Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
artículos
Assassin's Creed Origins

Assassin's Creed: Mirando al futuro

Una vez lanzado el egipcio Origins, estudiamos hacia dónde podría dirigirse la franquicia con sus próximas entregas.


Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

En más de un sentido, Assassin's Creed Origins representa un reinicio de la franquicia. Sí, sigue siendo consciente de los juegos anteriores y continúa con la saga, pero tanto en términos de conexión contemporánea como de mecánicas, señala un cambio significativo de lo que hemos visto hasta hora en ella. Esto abre escenarios interesantes para futuras entregas, incluso aunque aún no hemos escuchado exactamente cómo Ubisoft pretende continuar con la franquicia dado el paréntesis de 2016.

¿Así pues, adónde se dirige la saga a partir de aquí? ¿Deberíamos esperar entregas anuales a partir de ahora o adaptará Ubisoft un ciclo de dos años que sea potencialmente más sostenible?

Época y escenarios

Hasta ahora, la serie Assassin's Creed ha abordado muchas épocas importantes de la historia, empezando por Assassin's Creed que se sitúa en la Tercera Cruzada (1191 d.C). Luego Assassin's Creed II, la Hermandad y Revelations están ambientados durante el Renacimiento (1476-1511), y mientras que Assassin's Creed III se sitúa en la revolución norteamericana, Assassin's Creed IV: BlackFlag y Rogue lo hacen un poco antes. Y Liberation, spin-off, lo hace más o menos en la misma época. Y por último están Unity, que está ambientado en la Revolución francesa (1789), y Syndicate, durante la época victoriana. Los spin-off de la saga Chronicles se ambientan en China (1526), India (1841) y Rusia (1918). La película de Assassin's Creed del año pasado se centra en la España de 1492 (al menos su parte histórica, claro).

En general, la saga principal avanza cronológicamente hasta Origins. Es evidente que este juego reajusta algunas cosas y abre para Ubisoft más vías que explorar. Una opción es una secuela directa de Origins o Ubisoft podría volver a presentar la siguiente entrega tras Syndicate. Dado que ya se cubrió la Primera Guerra Mundial de cierto modo, tal vez veamos un Assassin's Creed ambientado en la Gran Depresión explorando potencialmente los orígenes de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, dudamos que Ubisoft siga este camino, por múltiples razones, la principal sería que esta época no parece que presente los escenarios más emocionantes desde el punto de vista de la jugabilidad.

Desde luego, tanto la Primera como la Segunda Guerra Mundial son escenarios muy solicitados para un juego de Assassin's Creed, pero quizás desde el punto de vista del juego, tendría más sentido situarlo justo antes de la guerra para permitir que los templarios y los asesinos pongan las cosas en marcha.

Seguramente, jugaremos a un juego de Assassin's Creed ambientado poco antes o durante una Guerra Mundial en algún momento, simplemente no resulta fácil visualizar qué tipo de escenario tendría más sentido. ¿Los preparativos del asesinato de Franz Ferdinand? También supone un reto crear una historia que tenga sentido dada la naturaleza global de estos conflictos. ¿Múltiples personajes trabajando juntos en diferentes países, quizás?

Por supuesto, hay algunos escenarios históricos muy buenos que Ubisoft podría elegir si quiere terminar con la saga, lo que es inevitable (después de las dos Guerras Mundiales, está la Guerra Fría y ya llegamos hasta nuestros días).

Otro escenario que tiene sentido y que se ha pedido mucho es el Japón feudal. Aunque hubiera tenido más lógica incorporarlo a un título de la saga Chronicles antes que India o Rusia, no se usó, así que por lo tanto parece una opción sensata para un título principal. Por supuesto, la caída del último Shogun sería una buena opción y también una época bastante buena para un título de Assassin's Creed. Además, Japón sería un mundo abierto brillante con grandes ciudades rodeadas por maravillosos paisajes naturales, que van desde selvas a montañas nevadas.

De hecho, aunque China estaba representada en uno de los títulos de Assassin's Creed Chronicles, todavía hay más por rascar. Está ambientado durante la dinastía Ming, pero tendría sentido tanto un Assassin's Creed ambientado un poco antes, en la dinastía Yuan (con Kublai Khan, que también incluiría a Marco Polo), como uno posterior a la dinastía Qing. Tal vez, incluso antes que la dinastía Yuan con Djingis Khan y el imperio mongol.

También tiene su lógica que la saga vuelva a las Américas. Después de todo, es el mercado más amplio de Ubisoft. Un título durante la Fiebre del Oro en California (mediados de 1800) sería interesante. Pero nos tiraría aún más un juego ambientado en la conquista de América, de Sudamérica y América Central concretamente. Los españoles conquistaron el imperio Azteca, Maya e Inca uno detrás de otro. Hay muchos mitos que explorar aquí, junto con una arquitectura y paisajes increíbles para un juego de mundo abierto. En un reciente viaje que realizamos por territorio inca, un guía nos explicó una teoría conspiratoria basada en las barbas de los monumentos incas, que consistía en que los Incas (los dioses reyes del imperio) eran en realidad templarios. A Assassin's Creed le gusta recurrir a este tipo de teorías conspiratorias, incluso aunque el hecho de que el asesino sea un conquistador español suponga un giro.

Esto también se relaciona con los hechos de la película de Assassin's Creed. Si recuerdas el papel de Christopher Columbus hacia el final de la película, parece indicar que habrá cosas que ocurran en las Américas dado que se acababan de descubrir.

Por supuesto, también existe la opción para Ubisoft de continuar con una época sin este tipo de agitación social tan importante y optar por una época y lugar con un cambio más cultural (como el Renacimiento). Todavía es demasiado pronto para un Assassin's Creed ambientado en nuestros días, pero algún día... tal vez. Quizás ese espacio ya lo ocupa Watch Dogs.

¿Qué tal una secuela directa de Assassin's Creed Origins?

Aunque resulta difícil ver a Ubisoft volviendo a otro juego ambientado en Egipto (porque ya se ha visto mucho), hay un montón de margen entre la aventura de Bayek y las de Altaïr. Sobre todo, sería lógico que una secuela tuviera lugar en Roma, quizás incluso un par de secuelas centradas en la caída del Imperio romano. Por mucho que Origins trate de Egipto, también trata el fin de la República romana y por tanto el inicio del Imperio romano. No nos sorprendería del todo si viéramos un Assassin's Creed II con un personaje principal distinto a Bayek ambientado en Roma, que siguiera con los acontecimientos de Origins. Pero cuanto menos se refiriera a él mejor, porque podría adelantar cosas a los que no han jugado aún a Origins. Otra época de interés sería imitar la línea temporal de Gladiator con el reinado de Cómodo, lo que pasó antes y después. Hubo una gran cantidad de revueltas y asesinatos.

Las mecánicas del nuevo AC

Será realmente interesante ver cómo se estructurará y qué tipos de mecánicas incluirá el próximo Assassin's Creed. Origins supuso un gran despegue y es justo decir que era más un juego RPG de acción con un mundo abierto que un juego de acción-aventura centrado en el sigilo con un mundo abierto. ¿Seguirán los futuros títulos de Assassin's Creed con este modelo? De alguna forma, lo dudamos. Pero evidentemente habrá más elementos RPG en el futuro. El problema es que la mayoría de los capítulos ambientados en nuestros días no tendrán el mismo tipo de espacios abiertos, naturaleza y demás, así que tal vez sea más lógico volver a un escenario más sigiloso.

¿Secuelas y trilogías?

Mirando más allá de Origins, es difícil discutir con la opinión de que el punto culminante de la franquicia hasta la fecha puede haber sido la trilogía de Assassin's Creed II con Ezio. Y por tanto, es lógico que Ubisoft intente algo parecido. Sin duda, Assassin's Creed Origins ofrece una primera parte potencial para una nueva trilogía (tal vez sin Bayek), y podríamos ver a Ubisoft intentando algo así para mantener la variedad, quizás incluso combinando entregas más contemporáneas que continúen a partir de Syndicate y los títulos más históricos que representa Origins. De todas formas, Origins ha sido una inyección de moral muy necesaria para la franquicia y ya estamos encapuchados, impacientes por ver hacia donde nos llevará Ubisoft en el futuro.