Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
artículos

La segunda Edad de Oro de los videojuegos de estrategia

Al igual que su plataforma preferida, el PC, el género de estrategia fue declarado muerto por muchos. Estaba equivocados... muy equivocados

Para muchos, la segunda mitad de la década de los 90 fue la edad de oro de los juegos de estrategia. Tuvimos la salida de Warcraft y Starcraft de Blizzard. Command & Conquer estaba en su apogeo. Si bien la saga Civilization arrancó a primeros de los 90, la que muchos consideran su mejor entrega salió en 1996 y, tres años después, la siguió Alpha Centauri. Homeworld también llegó en 1999. Antes de estos estuvieron Total Annihilation y Ages of Empires. En el año 2000 vimos el primer Europa Universalis y el lanzamiento del primer Total War.

Pero la gran popularización de las consolas, sobre todo PlayStation 2 en los años posteriores, dejó este género un tanto ignorado. Si alguien hubiera dicho en 1999 que pasarían ocho años entre Warcraft III y Starcraft II, nadie le hubiera creído. Por supuesto, World of Warcraft tenía algo que ver con esto, pero grandes publicadoras como EA, que lideraba en el género gracias a Westwood, sudaron la gota gorda. Y mientras que ciertos sellos como THQ y, más tarde, Sega, intervinieron para llenar este vacío, había una sensación de que los juegos de estrategia eran cosa del pasado. Y esto no quiere decir que no fueran buenos juegos, de hecho la mayoría lo eran, pero las cosas no cambiaron hasta el resurgimiento del PC como plataforma de juego a raíz del fenómeno Steam.

Esto nos lleva hasta la actualidad, y podemos decir que hemos vivido el mejor año de la historia en cuanto a juegos de estrategia se trata, y esto es algo que se ha ido construyendo poco a poco. Los estudios veteranos recibieron los recursos para crecer; una audiencia nueva y en expansión; editores que han captado el mercado y se han adaptado al nuevo mundo digital; desarrolladoras indie jóvenes y ambiciosas que se acercan al género de nuevas maneras. Hay un montón de razones por las que mantenerse optimista ya que parece que estamos justo en medio de una segunda edad de oro.

Xcom 2 de Firazis fue uno de los muchos juegazos de estrategia lanzados en 2016.

Si eres un jugador relativamente joven te será difícil imaginar que Halo se desarrolló como un título de estrategia a tiempo real. Así es, el original desarrollado por Bungie podría haber sido un juego de estrategia y no el juego que redefiniría el shooter en primera persona en consolas y que ayudó a Microsoft a hacerse un hueco con la Xbox original. ¡Cómo habría cambiado el cuento! Pero a finales de los 90 no era extraño que un mismo estudio estuviera jugando con dos conceptos tan diferentes para un mismo juego. Si las cosas hubieran sucedido de otra forma, Bungie podría haber tomado un camino diferente del actual. Halo pasó a ser de estrategia con Halo Wars de Ensemble Studios, un juego que funcionó sorprendentemente bien en consola (2009, Xbox 360), pero que además habló mucho sobre el estado del género. En primer lugar, solo salió en consola. En segundo lugar, iba a ser el último juego de Ensemble Studios, una empresa que se hizo un nombre por la franquicia Age of Empires.

Otro estudio que fue fundamental en el resurgimiento de este género fue Westwood. Muchas veces citado como el ejemplo perfecto de la tendencia de EA a "comprar y arruinar" desarrolladoras talentosas (es solo una forma de verlo), Westwood tuvo una buena trayectoria desde 1986 hasta su cierre en 2003, justo cinco años después de que la adquiriera EA. Muchas veces acreditado por crear el género RTS (estrategia a tiempo real) con Dune II (1992), Westwood disfrutó de una gran carrera en la segunda mitad de los años 90 creando Command & Conquer (1995), Red Alert (1996), la siempre gran olvidada joya de las aventuras Blade Runner (1997), y C&C: Tiberian Sun (1999). El estudio nunca se ha centrado enteramente en la estrategia, aunque fuera su fuerte, y quizá su ambición de hacer de todo fue su condena. Los dos últimos juegos que firmó como Westwood fueron los shooter Command & Conquer: Renegade, y un MMORPG de ciencia ficción que se llamaba Earth & Beyond. Ambos lanzados en 2002 y ambos fueron fallos costosos para EA. Parte de Westwood estaba en EA Los Ángeles y la franquicia Command & Conquer sobrevivió, aunque se desconoce su estado actual tras la cancelación de su reboot gratuito. Muchos de los trabajadores de Westwood pasaron a formar Petroglyph, quién, en los últimos años, mantuvo la tradición con juegos como Grey Goo y 8-Bit Armies.