Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
artículos
FIFA 18

FIFA 18: Guía para aprender a defender

Descubre los trucos y consejos del nuevo FIFA 18 que te harán ser un muro en defensa frente a los rivales.

A los juegos de FIFA puede echar una partida cualquiera porque es sencillo aprender los movimientos básicos, pero no es nada fácil dominarlo por completo. Y mucho menos desde el punto de vista defensivo. La nueva entrega lo ha mejorado, pero al mismo tiempo lo ha hecho más complejo. Queremos que sigáis progresando en vuestras partidas, por eso, si no os bastó con nuestro vídeo tutorial sobre cómo defender mejor en FIFA 18, aquí viene esta guía con trucos y consejos para aprender unas cuantas técnicas y conceptos.

Controles:
Defensa táctica o defensa clásica. En esta entrega hay dos tipos, como viene siendo habitual en la serie. Si no tocas nada vas a estar utilizando la táctica porque es la que viene por defecto, pero en el menú de configuración de controles puedes cambiar a la clásica. Hay gente que opina que es más fácil de gestionar ya que requiere menos precisión en el timing, pero no os acostumbréis demasiado porque solo se puede utilizar offline.

Aspas/A: El jugador corre automáticamente hacia el rival que lleve el balón. Es una buena opcíon para colocar a tu defensa, pero cuando estés cerca suéltalo para volver a ser tú quien lo controle.

Círculo/B: Dependiendo de la dirección del jugador con balón, el tuyo va a intentar quitársela metiendo la pierna o el cuerpo.

Cuadrado/X: La segada de siempre. Sirve para cortar pases y tiros o para tratar de quitarle la bola a un rival cuando la lleva delante, pero es un movimiento arriesgado porque si no es muy limpio te pitan falta y, probablemente, tarjeta.

Triángulo/Y: Hace que sea el portero el que salga directamente a por el balón , y no importan las posiciones ni de uno ni de otro, se puede cruzar todo el campo si hace falta. Úsalo solo si un rival corre hacia la portería sin defensa para cerrar ángulo de tiro.

L2/LT: El jugador realiza un movimiento para coger la posición y cortar un balón. Es excelente para cercar al rival sin renunciar a cortar la línea de pase.

R2/RB: Hace que un segundo jugador se sume a la presión contra quien lleva el balón. Puedes lograr recuperarla, pero también vas a dejar un hueco muy grande si se te marchan.

Tácticas y formación
Para defender de forma adecuada tienes que tener en cuenta el tipo de táctica que se aplica al equipo completo . Si desde el principio tiene órdenes de replegarse atrás y esperar, no intentes presionar tú solo con el futbolista que controlas porque el resto no te va a seguir y no va a valer de nada. Por otra parte, también hay que conocer las cualidades de tus jugadores, porque si tienen valores bajos es probable que no tiren bien un fuera de juego o sepan anticiparse. Como siempre decimos, invierte el tiempo necesario en conocer tus opciones y en decidir con la que más cómodo te sientes. Y no intentes aplicar un estilo para el que tu plantilla no esté preparada.

La formación también tiene mucho que decir en tu cerrojo. Si estás teniendo problemas para contener a los rivales, intenta colocar a dos mediocentros defensivos, preferiblemente fuertes y altos. Está casi garantizado que un doble pivote va a ser efectivo, aunque te costará más atacar.

Esperar y presionar

Hay gente que se equivoca al lanzarse de forma apresurada a por el atacante que lleva la pelota, porque está dejando un espacio abierto para que lo ocupe y hace que ser regateado sea más asequible. La prioridad debe ser contener la progresión de quien sube el balón y colocarse en su camino con el movimiento automático que hemos visto antes. Sin embargo, solo deberías hacer esto para acercarte, y cuando estés cerca, cambiar a L2/LT. Este botón te permite coger la marca, pero al mismo tiempo te deja que tú manejes al jugador. Y cuando estés suficientemente cerca, intentar buscar el momento en el que hacer la entrada mientras estás bloqueando sus opciones de pase. Pero sin precipitarse o podrá regatearte.

Si logras detener el avance de ese jugador, aparecen dos opciones prioritarias: evitar peligro con sus tiros y sus pases. Aveces debes sacrificar tu colocación, pero siempre es mejor que se vayas por fuera a que entren por dentro. Por otro lado, siempre es mejor que los extremos se la devuelvan a uno que esté más atrás a que puedan centrar al área o incluso penetrar con una diagonal a portería. No vas a poder hacerlo todo, así que prioriza pensando también a quién tienes delante.

Una buena presión sobre el que la lleva y conseguir cortar las líneas de pase debería ser suficiente. La IA va a tratar de hacer pases más arriesgados porque has reducido sus opciones, y por tanto es más probable que falle y recuperes la posesión. Pero ten cuidado porque FIFA 18 incluye un sistema de regate mejorado que además diferencia mucho a los buenos de los vulgares. Como tenga buena valoración de regate y aceleración es más difícil predecir sus movimientos que en años anteriores. Cuenta con ello o se te marcharán bastante.

No subestimes el entrenamiento
Los juegos de habilidad de esta entrega son magníficos y hay unos cuantos nuevos que debéis probar. Os van a ayudar mucho a aprender a defender en FIFA 18. Hay algunos desafíos complicados, incluso frustrantes, pero si queréis mejorar la defensa, hay que aprender a superarlos. Hasta que no seáis capaces de completar esta sección entera no se puede decir que hayáis dominado esta parcela del juego.

Consejo de Pro 1: Con L1/LB, como decíamos, se ejerce la presión combinada con apoyo de la IA. Es una opción buena cuando tu rival está en apuros, pero sobre todo es útil en el medio del campo para mantener la presión alta. Hay que usar este truco con mucho cuidado porque puede tener unas consecuencias catastróficas, por eso hay que evitar especialmente que el segundo jugador, el apoyo, sea un defensa que desbarate la línea de atrás.

Consejo de Pro 2: En el stick derecho tienes el pase al primer toque, que generalmente se considera un movimiento de ataque, pero también vale para defender. Cuando estás luchando por un balón suelto, usa el stick derecho en cuanto creas tener la bola a tu alcance para alejarla de su posición. Te dará un tiempo muy valioso para asegurar la posesión.

FIFA 18FIFA 18
FIFA 18FIFA 18FIFA 18