Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands /
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Overwatch

Overwatch - impresiones en consolas

Blizzard nos ha invitado a visitar sus oficinas en California, donde hemos podido apartar el ratón por un momento y ponernos a los mandos de su espectacular shooter.

Overwatch es un soplo de aire fresco para uno de los géneros más estancados de la industria: el shooter competitivo. Básicamente, la sangre, los ejércitos futuristas y esa estética tan oscura necesitan una alternativa... y ahí es donde entra Blizzard al rescate con Overwatch, un shooter inspirado en los MOBA y lleno de personalidad, color y espíritu Pixaresco. De hecho, hasta el día de hoy, el título se ha caracterizado principalmente por ofrecer todas aquellas cosas que no tienen sus competidores. Además, es una experiencia alegre y diversa por sus personajes (en vez de por sus armas) y por su juego en equipo (y no por las muertes).

Situémonos: estamos en un futuro idealizado de la Tierra. Según Jeff Kaplan, de Blizzard, todos los niveles están diseñados para parecerse a la forma que el equipo tiene de idealizar ciertas ciudades, como Londres, Hollywood o Japón. No se basa tanto en buscar el mítico Big Ben o las carreteras que llevan a Hollywood, sino en mostrar la imagen algo infantilizada de alguien que no ha estado nunca ahí, como si las postales que nos traen siempre de los sitios fuesen totalmente fieles a la realidad. Olvídate del realismo y adéntrate en este mundo creativo, tontorrón y apto para adolescentes. No hay zombis, ni escenarios postapocalípticos ni la Tercera Guerra Mundial: Overwatch se basa en la pura diversión de jugar a disparar con tus amigos. Y eso es justamente lo que estos brillantes desarrolladores están logrando, encima en un género en el que nunca habían trabajado.

Todo en la experiencia es diverso, desde la plantilla de los personajes hasta los niveles, y es algo que, hasta hoy, hemos echado muchísimo de menos en el género. Los distintos mapas son especialmente divertidos por sus múltiples atajos entre los edificios, que te aseguran distintas posibilidades de emboscar al enemigo. Tal y como nos dijo el diseñador de niveles jefe, Aaron Keller, en la entrevista que llevamos a cabo, cada parte del mapa parece estar diseñado para un héroe o heroína concreto, de manera que los puentes altos, los balcones y los tejados están preparados para los personajes más móviles, como Widowmaker o Pharah, mientras que otros pueden colarse por ciertos puntos calientes, allí donde se producen las batallas más gordas.

Además, Overwatch también destaca por salirse de la típica mentalidad armocéntrica de sus competidores, porque no se puede pulsar un botón y cambiar de arma, sino que te quedarás con el paquete completo de tu personaje concreto. Es parecido a lo que ya hicieron con Heroes of the Storm en el género de los MOBA, ya que no hay tienda ni nada que se le parezca. De esta forma, logran crear un juego más accesible, pero, puesto que los niveles y los personajes se complementan tan bien, la experiencia en sí resulta ser profunda y muy estratégica. Y, al igual que en los MOBA, hay muchas cosas que aprender en relación a cómo funcionan juntos los distintos héroes en los diferentes mapas y modos de juego.

Los modos de juego son todos 6 vs. 6 y no son revolucionarios, al contrario de lo que se podría pensar, pero la verdad es que crean un marco perfecto para el título. Hasta ahora, hay tres modos de juegos y todos se centran en conseguir objetivos en equipos, como en Heroes of the Storm. Eso sí, no encontrarás el mítico modo de Duelo a muerte por equipos, sino que tendrás que jugar en equipo para escoltar un vagón hasta un destino concreto, controlar dos zonas o impedir que los enemigos lo hagan. Lo más interesante de todo, claro está, es averiguar cómo.

Por otro lado, Jeff Kaplan nos explicó un poco la perspectiva del equipo acerca del juego. En pocas palabras, el juego pretende minimizar la complejidad del género y, a la vez, maximizar la profundidad del gameplay. Esto se ve reflejado en la decisión de tener montones de personajes, pero no ofrece la posibilidad de hacerse distintas 'builds' con ellos, como se puede hacer en Heroes of the Storm. De esta manera, cada jugador se hace una idea de lo que los otros son capaces de hacer, porque solo hay un Reaper, una Pharah, un Winston, etc. Y no hay distintas versiones de cada uno.

Precisamente por eso, Overwatch es uno de los títulos más concisos y concentrados que hemos visto en mucho tiempo. Las distintas dimensiones del juego y las habilidades y los personajes, junto a los mapas y a los modos de juego, se complementan increíblemente genial. El juego está controlado, pero de manera positiva. Aunque no puedas personalizar a cada personaje a tu antojo, los estilos individuales de Tracer, Reaper, Winston y compañía serán únicos para cada uno de vosotros. En esa línea, tendrás a tu disposición toda la creatividad que necesites, pero no gracias al sistema de niveles, sino a un diseño de juego muy centrado.

Además, ese gameplay focalizado queda genial en consolas, porque no tienen esos ciento y pico botones del teclado del PC. Con la misma disposición de botones y un rendimiento prácticamente igual en las dos consolas, apenas hay diferencia entre ellas. Siendo breves, el juego funciona fenomenal y pinta todavía mejor. También nos han asegurado que funciona a 60 fps tanto en PS4 como en Xbox One y, si hubiese problema, las texturas se pueden reducir temporalmente. No obstante, nosotros no tuvimos problema alguno durante la prueba.

Overwatch

De hecho, hasta este momento, solo nos hemos encontrado con un puñado de fallitos. Para empezar, en la versión que probamos de Xbox había algunos problemas con el sonido, pero el equipo está trabajando en ello y debería de estar resuelto en menos de lo que canta un gallo. Ahora bien, una cosa que sí notamos fue que en algunos niveles los trasfondos podían haber estado mejor y no tenían demasiada resolución, pero con la adrenalina que nos corre por las venas al jugar, tampoco es que nos apetezca pararnos a echar un vistazo a las vistas. Eso sí, de vez en cuando se nota. Por ejemplo, a las texturas de algunos de los rascacielos distantes en el mapa inspirado en China les faltaba un poco de detalle y pulido.

En segundo lugar, aunque Overwatch intenta recompensar a sus jugadores, no incluye ninguna ventaja que cambie el gameplay, como ya mencionamos. Eso está bien, pero para algunos usuarios, los aspectos pueden no ser suficientes. Así, mientras que Team Fortress 2 y el resto de títulos recompensan a sus jugadores con armas desbloqueables y todo eso, Overwatch no ofrece ningún sistema de objetos, sino que se centra más en los personajes. Al respecto, puede que algún jugador pierda un poco esa sensación de progreso. Sin embargo y por fortuna, Blizzard siempre puede reaccionar a esto e introducir algo si se acaba convirtiendo en un problema.

En tercer lugar, la forma de agacharse es muy rara y contrasta con el ritmo rápido de la experiencia. Aun así, el botón "Círculo/B" está dedicado a esa función que, según nos dijo Kaplan, "no deberíamos utilizar". Ese movimiento de deslizamiento por el suelo que conocemos de otros títulos como Call of Duty y compañía tampoco está en Overwatch, aunque a nosotros nos parece útil en un título tan frenético como este. No obstante, pensamos que la razón para esta omisión se encuentra en la mentalidad del equipo de desarrollo: al fin y al cabo, quieren hacerlo todo más simple y eso es algo bueno.

Por otra parte, en esta ocasión no pudimos echarle un buen ojo a la parte social del juego. La exclusión radical de la mítica tabla de Bajas/Muertes durante las partidas es evidente, ya que se trata de uno de los puntos sociales más importantes de los otros títulos del género. Al preguntarles por esto, el equipo nos contó que se trataba de una decisión deliberada. Según los desarrolladores, ese "juego de números" tergiversa lo que significa ser un buen jugador y Overwatch se basa en luchar como un solo equipo, y no en conseguir el mayor número de muertes (puesto que no hay Duelo a muerte por equipos). Ahora bien, sí podrás ver quién ha hecho la mayor racha de bajas y otros logros al pulsar las flechas durante la partida.

Overwatch
OverwatchOverwatchOverwatch

Estas decisiones de diseño hacen que el título sea más accesible para los novatos y, al facilitar el acceso a las habilidades de tu personaje, Blizzard ha logrado crear una experiencia que puedes coger en cualquier momento y aprender sin problemas. Como ya hemos dicho, al ser tan simple y no necesitar tantos botones, es el complemento perfecto para las consolas. Aunque el equipo de desarrollo tiene el juego entre plataformas en mente en el caso de las consolas, ya nos han dicho que eso es imposible entre consolas y PC, porque, según explicó Kaplan, los usuarios de PC tendrían una ventaja mayor.

Parece que el equipo ha llevado al juego por el buen camino. Puede que "Calidad antes que cantidad" suene a cliché, pero también es un lema que pocos desarrolladores aplican. Y a pesar de todo, eso es justamente lo que Blizzard está haciendo bien, como siempre. Por eso mismo, Overwatch no tendrá un aburrido modo para un jugador al que nadie juega. En vez de eso, seguirá haciendo lo que mejor se le da.

Así, en vez de un "modo historia", los niveles están llenos de detalles divertidos, que desvelan poco a poco el curioso universo de Overwatch, mientras Blizzard busca otros formatos para expandir el mundo del título. Siguiendo el clásico estilo de Blizzard, se espera que la franquicia aguante los próximos veinte años y cuanto más nos revelan del universo, más nos va gustando. Ya sea una encantadora historia corta, como la de Winston (Recall - La Llamada) que se publicó el 21 de marzo, o el nuevo corto animado Viva sobre estas líneas, o una promesa de una novela gráfica, nos morimos de ganas por que los guionistas del juego nos cuenten más.

Tras nuestra visita al cuartel general de Blizzard, podemos asegurarte que Overwatch será uno de los títulos más importantes de este año. Las horas que pasamos probando el juego fueron pura diversión. En retrospectiva, puede que todavía haya que hacerle algunos ajustes, pero, en sí, la experiencia pinta muy sólida. No se sabe todavía qué tiene planeado Blizzard para conservar a los usuarios a la larga, pero es muy refrescante poder ver un shooter tan colorido, claro y casi infantil de este estudio californiano.