Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Ancestors: The Humankind Odyssey

Análisis de Ancestors: The Humankind Odyssey

El destino de nuestra especie está en tus manos en esta aventura evolutiva de Panache Digital Games.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El nombre de Patrice Désilets puede que sea desconocido para la mayoría, pero su legado audiovisual no es precisamente limitado. Désilets es uno de los genios detrás de Prince of Persia: Las arenas del tiempo y las tres primeras entregas de Assassin's Creed. Sus andanzas creativas cesaron cuando su camino y el de Ubisoft se separaron en 2010 una vez terminado Assassin's Creed: La hermandad.

No hemos sabido mucho de Désilets desde entonces. La aventura 1666: Amsterdam, su primer trabajo en solitario, se canceló debido a la bancarrota en 2013 de THQ. Irónicamente, Ubisoft compró los derechos de este proyecto y lo canceló y se vio obligado a luchar los tres siguientes años para recuperar los derechos del juego. Por supuesto, uno no se puede pasar tres años sin hacer nada aparte de estar en un limbo legar con Ubisoft, por lo que Désilets decidió crear Panache Digital Games en 2014 y empezó un nuevo proyecto. Cinco años después, podemos jugar con el resultado, Ancestors: The Humankind Odyssey. La visión de este juego es tan tremenda y ambiciosa como puedes esperar del director de Assassin's Creed.

Los distintos Assassin's Creed han transportado a sus jugadores a un gran número de eras y ubicaciones a lo largo de la historia humana, pero este juego nos remonta a una época incluso anterior. En Ancestors: The Humankind Odyssey puedes jugar a ser uno de los primeros ancestros de la raza humana, incluso antes de que existieran los Homo sapiens. Su mundo nos lleva hasta las selvas de África, hace diez millones de años. El objetivo es, nada más y nada menos, que hacer posible la evolución de esta especie de homínidos para aumentar sus posibilidades de supervivencia y reproducción. Si dominas el sistema de juego, incluso podrás evolucionar la especie a una mayor velocidad que nuestros predecesores reales. En cambio, si fracasas, la raza humana se extinguirá incluso antes de que pueda nacer.

La evolución es, como esperamos que sepáis la mayoría de vosotros, un proceso extremadamente largo y lento (a pesar de lo que Pokémon te enseña). Los videojuegos, por otra parte, están diseñados para respuestas inmediatas y así mantener el interés del jugador. Unir estos dos opuestos en un solo concepto obliga a cometer algunas concesiones científicas. Los saltos evolutivos como el uso de herramientas, andar sobre las dos extremidades inferiores o la comunicación suceden mucho más rápido en el juego que lo científicamente correcto, por lo que no uséis esta obra como base para una tesis biológica. Aun así, aunque la ciencia se haya adaptado al juego, sigue enseñando al jugador algunos de los conceptos clave de la evolución de una manera interesante.

Ancestors: The Humankind Odyssey

Por supuesto, nuestros ancestros no tenían ni idea de cómo evolucionar, lo que es también una de las filosofías centrales del diseño. Puede decirse que los jugadores quedan a su aire, incluso los desarrolladores al principio señalan: «Buena suerte, no te ayudaremos mucho». Por eso, las primeras horas son un poco confusas. Te rascas la cabeza y gruñes mientras intentas descifrar lo que quieren que hagas. Esta filosofía del diseño pende de un hilo. Por una parte, no nos gustan nada los juegos que te guían en cada paso del camino, y los juegos que te dejan a tu aire para que lo averigües tú mismo te dejan con una sensación de logro y pericia. Pero, por otra, tiene que hacerse de una manera creativa e innovadora. La línea entre la vagancia y el diseño pedagógico es fina, y, en este caso, los desarrolladores están en el lado equivocado la mayoría de las veces. Algo tan simple como descifrar el sentido de las barras de estado requiere más investigación en los menús de lo que debería. Incluso cuando juegas con todos los tutoriales en la configuración inicial.

Algunos pueden decir que la curva de aprendizaje tan engorrosa y la falta de un buen tutorial solo afianza la premisa inicial. La evolución es un proceso duro y despiadado, solo los que saben adaptarse sobreviven. Este puede ser el caso, pero la cuestión es si esto funciona en un videojuego porque no solo debe ser creativo y/o educativo, también necesita ser divertido. Las primeras horas de Ancestors fueron todo lo contrario. Llegaron incluso a ser frustrantes.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Pasado un tiempo, la frustración se convirtió lentamente en un proceso meditativo de repetición. Hay una sensación placentera de rutina al seguir el ciclo de estos primates (a los que, por supuesto, les pusimos los nombres de Donkey, Diddy, Cranky, Dixie, Lanky, Funky y Winston). Dale tiempo y el ciclo de la vida será tuyo para controlarlo: comer, beber, dormir, reproducirse y transmitir conocimientos a la siguiente generación. Hasta puedes, incluso, escuchar a Elton John, Tim Rice y Hans Zimmer de fondo. Mufasa estaría muy orgulloso.

El árbol de habilidades te permite evolucionar a tu clan, y es probablemente la mejor forma de ilustrar cómo funciona la evolución. Se basa en el principio de «mono ve, mono hace», en el que necesitas cargar a tu descendencia contigo y dejar que te vean para que así imiten todo lo que haces para que puedan sobrevivir, desde beber agua a intentar caminar a dos patas. A través de la observación, imitación y repetición, se crean nuevas neuronas en el cerebro colectivo del clan. Al fortalecer estas neuronas, puedes pasarlas a la siguiente generación. De esa manera, nuestra descendencia no tendrá que aprender todo desde cero porque algunas habilidades y hábitos ya estarán recopiladas en su red neuronal por medio del ADN. Repetimos que es una simplificación científica del proceso evolutivo, pero ilustra a la perfección lo que es la ciencia sin dejar de ser tener lo que necesita un videojuego.

Ancestors: The Humankind OdysseyAncestors: The Humankind Odyssey

El mayor desafío que afronta es conseguir que el proceso tan paulatino de la evolución sea algo divertido. Y así llegamos a mayor problema, porque, siendo sinceros, Ancestors aburre al cabo de un rato. Sin una historia con un objetivo principal más que la supervivencia de la especie, es bastante limitado en términos de lo divertido que puede ser aprender nuevas habilidades y explorar la jungla para encontrar nuevos hábitats. Al menos, nunca nos cansaremos de balancearnos de árbol en árbol, aunque sea para evitar posibles peligros en la naturaleza.

También es digno de mención que Panache Digital Games es un estudio reciente y no muy grande. El juego no nos impresiona visualmente, y nos gustaría que añadiesen algunas mejoras importantes, como poder omitir las secuencias cinematográficas. Que sí, que las crías de mono son adorables, pero ver la misma escena de nacimiento una y otra vez se hace agotador.

Ancestors: The Humankind Odyssey no es, ni de lejos, un juego para todos los gustos. La falta de ayuda para los jugadores al empezar la partida se convierte en una ola de frustración las primeras horas, lo que puede ahuyentar a bastantes jugadores. Igualmente, la falta de historia y de un objetivo mayor que la supervivencia de la especie pueden resultar extraños para quienes buscan propuestas con más acción y monerías. Sin embargo, para los curiosos que buscan algo diferente, este título tiene mucho atractivo con su enfoque pedagógico a los principio de la evolución. Lo que también encaja con su estructura abierta que obliga a los jugadores a explorar completamente todo por sí mismos. Simplemente no esperes que este juego sobre la evolución sea una revolución.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Concepto interesante, sistema de árbol de habilidades original, te obliga a explorar a tu gusto lo que puede ofrecer el juego antes de empezar.
-
Tutoriales toscos sumados a un duro proceso de aprendizaje, manejo muy poco intuitivo, las escenas cinematográficas no se pueden omitir, falta de objetivos específicos o generales que podrían hacer del juego algo más divertido.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Cargando más contenido