Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Wolfenstein: Youngblood

Análisis de Wolfenstein: Youngblood

Arkane Studios ha metido mucha mano a Wolfenstein.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Dos pasos adelante y uno al lado. La nueva era de Wolfenstein, shooters de máxima calidad técnica y diversión extrema, cambia el ritmo con la llegada de un spin-off que no solo se va de zona y de tema, también de estilo, que es tanto o más importante. Jessica y Sophia Blazkowicz, las hijas de BJ, plantan cara a los nazis en la Europa de los 80, que se parece poco a los Estados Unidos.

Wolfenstein: Youngblood avanza dos décadas con respecot a Wolfenstein II: The New Colossus en esta visión paralela de la historia que dice que el eje ganó la Segunda Guerra Mundial. A BJ se le ha perdido la pista en Francia y sus gemelas han decidido plantarse en París para saber qué ha pasado y traerlo de vuelta con la resistencia. Además, a los partisanos locales no les vienen mal un par de manos entrenadas y crueles. Como aperitivo tenemos una introducción en vídeo graciosa en la que vemos a esta familia feliz en el pasado y su aprendizaje codo con codo.

Pero lo importante es el presente, y la primera misión es buenísima. Tienen que infiltrarse en un zepelín nazi, pero la forma de hacerlo depende mucho de las habilidades que hayas escogido. Jugando con Sophia, escogimos una pistola con silenciador, un cuchillo y un rellenado de armadura doble. Si no os gusta esto, pues en vuestra partida escoged las que queráis.

Wolfenstein: Youngblood

Nos colamos por allí rajando gargantas, ocultándonos entre las sombras para que nadie se diera cuenta de nuestra presencia. Esta capacidad para desaparecer de su vista proviene de los trajes de alta tecnología que llevan las guerreras. Si prefieres un encuentro más 'cercano', también puedes ir relativamente a tumba abierta, y diríamos que es casi más divertido tienedo en cuenta que el manejo de armas y los golpes cuerpo a cuerpo son deliciosamente brutales.

Las partidas a un juego Wolfenstein siempre han sido muy lineales y solitarias. Tú contra el mundo, avanzando mientras dejas cientos de muertos a tus espaldas. Pero Youngblood rompe esa estructura en todos los sentidos. Hay dos personajes para dar la posibilidad de jugar en cooperativo online (hasta regalan un código de amigo con la edición Deluxe, que tiene un precio normal) y lleva el formato a otra dirección añadiendo el árbol de habilidades, retos diarios o semanales y desbloqueables estéticos. No es uno más de la serie y ni se parece a los anteriores ni se parecerá a los próximos. De hecho, es mucho mejor jugando con alguien más que en solo.

Da igual qué personaje te cojas porque las dos hermanas tienen las mismas opciones de progreso y acceso a los mismos ítems, armas y mejoras. Hay tres ramas en el árbol de habilidad, que mezclan ciertos elementos en cada una de ellas pero sirven para perfilar el tipo de partida. Por ejemplo, para poder utilizar armas pesadas y munición especial hay que desarrollar el músculo, mientras que el poder está más relacionado con las habilidades especiales. Hacen falta puntos de experiencia y subidas de nivel, pero se ganan con facilidad.

Sí hay micropagos en Wolfenstein: Youngblood, unas barras de oro que se complementa con la moneda ingame. Se pueden utilizar para comprear diseños o puntos de experiencia extra, pero nunca hemos tenido necesidad ni sensación de bloqueo por ir retrasados con el nivel, así que no molesta nada el sistema.

Wolfenstein: Youngblood

Donde más se debería notar la mano de Arkane Studio es el diseño de niveles y la estructura de misiones, pero por desgracia es lo que más nos ha decepcionado. Ese inicio tan prometedor nos llevó a pensar que estábamos ante un juego que cuenta mucho, pero qué va, casi no hay una historia integral que seguir. La mayor parte de las misiones parecen recados por ese mundo semiabierto que tienes que recorrer de aquí para allá una y otra vez. El planteamiento de las localizaciones sí es bueno, el problema está en cómo nos van mareando por los mismos sitios una y otra vez, machando a los mismos enemigos cada vez que vuelven a entrar en un área. Lo único que cambia es la meta, pero el camino es igual.

Quizá te hagas con un disquette que ha que descifrar o tengas que acabar con un nazi de mayor categoría, pero no hay nada más de interés. Quizá por la influencia de Arkane, el juego se centra en que tienes varias formas de alcanzar ese objetivo, y por mucho que eso suene bien sobre el papel, creemos que hubiera quedado mejor un entorno más lineal para no tener que pasear tantas veces por los mismos lugares, sobre todo si estás solo y no tienes ganas de pensar mucho. Los niveles solo cambian en función de la resistencia que oponen los enemigos en cada paso. No querían hacer algo Wolfenstein, pero ahora echamos de menos la versión de siempre.

Hemos disfrutado más con la parte táctica del combate. Cada fase de la batalla invita a utilizar un tipo de arma, de modo que si el enemigo se está protegiendo primero hay que usar artillería pesada para acabar con la barrera y después ya puedes cambiar a tu preferida para rematarlo. De la serie principal conserva esos 'Kommandant' con mando a los que hay que tumbar cuanto antes porque no dejan de llamar a secuaces cada vez más complicados.

Wolfenstein: Youngblood tiene sentido y pega en la franquicia, y es muy recomendable jugar con alguien en cooperativo. Pero no está bien ejecutado porque no es capaz de exprimir o de dar sentido al estilo de mundo semiabierto, y eso lo convierte en un juego repetitivo, especialmente si estás solo. El diseño de niveles de Arkane es fantástico, el de misiones todo lo contrario, y al final todo depende de que lo pases bien matando más y más nazis con su rico sistema de combate en situaciones parecidas.

Wolfenstein: YoungbloodWolfenstein: Youngblood
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Muy buen gameplay, con gran combate y manejo de armas. Relación entre las protagonistas divertida. Buen diseño de niveles.
-
Pero mal diseño de misiones que lo echa a perder. La historia se queda en la superficie.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Cargando más contenido