Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
artículos

Gunpei Yokoi, el padre de la Game Boy

160 x 144 píxeles y cuatro tonos de gris son todo lo que un hombre de Kyoto necesitó para cambiar las vidas de todos los niños del planeta para siempre. Hoy hace 25 años.

Facebook
TwitterReddit

Hoy, 21 de abril de 2014, se cumplen 25 años desde el lanzamiento de la Game Boy en Japón. Como conmemoración, este reportaje recuerda el ingenio y a su visionario ingeniero.

Gunpei Yokoi, el padre de la Game Boy.

El japonés Gunpei Yokoi es el padre espiritual de la Game Boy de Nintendo y, sin embargo, es el diseñador de primera línea menos conocido de la compañía, a pesar de haber conseguido el mayor éxito económico (aunque también la derrota más grande).

La carrera de Gunpei Yokoi comenzó en 1965, cuando Nintendo lo contrató nada más acabar la universidad. Su primer (y aburrido) trabajo era controlar las instalaciones de producción en las que se fabricaron las legendarias cartas Hanafuda que hicieron que Nintendo se hiciese grande y rica. No obstante, el final de la década de 1960 le trajo a nuestro hombre una nueva misión: Gunpei Yokoi entra en la nueva sección de "Juegos" de Nintendo. Según la leyenda, en su primer día de trabajo presentó un producto llamado Ultra-Hand, un brazo de plástico extensible con una garra de sujeción al final. Gunpei había inventado este producto en su tiempo libre y, con la ayuda de Nintendo, Ultra-Hand se convirtió en un éxito de ventas.

Después de que Gunpei Yokoi inventase la difícil Ultra-Machine, una máquina que tiraba pelotas de béisbol y que permitía lanzar una bola a poca velocidad para poder jugar dentro de casa, el final de la serie fue el fallido Ultra-Scope, un periscopio que te permitía mirar al otro lado de las esquinas; algo parecido al típico juguete de plástico barato que podemos encontrar en casi todas partes hoy en día.

No obstante, el famoso Love Tester que Yokoi inventó en 1969 le proporcionó a Nintendo otro gran éxito. Con este juguete, dos personas cogidas de la mano agarraban los dos mangos del Love Tester y la máquina calculaba sus oportunidades en el amor. Evidentemente, lo único que medía este aparato eran las corrientes eléctricas, pero Nintendo hizo que pareciese muy creíble. Así, ya entonces, se podía ver el potencial de diversión que tenía Nintendo y que, de hecho, se convirtió en una especie de sello de la empresa. Además, tal fue el éxito que, hasta hoy, en todas las buenas ferias de juegos ha habido una nueva modificación de esta máquina.

Posteriormente a estos grandes éxitos, Yokoi consigue traer al ingeniero Masayuki Uemoura de Sharp a Nintendo, y ambos empiezan a desarrollar la Nintendo Beam Gun. No obstante, el producto final de investigación tuvo un nombre diferente: acabó llamándose Laser Clay Shooting System y la empresa presentó esta pistola en 1973. Lo cierto es que no era más que un simulador de disparos en el que disparabas a unos objetivos móviles que se veían gracias a un proyector. Sin embargo, entonces, por apenas 5.000 yenes se vendieron rápidamente alrededor de un millón de unidades; un pequeño gran éxito.

Game & Watch y videoconsola NES.

En algún momento de la mitad de la década de 1970, el entonces presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi, decide que la compañía tiene que vender videojuegos en el futuro y a Yokoi, su inventor favorito, le encarga una misión muy simple: "Imagina algo completamente nuevo". Y eso hizo. El resultado fue una serie de simples y rentables aparatos portátiles con una pantalla LCD. Así, el nacimiento de Game & Watch marcó el inicio de una larga historia de éxitos que terminó en casi 40 millones de unidades vendidas en todo el mundo. En aquel momento, Yokoi también inventó la cruceta digital que aún podemos encontrar hoy en los mandos como estándar. De hecho, fue él quien diseñó el clásico mando de la NES a partir del nuevo concepto de control con pulgares.

Viendo que Atari también consigue mucha fama con títulos como Pac-Man o Space Invaders, Nintendo centra su interés en los juegos más complejos, y ascienden a Yonkoi para que ayude a un nuevo empleado en uno de estos juegos. ¿El nombre del empleado? Un tal Shigeru Miyamoto. ¿Y el juego? El mítico Donkey Kong. Lo que pasó después es historia.

Los tres modelos de Game Boy, de izquierda a derecha: Original, Color y Pocket.

Con la NES (el pasado septiembre celebró su 30 aniversario), Nintendo amasó un éxito enorme y Yonkoi volvió a encargarse de crear algo nuevo. Al fin, los bocetos e ideas del inventor, ayudado por su mano derecha, Saturo Okada, y un gran equipo de desarrollo integrado por 45 personas, dieron fruto y produjeron una consola portátil beige con una pantalla de 160 x 144 píxeles que podía mostrar cuatro tonos de gris. De esta forma, el rápido procesador de 8 bits y 4.19 MHz de la Game Boy de Nintendo que se lanzó el 21 de abril de 1989 empezó una revolución en las manos de los niños y en todo el mundo. El resultado fue un triunfo increíble e, incluso en su forma original, consiguió vender más de 60 millones de unidades. Lo cierto es que no era la primera consola portátil que usaba cartuchos programables, pero sí la primera que era barata, tenía buenos gráficos y, sobre todo, buenos juegos.

La serie de inventos ganadores de Gunpei Yokoi parecía no tener fin. Hasta aquel fatídico día de 1992 en el que empezó a trabajar en el proyecto más grande en el que había trabajado jamás: la creación de Virtual Boy. Esta extraña mezcla de consola de mesa en 3D y máquina portátil llegó a las estanterías de todas las tiendas del mundo en 1995, después de casi tres años y medio de desarrollo. Tanto trabajo para nada; la consola terminó siendo un gran fracaso y Nintendo no se quitaría la espina hasta conseguir 3D sin gafas en su portátil actual.

El invento fallido de Gunpei Yokoi: la consola 3D Virtual Boy.

Posteriormente, Yokoi ayudó a Nintendo a sacar la Game Boy Pocket, pero decidió dejar la compañía unas cuantas semanas después del lanzamiento de la consola el 15 de agosto de 1996. Yokoi fundó entonces su propia compañía: Koto Company y declaró siempre, de forma oficial, que no había sido su fracaso con la Virtual Boy la razón de que dejase Nintendo. Koto Company desarrolló la consola portátil Wonderswan, que creó Yokoi personalmente, y el primer juego que tuvo esta consola se llamó Gunpey.

Por desgracia, el 4 de octubre de 1997, el día de su muerte, Gunpei Yokoi se sentó como pasajero en el coche de su socio de negocios, Etsuo Kisoo, sin saber que serían sus últimas horas. El coche circulaba por la autopista Hokuriku, en Neagarimachi (Japón), y Kisoo chocó con un camión. Nada grave, simplemente un pequeño accidente. Sin embargo, el momento fatídico llegaría cuando salieron del vehículo para observar los daños y otro coche que pasaba atropelló a ambos. ¿El resultado? Etsuo Kisoo se rompió una costilla, pero Gunpei Yokoi, el maravilloso y pionero inventor, murió dos horas después en un hospital por la gravedad de sus heridas. Tenía solo 57 años. Game Over.

Galería - homenaje de una Game Boy original de los años 90 conservada hasta hoy

Cajas de cartuchos de Game Boy.
Colección de juegos originales de Game Boy.
Cajas de cartón, cartuchos en estuches de plástico y grafitis fucsia; cosas de los 90.
Un juego por 2.975 pesetas; cosas de los 90.
Una Game Boy con casi 25 años.
Gunpei Yokoi.

Vídeos: jugamos a la Game Boy 25 años después

Desempolvamos nuestra vieja, pero todavía viva Game Boy original, 25 años después, para echar una partida a Tetris al son de una música inolvidable, y otra a Castlevania cuando era de plataformas, antes de transformarse en Metroidvania. Vale, la calidad de la imagen no es la mejor, pero queríamos reflejar lo que sentíamos cuando nos apretujábamos alrededor del chico más guay de la clase de pequeños, intentando ver cómo se movían unos píxeles por encima de su hombro.

¿Puedes sentirlo tú también? Deja tu recuerdo con la Game Boy en los comentarios.

Tetris Game Boy - gameplay retro 25 aniversario

Castlevania II: Belmont's Revenge Game Boy - gameplay retro 25 aniversario