Español
avances
Astro's Playroom

Astro's Playroom - impresiones DualSense

La primera sensación que deja PS5 es bastante fría, pero tiene una explicación.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Cómo me gusta estrenar consola con una demo. Pequeñitas y matonas, cargadas de esencia. La mejor traducción del hardware al lenguaje del jugador. Prueba de fe de que hay una pequeña revolución en camino, algo que enseñar y de lo que presumir. Astro's Playroom es la puerta de entrada a PlayStation 5, literalmente, y la acabo de cruzar.

Bien sabéis que nos acaba de llegar nuestra unidad de prensa por el unboxing y las fotos que hemos publicado en las últimas horas. Y nada más arrancar, quién está ahí para recibirte y enseñarte lo que te va acompañar durante muchos años: Astro. El pequeño héroe que protagoniza uno de los mejores juegos de Realidad Virtual jamás producidos es tu acompañante por un viaje de sensaciones visuales, sonoras y, por encima de todo, táctiles.

Astro's Playroom

Esta mascota de las plataformas que tan buenos recuerdos transmite por Eva (Wall-E, de Pixar) se mueve con una ligereza y una soltura en este juego gratis que, tras un nivel completado, demuestra mucha valía. Cooling Springs es un viaje por los estados del agua que empieza en una miniplaya bañada por el sol y acaba en una piscina. Qué a gustito, pensarás, pero por el camino hay nieve y hielo que dan otra ambientación y ponen los circuitos de Astro en riesgo. Lo curioso de su diseño es que todo esto "vive" dentro de una PlayStation 5, pues el mundo es hardware muy disimulado.

La vibración háptica del DualSense es la estrella de esta sesión desde el primer momento. Si sabes de que va, vas a sujetar este robusto mando con toda la delicadeza posible para permitir a sus motores vibrar por aquí y por allá, hacerse notar allá donde es preciso. La sensación es fuerte y la localización por zonas aplica, pero lo que transmite no cambia demasiado con la vibración HD de estos años.

Astro's Playroom
Astro's PlayroomAstro's PlayroomAstro's Playroom

Enseguida, el muñequito se pone a corretear por todos lados y te olvidas de que estás en una demo de hardware. El diseño de este nivel, partido en cuatro trozos de temática propia, es muy simple y horizontal pero está bien elaborado y distribuido como en la vieja escuela de los plataformas 3D: que siempre haya algo a la vista que te llame la atención tanto o más que la tarea que tienes entre manos, te distraiga y te haga picar. Porque quién no se va a tirar por un tobogán o subirse a un trampolín si puede. La velocidad alta pero controlada de desplazamiento le dan esa vida.

Y cómo me gusta un disfraz en un plataformas. Astro también sabe vestir sus aleaciones para conseguir otras habilidades. Él se lo enfunda y tú, su pareja en todo este baile, debes subirle la cremallera con un deslizamiento sutil de la yema del dedo sobre el touchpad. Entonces aparece el Astro más tradicional, el de los niveles en falso 2D; pero ahora no es un robot antropomórfico, es una rana que salta y salta de un lado para otro. La mecánica de movimiento gana complejidad sacando partido al gatillo, que determina el impulso sobre sus patas traseras, y al sensor de movimiento, que invita a maniobrar en el aire. No es fácil; no es difícil.

Astro's Playroom

Cuando la cámara se pone de perfil es un poco más fácil encontrar los secretos que esconde Astro's Playroom. Qué sería de un plataformas sin coleccionables, y este parece estar dispuesto a albergar una cantidad considerable por metro cuadrado. Este paseo por el agua, la nieve y el hielo da para recoger monedas, piezas de puzle y unos huevos de pascua que son totalmente fan service, pero pegan regular en todo el ambiente.

El repaso a las cualidades del mando sigue por el micrófono, que en este juego se utiliza para soplar. Es solo un detallito y no creo que su uso pase de anecdótico. Con muchas más ganas me he quedado de darle buen uso a los gatillos adaptativos, pues lo poquito que deja sentir este nivel ya es demostración de sobra de que esto va a ser un gran acompañamiento en todo tipo de títulos y géneros. La resistencia que ejercen los botones es notable, en este caso, a medio recorrido. Seguro que otras partes de esta demo se practica más.

Astro's Playroom

También es bastante ligero en cuanto a combate. Está pensando para avanzar hacia los enemigos más simples y pegarles sin pensar para sacar las monedas que esconden, sin mucha diferencia de las cajas (con cierto parecido a arenero de gato moderno) que hay repartidas por todos lados. El diseño tiene su función en los coleccionables, así que no hay que olvidarse de él. Justo cuando más resbala el suelo y el control es un poquito más inestable aparece una especie de gusano con cabeza de cable pelado que hace un poco más de daño y puede matarte un par de veces. Si eso ocurre hay que empezar desde el último checkpoint, que no andará a más de un par de minutos de distancia.

Y así como quien no quiere la cosa se presenta el final de Cooling Springs. Casi ni te has dado cuenta de que has pasado por cuatro zonas porque los tiempos de carga son de apenas tres o cuatro segundos, aunque con el tamaño tan reducido de los niveles quizá podrían llegar a ser cero. Pequeños y simples, pero muy animados por la cantidad de robots que se mueven por ellos con la misma soltura y desparpajo que Astro. Si las animaciones de modelados que trae esta generación son todas como esta, hay que estar preparados para sentirse un poco más cerca de la fluidez total.

Este es solo uno de los, mínimo, cuatro mundos incluidos en esta demo que bien podría pasar por la una expansión de 20 euros de algún otro plataformas.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

Astro's PlayroomScore

Astro's Playroom

ANÁLISIS. Autor: Ricardo C. Esteves

Que no te engañe el hecho de que sea gratis: estamos ante un pequeño gran juego de plataformas.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.