Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
artículos

Los triple-A de consola también se rinden al formato digital

Los últimos datos de juegos como Destiny 2, FIFA 18 o la eShop demuestran la aceleración de tendencia durante 2017.

A medida que ha crecido el mercado digital, se ha mantenido la duda de cómo va a afectar al propio mercado físico de videojuegos. Cuestiones como si servirá para ampliar mercado o se comerá en proporción uno a uno el número de ventas, o si hará que disminuya el gasto total por la diferencia en precios y las rebajas frecuentes.

La tendencia es global, aunque cada mercado y cada plataforma siguen un ritmo distinto en función del tipo de usuario. La asimilación en PC es casi total, pero en máquinas Nintendo sigue siendo minoritario. Ahora, gracias a los datos del mercado británico ofrecidos por Gfk/Charts-track que ha difundido Games Industry, tenemos un ejemplo cercano con el que entender un poco mejor el fenómeno.

Según la última revisión, las ventas digitales de los grandes juegos suponen ya entre el 30% y el 45% del total en las islas. En 2016, un juego de alto presupuesto o AAA colocaba entre un 15% y un 25% en ese formato, es decir, que la proporción se ha duplicado en favor de la descarga, aunque aún sea minoritaria.

Esta diferencia del comportamiento está provocando que las listas de ventas difundidas de forma semanal o mensual queden desfasadas (NPD Group, en Estados Unidos, está logrando integrarlas). Y da tres casos concretos: The Evil Within 2, Wolfenstein II: The New Colossus y Destiny 2. Aunque pudiera parecer que están funcionando peor que las primeras partes, en realidad las ventas combinadas dibujan un panorama opuesto. El punto de vista global también es significativo, ya que los registros indican que las ventas en Reino Unido cayeron un 16% en octubre y sin embargo las compañías están satisfechas: la razón es que el mercado que conocemos ya no les representa.

Las promociones digitales son las clave

El caso del juego de Bungie para Activision es simbólico. Spencer Neumann, comentó en la reciente junta de accionistas que más del 50% de las ventas de Destiny 2 en consolas es digital. Cree que se debe a que las promociones eran mejores que las de las tiendas, aunque espera que con su empuje navideño el formato tradicional recupere posiciones. Eric Hirshberg, presidente de la compañía, realizó unos comentarios ante sus inversores que refuerzan la teoría a falta de datos. Añadió que el ratio de compra del pase de temporada, las expansiones digitales es elevadísimo. En solo un mes, ya se ha convertido en el juego de consola que más dinero ha movido en el país, y en gran parte es gracias al formato digital.

Neumann no es el único que cree que esta transición también está provocada por la diferencia de precios. "Las tiendas del Reino Unido han estado vendiendo juegos casi al precio de su PVPR, y aunque los títulos digitales siguen siendo bastante caros, ahora están más cerca de sus pares físicos en cuanto al precio", decía una fuente de una editora a GamesIndustry bajo anonimato. El mercado británico se ha caracterizado por ser el que más barato ha vendido juegos en su caja, pero las diferencias se están reduciendo. "El reto de las tiendas es cómo reaccionar a esto", aportaba otro editor a la revista de industria, explicando que "para proteger sus ingresos, la tentación puede ser mantener los precios altos, pero esto solo va a provocar que la aceleración digital vaya aún más rápido".

Electronic Arts también ha hecho rendición de cuentas durante esta semana y los números no ha sido muy distintos. En su informe trimestral cuentan que el 46% de sus ventas globales para PS4 y Xbox One son del formato digital, seis puntos más que en el mismo periodo del año anterior. Y de nuevo han citado las promociones en estos lanzamientos como causa de este giro.