Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
artículos

Con Sony fuera, ¿es el fin del E3 tal y como lo conocemos?

¿Quién llenará el enorme vacío que va a dejar PlayStation?

Facebook
TwitterReddit

"El impulso de la industria llevará el E3 2019 a nuevas dimensiones", dice el titular de la primera noticia oficial de los organizadores de la ESA en cuanto al E3 del año que viene. En ella vemos citas de Nintendo, Microsoft y Epic Games (Fortnite) sobre lo glorioso que es este evento y lo importante que es para la industria. He aquí un par de citas sacadas del anuncio y firmadas por dos de las personas que más asociamos con el E3:

"El E3 es una excelente oportunidad para compartir nuevos juegos y experiencias con fans y socios de todo el mundo", dijo Reggie Fils-Aime, Presidente y Director de Operaciones de Nintendo América. "Cada año, hablamos de cuál será la mejor manera de aprovechar la próxima edición del E3 para hacer sonreír a la gente".

"El E3 es una plataforma increíble para mostrar la vitalidad y creatividad de la industria de los videojuegos. La ESA continúa expandiendo el alcance del evento a los aficionados y a la industria, tanto en directo como online y estamos deseando ver lo que se avecina en el E3 2019", dijo Phil Spencer, vicepresidente ejecutivo de Gaming de Microsoft.

Phil y Reggie están entusiasmados con el E3 2019.

Parece que se avecinan buenos tiempos, ¿no? Sin embargo, el verdadero titular es que Sony no estará allí por primera vez en 24 años. No habrá conferencia de presentación de PlayStation, ni presencia de Sony en el suelo de exposiciones, ni eventos externos de PlayStation. El fabricante líder de consolas de sobremesa no estará presente en Los Ángeles durante el E3 2019.

El E3 es un gasto enorme para cualquier empresa que participe, y mucho más en el caso de Sony, cuya presencia en el Centro de Convenciones de Los Ángeles fue mucho mayor que la de cualquier otra empresa en 2018. Puede que ahorraran un poco al reducir el formato de la presentación y, este año que entra, están ahorrando mucho al no estar allí en absoluto. ¿Tiene el E3 lo que Sony necesita?

Sí y no. Es fácil decir que están buscando una forma diferente de llegar a sus fans, pero también es probable que sea el resultado de dónde están en el ciclo generacional y de qué juegos están por venir (de los que pueden hablar en el E3 2019). Uno sólo puede especular sobre la verdadera razón (o razones más probables), pero Death Stranding, The Last of Us: Part II, y Ghost of Tsushima serían probablemente el foco principal de nuevo y ninguno de ellos son particularmente buenos para jugarse a cachitos en el pabellón ferial. Son el tipo de juegos con los que probablemente te gustaría invitar a la gente a un cine para ver una demostración. Por ello, y dada la reacción un tanto tibia a la conferencia de Sony en 2018 (no sólo por parte de los medios de comunicación que se vieron obligados a estar de pie durante la primera parte), habría sido difícil presentar estos mismos juegos una vez más como los más destacados de otra conferencia de prensa del E3.

Death Stranding, Ghost of Tsushima y The Last of Us: Part II son las principales apuestas de Sony para el futuro próximo.

Con toda seguridad, representan la última tanda de grandes lanzamientos first-party para PS4, ya que todas las señales apuntan al lanzamiento de una nueva consola en 2020. Sony sabe que tienen que venir al E3 con algo importante y nuevo, y si el plan no es revelar PS5 todavía, bueno, entonces quizás sea mejor quedarse en casa y centrar sus esfuerzos en estos tres grandes títulos con eventos de prensa a medida y posiblemente algo parecido a Nintendo Direct o Inside Xbox.

Por supuesto, la ESA está haciéndose la valiente. Deben hacerlo. El E3 es un gran negocio y están tratando de transformar lo que solía ser un evento industrial de tres días de duración en una celebración de una semana sobre todo lo relacionado con los videojuegos, que abarca tanto el Centro de Convenciones de Los Ángeles como la zona adyacente de LA Live, donde la última vez se celebró el E3 Coliseum y el evento independiente de Microsoft. Después de haber perdido a EA en el pasado (parece probable que EA Play se celebre una vez más en otro lugar este año), perder a Sony es un golpe aún más duro. Y como ya cabe esperar, es muy improbable encontrar presencia alguna de otros como Blizzard o Rockstar en el suelo de feria (nos tenemos que esforzar para recordar la última vez que estuvieron presentes en el evento).

Hay muchas conferencias durante la semana del E3 y, aunque todavía no hay confirmaciones, esperamos que Microsoft, EA, Ubisoft y Bethesda estén allí, y es probable que Nintendo tenga un Direct especial, mientras que Square Enix también podría montar algo una vez más. Luego está el PC Gaming Show; quizás este sea el año en el que más se integra en el programa del evento. Sin embargo, perder la conferencia que a menudo recibe más atención va a doler.

Presentación de The Last Of Us: Part II como parte de la conferencia de Sony en el E3 2018.

Es muy posible que, como resultado de ello, se produzcan algunos cambios y movimientos en lo que respecta a las demás presentaciones. Se abre un hueco en prime time en la tarde del lunes, por lo que será interesante comprobar si alguien opta por cambiar su franja por la de Sony. Estamos bastante seguros de que a los organizadores del E3 les gustaría que Nintendo interviniera y utilizara esa franja horaria para su Direct, ya que la mañana del martes nunca ha sido ideal para la gente en Los Ángeles que acude a la feria (normalmente nuestro equipo presente en L.A. tiene que ver el Direct mientras desayuna y salir pitando para el Convention Center).

El principal problema que debe resolver la ESA es cómo asegurarse de que los posibles visitantes del público general no se sientan engañados. Aunque el año pasado se agotó el espacio ferial, se debió en cierta medida al departamento de gestión creativa, ya que los carriles eran más anchos. La ausencia de Sony deja una enorme laguna y el único sustituto natural sería que Microsoft volviera a instalarse en el mismo pabellón. El año pasado ocuparon su propio Microsoft Theater en la manzana siguiente, pero con toda honestidad, el Fanfest y el espacio, que era bastante pequeño, no era el ideal. Todavía no hemos oído hablar de los planes de Microsoft, pero no nos sorprendería saber que volverán este año. Si no, va a ser un reto interesante para la ESA llenar ese vacío con algo que todavía haga que el precio de la entrada, de 250 dólares, parezca razonable para los jugadores que visiten la feria.

Todos hemos escuchado estas palabras una y otra vez. ¿Es éste el fin del E3 tal y como lo conocemos? Sucedió con el breve traslado a Santa Mónica. Cuando Activision se salió en lo más alto de Guitar Hero. Cuando EA se mudó a LA Live y luego a Hollywood. Y ya nos preocupó cuando Microsoft hizo lo propio en la última edición. En cierto modo, es más problemático ahora que ya no es simplemente una feria de la industria, sino que está abierta al público. La ESA necesita montar un espectáculo digno de la mayor industria del entretenimiento del mundo, de lo contrario las cosas podrían desbaratarse rápidamente. No hay duda de que la semana del E3 del año que viene va a ser un gran acontecimiento, pero con Sony al margen, va a ser algo muy raro, algo más extraño que nunca antes.

Nuestra apuesta es que Sony volverá en 2020, muy probablemente con PlayStation 5 bajo el brazo. Pero con Sony fuera, podríamos ver a otros quedándose en casa también. Sega aún no se ha comprometido con el espectáculo después de haber tenido un stand muy pequeño y demasiado abarrotado en 2018. Además, hay pocas razones para que gente como THQ Nordic cambie su decisión y asista (lo mismo ocurre con su sello Deep Silver). Como se ha dicho anteriormente, también es poco probable que Blizzard y Rockstar hagan su aparición. Así que al final, no podremos ver una gran parte de los juegos más esperados en el E3 2019. Es una lástima, ya que creemos que el E3 es el único lugar en el que todo el mundo necesita estar representado, o la feria terminará perdiendo su brillo. Por ello, si los fans de PlayStation reciben al E3 2019 con un encogimiento de hombros, quizás eso sea suficiente para hacer temblar a todo este fenómeno hasta sus cimientos...

El PC Gaming Show se está convirtiendo en una parte más importante de la semana del E3 y es un evento que podría llenar el vacío que ha dejado Sony.