgraciadamente, es algo por lo que el juego pasa muy de puntillas (relaciones interpersonales, familiares... todo queda en segundo plano en pro de la historia principal). A este cambio hay que sumarle el mayor que ha recibido la serie principal hasta la fecha: un nuevo sistema de combate. Olvidaos de la ruleta, ahora contaremos con un tablero dividido en 9 casillas (3 x 3) por donde mover a nuestros Yo-kai mientras recogen orbes de vida o energía e incluso objetos que suelten los espectadores si lo hacemos bien y por donde tratarán de evitar las acometidas rivales. Como en los anteriores, el ataque es automático, pudiendo intervenir a la hora de lanzar el animáximum (un poderoso golpe especial), para lo que antes habrá que pasar por un pequeño minijuego. Siguen siendo pocos, por lo que se repetirán con asiduidad, pero al menos han ganado en complejidad algunos de ellos. Algo similar ocurre a la hora de desencantar Yo-kai espiritados (vaguearán, se dormirán...), donde hay nuevas formas de curar a nuestros amigos, pero se cuentan con los dedos de una mano, y sobran dedos.

Yo-kai Watch 3Yo-kai Watch 3
Yo-kai Watch 3Yo-kai Watch 3Yo-kai Watch 3Yo-kai Watch 3

En la otra mano, o mejor dicho, en la otra punta del globo, tenemos a Valeria Luna, la nueva protagonista que vive en Floridablanda, la ciudad conocida por todos, y que recibe un nuevo modelo de Yo-Kai Watch universal, por lo que podrá ver a estos fantasmas sean del continente que sean. Ya supondréis que esto tendrá que ver con que ambas historias acaben confluyendo.

Valeria viene a sustituir en cierta manera a Katie, protagonista junto a Nathan de anteriores entregas, y decimos en cierta manera porque ahora no podemos elegir el sexo de nuestro avatar, sino que a veces jugaremos con uno y otras con el otro. Además, cada uno tendrá su equipo Yo-kai, lo que podrá suponeros un cierto quebradero de cabeza al tener que tener siempre presentes vuestras dos formaciones.

La historia de Nathan es la más continuista, con varios Yo-kai espiritando aquí y allá y haciendo poco más que de chico de los recados, sin embargo la de Valeria es mucho más original. No es solo que ella misma sea más dicharachera y despistada que cualquier personaje creado hasta la fecha por Level-5 (su personalidad es tremendamente magnética), sino que ahora tendremos que tratar con extraterrestres y hasta el mismísimo FBY (sí, lo hemos escrito bien).

No deja de ser curioso el hecho de que la historia de la protagonista femenina sea en buena parte mejor que la del masculino, máxime teniendo en cuenta que se desarrolla en un espacio más que sobado por la desarrolladora. Sin embargo es algo que se invertirá pasadas unas cuantas horas cuando Nathan se meta más de lleno en harina y descubra que el FBY también ha llegado a Peanutsburgo.

Yo-kai Watch 3

Ahora sí, tocará investigar la nueva ciudad y sus alrededores como es debido, ya sea a pie o en bici, y descubrir que esta, al igual que Floridablanca, esconde multitud de detalles y secretos que harán que los paseos nunca sean una pérdida de tiempo total, aunque habríamos agradecido que la exploración estuviera más premiada.

Así encontraremos Yo-kai en zonas con árboles, debajo de coches, a la orilla del agua o escondidos detrás de bocas de incendio (estos sitios se repetirán con más asiduidad de la que habría sido recomendable), cajas misteriosas en callejones, puertas cerradas que se abrirán solo si tenemos el nivel necesario, portales místicos con desafíos (combates) dentro, zonas donde pescar o capturar bichos e incluso a veces seremos absorbidos a las áreas de pesadilla súbita, donde buscar una llave y tratar de no ser descubiertos en nuestra huida.

Como veis, la variedad no faltará en Yo-kai Watch 3, algo a lo que también ayuda su dúo protagonista. Falla, no obstante, en dejar libertad al jugador para pasar de una historia a otra. Sí, podemos cambiar en cualquier momento, pero si por ejemplo decidimos avanzar solo por un lado, llegará un momento en el que no habrá nada por hacer salvo cambiar de personaje, de hecho, se nos marcará como misión activa, dejándonos claro qué hacer, como siempre. Y es que estamos ante una saga orientada para todas las edades que nos llevará de la mano constantemente, salvo en un par de ocasiones donde mostrará unos picos de dificultad innecesarios y que podrán incluso llegar a frustrar, no casando en absoluto con el resto del juego.

Siguiendo con la variedad, en esta ocasión es tal que incluso se han permitido incluir las llamadas expediciones, que os sonarán si jugasteis a Yo-kai Watch: Blasters en alguna de sus ediciones. Se trata de un modo que, al igual que la subsaga en la que se basa, nos permite recorrer diferentes mazmorras con un estilo muy diferente al que estamos acostumbrados, ya que ahora los combates se desarrollan en tiempo real y pasamos a controlar directamente a los Yo-kai, sin ningún entrenador al frente.

Yo-kai Watch 3Yo-kai Watch 3

No es sino una muestra más del mimo puesto por Level-5 en su retoño, sensación que se traslada también cuando observamos el título desde un prisma técnico. Manteniendo el motor de la segunda entrega, Yo-kai Watch 3 luce de escándalo en la portátil, solo superado, quizás, por algún juego de Square Enix o de Capcom, al menos en materia visual.

Las ciudades están plagadas de detalles y nada se ha dejado al azar. Cada persona que veáis por la calle tendrá algo que deciros, y lo hará en perfecto castellano, con una traducción y un doblaje para enmarcar y que cuenta con una localización que os sacará una sonrisa tonta más veces de las que estaréis dispuestos a admitir. Por supuesto, los juegos de palabras para poner nombre a los Yo-kai seguirán, una tarea digna de elogio que seguro habrá supuesto bastantes horas de proposiciones, borradores y risas.

El apartado sonoro, con sus melodías y efectos de sonido, sigue la línea de sus precuelas. Bien porque asegura un grado bastante alto de calidad, pero no tan bien en cuanto a que reutiliza canciones y FX ya manidas. Es algo que habrá que cambiar tarde o temprano, solo esperamos que la futura versión para Nintendo Switch no adolezca de ello y arriesgue en este sentido como seguro lo hará también en otros.

Yo-kai Watch 3

Estamos, por lo tanto, ante la mejor aventura de Nathan (y Valeria); la más variada, la más grande y la que mejor sistema de combate posee. No ha evolucionado en términos técnicos gran cosa en todos estos años, pero tampoco le hacía falta. Sí lo ha hecho en materia jugable, con un nuevo sistema de combate que os hará estar más atentos que nunca a la pantalla táctil. Ojalá pudiéramos decir lo mismo del modo búsqueda, igual de repetitivo que siempre e incluso más, con una modalidad de disparo reiterativa hasta la saciedad.

Cuenta con la historia más original, que no mejor contada, y con una nueva protagonista que se ganará vuestro cariño en cuestión de minutos. Podría haberse resuelto mejor el hecho de cambiar de un personaje a otro (que no nos dejaran elegir cuándo casi habría sido mejor), pero hace que agradezcamos la variedad.

Tardaréis muchas horas en cansaros de recorrer Peanutsburgo y Floridablanca (otra vez), y, si lo hacéis, siempre podréis entreteneros en su modo Blasters o con los combates en línea o en modo local que propone. Riqueza de contenido para todos los públicos y todos los gustos.

Yo-kai Watch 3
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Dos juegos en una sola tarjeta. Han metido Yo-Kai Watch: Blasters y no nos lo han cobrado. La mejor forma de empezar en esto de los RPG.
-
Excesivamente fácil y lineal. Tiene más objetos de los que vayamos a usar nunca. Las historias tardan en confluir.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países