Español
Gamereactor
análisis
A.O.T. 2

Análisis de A.O.T. 2

Más desmembramientos anime, con un par de ideas novedosas y un montón de personajes de la Temporada 2 de Ataque a los Titanes.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Acercándose ya a su tercera temporada, el arrasador anime de Attack on Titan (Shingeki no Kyojin, Ataque a los Titanes en español), cuenta historias en un mundo en el que la humanidad se encuentra al filo de la extinción a causa del impacto de los descomunales titanes comehumanos. Parece una idea genial para un videojuego, ¿verdad? Pero si leíste nuestro análisis de Wings of Liberty en 2016 ya sabrás que el cambio de medio firmado por Omega Force no le sentó tan bien a la franquicia. Repetitivo, con problemas de rendimiento y una narrativa muy floja fueron sus puntos flacos, demasiados para lo que esperaban los fans. Ahora, dos años después, llega una secuela intentando mejorar aquel resultado, y al tiempo incorporando Nintendo Switch como plataforma alternativa a PS4, Xbox One o PC: ¿Consigue pisar fuerte como un gigante o se trata de otra decepción colosal?

La historia te alista en el Scout Regiment, una división militar que tiene el deber de salvar a los hombres ante la arremetida incesante de los titanes. A diferencia del primer título, aquí se puede crear un personaje propio con muchas opciones, un avatar personalizado que se unirá al resto en el entrenamiento. Y después de machacar unos cuantos maniquíes de madera en los bosques y acostumbrarte al ODM (equipación de movilidad omnidireccional), ya estás listo para salir en busca de venganza para los caídos y de protección adicional para los muros que rodean la ciudad. La historia, como era de esperar, se basa en la segunda temporada del anime, pero también hay algunos elementos importados de la primera temporada para que los nuevos jugadores se puedan poner fácilmente al día.

Empleando tu equipación ODM para propulsarte por el escenario cual Spider-Man, la mecánica central consiste en acertar con una serie de golpes coordinados sobre los gigantes que atacan al pueblo. Aquí la clave está en los tiempos y el impulso creciente, aparte de ir desmembrando estratégicamente las extremidades del rival para que no terminen de defenderse en condiciones. Posándote sobre el cogote de un titán (el núcleo de carne que es su punto débil) tanto el personaje como el entorno terminan empapados de sangre, y cuando les rebanas los miembros se ponen a tropezar y arrastrarse como gusanos para intentar engullirte. Estas escenas suponen un subidón de adrenalina gracias al elevado ritmo de las batallas, el resultado gore de los ataques y las imágenes grotescas que llenan la pantalla.

HQ
Publicidad:

Una vez más, nos ha resultado un pelín complicado hacernos con los controles, sobre todo al intentar mantener la velocidad y el impulso mientras encadenamos ataques. Si mantienes R1 (en PS4) puedes apuntar a una extremidad concreta, y si pulsas triángulo lanzas un gancho para propulsarte hacia ella. También puedes pulsar X para un impulso extra si te queda combustible para un impacto mayor, pero es algo que requiere una respuesta mucho mejor sincronizada. Como novedad en A.O.T. 2 están los ataques sigilosos, que se pueden lanzar con R2 cuando fijas un titán en la mirilla. De esta manera es posible realizar ejecuciones rápidas, pero una vez más es cuestión de precisión (y si miras demasiado rato por la mirilla puedes terminar enfureciendo al gigante).

Como sois un escuadrón, el trabajo en equipo sigue siendo esencial, y también tienes la capacidad de reclutar a más aliados para la batalla. Pulsando el botón círculo se alistan otros luchadores, para luego con la cruceta digital enviarlos al ataque una vez se hayan refrescado. Nos ha encantado mandar a nuestros compañeros de equipo al rescate cuando estábamos a punto de cascar, y ver cómo entraban en escena para pegar un tajo al titán de turno. Una mecánica interesante es que si mejoras tu amistad con otros personajes puedes recibir mejoras para aspectos como la salud o el liderazgo. Para ello hacen falta interacciones opcionales entre misiones, ofreciendo respuestas positivas al diálogo.

En plena batalla vas perdiendo tanto combustible como filo en la hoja, así que es crucial construir bases para recuperar suministros. Las hay de varios tipos y se van desbloqueando por la campaña, incluyendo el montaje de cañones, puestos de minería para más recursos o torres de suministro general. Para montar todo esto hacen falta pistolas de bengalas que se obtienen con misiones secundarias opcionales, identificadas por señales de humo verde. Es una actividad útil para conseguir más recursos e incluso aliados adicionales, pero al final también se reduce a matar más titanes.

Y ahí, conforme recordábamos del primer juego, se encuentra el mayor problema de A.O.T. 2: es muy, muy repetitivo. Muchas misiones dentro de la trama central te proponen los mismitos objetivos de derribar titanes, escoltar a supervivientes o proteger edificios. Las áreas urbanas por las que vagas para hablar con PNJ aportan algo de variedad, pero también se quedan cortas porque te limitas a conversar y mejorar equipación. Cierto es que luego llegan más bases y métodos de transporte como los caballos, pero todo se hace tedioso y monótono demasiado pronto, incluyendo la acción principal de matar titanes (hasta se pueden explotar las 'senak kills' de mala manera).

Publicidad:
HQ

Un buen añadido es el llamado "otro modo", que aporta estilos competitivos y cooperativos con 37 personajes de ambas temporadas. Se van desbloqueando con los episodios del modo historia, y cada uno presenta sus propias stats. Quizá nuestro favorito ha sido la Aniquilación 4v4, luchando por conseguir más muertes de titanes y puntos que el rival. El punto multijugador supone un plus aunque sea más de lo mismo, sobre todo cuando te ayudan a revivir en las dificultades más altas.

El estilo cel-shaded de los gráficos captura el espíritu del anime perfectamente y nos recuerda una barbaridad a la serie Gravity Rush. El estudio ha hecho un gran trabajo para que los gigantes resulten espeluznantes, con sus expresiones sin vida y su extraña apariencia desnuda. Sin embargo, el rendimiento sigue sin estar a la altura, con caídas de framerate y objetos que aparecen de forma repentina, sin mencionar cuando los titanes se atascan con paredes y edificios. Esperamos que lo vayan mejorando con parches, porque molesta mucho y corta el punto.

A.O.T. 2 es una secuela muy completa que lleva todo lo que acertó el juego original con algunas novedades de interés. Por desgracia, también repite los principales fallos del juego de 2016: es repetitivo y no rinde como debe, estropeando el espectáculo de los combates. Hemos disfrutado volando por el escenario y desmembrando a los titanes, pero también hemos tenido momentos muy frustrantes. Si hay planes para la tercera temporada, esperemos que se fijen en estos problemas.

A.O.T. 2A.O.T. 2A.O.T. 2A.O.T. 2
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Gran escala. Emocionantes batallas.Estilo muy acorde. Divertido modo cooperativo.
-
Es muy cansino. Los problemas técnicos pueden arruinar la partida.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

A.O.T. 2Score

A.O.T. 2

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

Más desmembramientos anime, con un par de ideas novedosas y un montón de personajes de la Temporada 2 de Ataque a los Titanes.



Cargando más contenido