Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
artículo

Zelda: Breath of the Wild - Guía de consejos esenciales

Echa un vistazo a esta lista no solo para sobrevivir y triunfar: también para disfrutar más de esta enorme aventura.

Por las características tan especiales que describimos en el análisis de Zelda: BotW y naturalmente por la escala de su mundo y la cantidad de cosas que se pueden hacer y probar con distintos resultados (y todas las que aún no se han visto), en Gamereactor vamos a afrontar las Guías de juego del nuevo Zelda desde otro prisma, en concreto de tres facetas. Por un lado, esta guía de consejos básicos para cualquier jugador y cualquier estilo. Por otro, una guía con los secretos más buscados del juego. Finalmente, una serie de trucos y proezas concretas que estamos recopilando por el viaje.

Publicidad:

Esta primera entrega bien podría ser infinita, pues en cada partida se nos ocurren mil consejos y sugerencias que podríais agradecer para vuestra experiencia, ya sea con la intención de jugar mejor, llegar más lejos, sobrevivir o, simplemente, probar cosas nuevas y disfrutar. Pero vamos a intentar limitarlo a una serie de 15 puntos que creemos más esenciales, ampliable si es menester en base a vuestros comentarios al final de la guía. Vamos allá.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild
Cerca de una Gran Hada siempre hay hadas pequeñas como Navi. Cázalas cual libélulas para resucitar y potenciar tus recetas.

1. Sé tu mismo

Breath of the Wild es un soplo de aire fresco y salvaje que te invita a expresarte en su mundo abierto y natural. Esto quiere decir que nuestro primer consejo siempre será que te dejes llevar, que sigas tu instinto y que pruebes cosas, pues así no solo encontrarás la máxima diversión, sino también algunas soluciones sorprendentes. No intentes jugar justo como a los Zelda antiguos, ni como a otros juegos. Piensa que no hay reglas, solo un patio de recreo y un montón de juguetes.

2. Piensa diferente

Vale, parece lo mismo que el punto anterior, pero en este caso nos referimos más bien cuando te quedas atascado. Como las reglas aquí no están tan claras y la física cambia tanto las cosas, muchas veces conviene probar una nueva aproximación en lugar de repetir una y otra vez la misma táctica. Salir de la zona, dar una vuelta, estudiar el escenario, mirar todos los elementos a disposición... Hay combates, puzles y exploraciones con múltiples decisiones, y si abres la mente y pruebas otras cosas, siempre amplías tu repertorio de recursos.

3. Usa los sellos en el mapa

Parece lógico, pero es una manía muy buena. Quizá no para todo, pero si te acostumbras a marcar cosas en el mapa te moverás mucho más rápido y te cundirá mucho más cuando pases de camino por zonas ya visitadas. Marca por ejemplo con una calavera dónde aparecen enemigos grandotes como el Hinox, el Centaleón, el Moldora o el Petrarok, ponle una estrella a cosas importantes como el lugar de los santuarios que aún no quieres intentar o esas zonas intrigantes donde sabes que pasará algo. Ponle una hojita a los Kolog que quieras buscar después, un cristal a los puntos con muchas piedras preciosas y otro marcador a las zonas donde se reúnen los caballos salvajes. Marca ese cofre que intentarás alcanzar más tarde. Si eres muy de cocinar y no te quieres teletransportar, marca con una cazuela los puntos de caldero. Pero, una vez más, sigue tus necesidades, no vayas a abarrotar el mapa haciéndolo agobiante e ilegible. Si combinas esto con las runas de baliza (cuando hayas usado las cinco siempre puedes sustituir alguna por un sello en el mapa), Link navegará Hyrule como Pedro por su casa.

4. Cocina, cocina, cocina

Siempre que tengas la oportunidad y veas una cacerola, echa un rato en cocinar, aunque al principio no te guste. Seguro que con todos los ingredientes y materiales que llevas en la alforja te puedes hacer un par de comidas o elixires que necesitarás más adelante. Prepara alguna receta de recuperar vida, pero no solo te centres en llenar los corazones; piensa más en qué efectos te vendrán bien en la zona o tarea actual. ¿Hace frío o calor? ¿Área eléctrica o volcánica? ¿Enemigos muy duros de atacar o defender? ¿Hace falta mucha resistencia para escalar o planear? Si te haces estas preguntas, en dos minutos te prepararás 4-5 recetas que, créenos, agradecerás llevar contigo. Y como te las puedes inventar y es fácil ver cómo funciona el sistema y cómo se consiguen buenos efectos, enseguida harás de Link un Master-Top Chef.

5. Saca fotos como referencia

Esto te lo aconsejamos junto a los sellos del mapa. Si usas el módulo Cámara de fotos y fotografías criaturas, armas o materiales, no sólo tendrás una referencia gráfica, sino que podrás consultar en la Enciclopedia Hyliana sobre sus características, efectos y ubicaciones (e incluso activar el radar para buscarlos). Piensa que así podrás averiguar puntos débiles de enemigos, o quizá cómo aprovechar un ingrediente o un arma. Y también acostúmbrate a sacar capturas de pantalla con el botón para tal fin en tu mano izquierda, si estás jugando la versión de Switch. Esto te vendrá bien para recordar lugares, o quizá para volver a consultar esa frase que te dijo un PNJ con ciertas pistas. Y sí, lo confesamos, nosotros ya hemos alcanzado el límite de 1.000 capturas de Nintendo Switch.

6. Planifica un poquitín el viaje

Vaya cosa te estamos diciendo, ¡con todo lo que va a suceder por el camino! Vale, te despistarás, te entretendrás y te desviarás a causa de cosas aleatorias y dinámicas, o porque te apetece, o por curiosidad, pero si quieres cubrir bien una zona es importante cierto orden, echar un vistazo al mapa y decidir más o menos cómo quieres llegar desde A hasta B. La idea es que te diviertas por el camino, pero también que no te pierdas las cosas más chulas ni te dejes otras sin hacer. Si, por ejemplo, vas desde el Pantano de Lanayru hacia el Desierto Gerudo (sin teletransportes), decide si quieres hacerlo a caballo, para qué te puedes preparar, qué te dejas si vas por cada camino o cómo debes ir marcando elementos en el mapa.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild
Publicidad: