Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands /
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Horizon: Zero Dawn

Horizon: Zero Dawn - impresión final

Un mundo nuevo se abre ante nosotros de par en par y es el momento de aprovecharlo.

Es muy llamativo observar a un gran estudio pasar de una superproducción a otra que no tiene demasiado que ver con la anterior. Asumen el reto de ofrecer algo realmente nuevo e interesante o de fracasar estrepitosamente en el intento. En el caso de Guerrilla Games y este Horizon: Zero Dawn todo apunta a que estamos en la cara de la moneda.

Las puertas de la compañía en Ámsterdam se abrieron durante una jornada completa en la que pudimos echar unas partidas de verdad a esta nueva aventura. No solo fueron dos sesiones de prueba diferenciadas, el equipo hizo una demostración paso a paso de creación de uno de esos dinosaurios robot, desde el diseño hasta la materialización, es decir, desde las distintas fases del aspecto boceteado hasta la modelación 3D, la animación, la integración de la inteligencia artificial y la suma de efectos de audio. Han sido más de 270 personas sacando adelante un trabajo que el mundo podrá probar en poco más de un mes.

Podréis saber más gracias a nuestras entrevistas GRTV con el director, Mathijs de Jonge, el responsable de narrativa, John Gonzales, el responsable artístico, Jan-Bart van Beek y el productor, Hermen Hulst. En ellas nos han contado, por ejemplo, las dificultades que han sufrido para hacer que su motor Decima de Killzone se adaptase a mundos abiertos en tercera persona. Pero ahora es el momento de hablar del juego en las manos.

Por si alguien no lo conoce aún, Horizon: Zero Dawn es una aventura de mundo abierto ambientada en un mundo poco común, en el que el pasado y el futuro de la humanidad se funden. El jugador controla a Aloy, una cazadora con unas habilidades espectaculares, marginada, apartada del resto de la tribu. Estas sociedades primitivas viven en un mundo exuberante, una Tierra natural y rica en la que ha ocurrido algo que arrasó con las civilizaciones que antes habitaron en ella. Precisamente este es uno de los misterios que ella y quienes la controlen van a tratar de averiguar a través de los restos que han quedado. Hemos podido comprobar que las misiones secundarias han recibido el mismo trato de animación y doblaje que las principales, aunque las animaciones faciales del resto del mundo no están al nivel de la protagonista y su entorno.

Horizon: Zero DawnHorizon: Zero Dawn
Horizon: Zero DawnHorizon: Zero DawnHorizon: Zero Dawn

El otro misterio es el nuevo depredador que está en la cima de la cadena. El lugar de mamut y dientes de sable, este mundo ha sido conquistado por robots con forma de animales y dinosaurios robóticos de tamaño gigantesco. Debido a su estatus, se preocupan poco de la vida de los humanos y se centran solo en buscar, excavar y conseguir materiales que aparentemente no necesitan para nada. Si se les provoca estas bestias atacan a las tribus sin descanso y con eficiencia. Esta trinidad de vida tribal, apocalipsis y mecanización animal crea una combinación única que abre muchos caminos aún inexplorados. Por sí sola, la ambientación es una fortaleza.

Incluso para un estudio tan veterano como éste es fácil cometer errores. Puede que la tecnología existente no sea suficiente o que termine bastante desequilibrado. Pero si nos basamos en nuestras cuatro horas de partida, no es el caso. Se nota que Guerrilla tenía claro lo que debía hacer desde los tutoriales. Si hay que buscar una pega es que se ha ceñido demasiado a los estándares. Aloy empieza su aventura siendo una niña que vive con su padrastro, Rost, un cazador excelente que ha salido a su tribu de forma muy grave.

Esta relación padre-hija funciona a la perfección y destaca sobre el resto del juego porque te hace preocuparte por los personajes. Mientras les conoces vas aprendiendo cómo merodear, cómo cazar o como trepar en la naturaleza. A medida que avanza la historia se basa en contando con nuevas tribus estás viajando grandes distancias y vas conociendo lugares muy diferentes en los de cazar animales cada vez más peligrosos. El misterio de este mundo ofrece una gran motivación para seguir la historia principal e invita constantemente a seguir avanzando para entender un poco mejor cómo resolver estas situaciones caóticas entremezcladas.

Aloy es una cazadora tremenda pero su fuerza no se puede comparar con la de los robots que hay ahí fuera. Por eso, ante cualquier encuentro, lo mejor es observar, poner trampas y pensar una estrategia. Para guardar hay que encontrar un campamento, así que morir en medio de una cacería puede suponer tener que volver a dar un largo viaje hasta la posición que se estaba tratando de ganar. El entorno ofrece a un buen salvaje todo lo que necesita para cuidarse, como hierba alta desde la que tramar embocadas a criaturas pequeñas o riscos desde los que abalanzarse sobre las más grandes. El sistema de combate no es muy distinto a lo usual del género, hasta que llegas al sistema de gadgets, la mayoría ideados para poner trampas.

Horizon: Zero Dawn
Horizon: Zero DawnHorizon: Zero Dawn

Una buena idea consiste en poner un cable electrificado cerca de un desfiladero y después asustar a las manadas para que las más tímidas corran y tropiecen. En los grupos de criaturas más peligrosas es mejor tratar de separarlas para poder enfrentarlas una a una. La caza es una combinación perfecta de serenidad inicial, con una fase de preparación una vez decidido el objetivo y un golpe franco final de tan solo unos segundos. Lo hemos visto cientos de veces en La 2. Eso no quiere decir que no habrá grandes batallas, pero las criaturas gigantescas no van a caer tan fácilmente. Al principio hay que debilitarlas con daño constante, aunque todos tienen un punto débil y alcanzarlo será el gran reto de cada partida.

Hay una diferencia abismal entre un combate espontáneo y una partida de caza preparada, aunque la evolución del personaje, como de costumbre, hace que los retos iniciales al final sepan a poco. Y tampoco hay que perder de vista la inteligencia artificial, porque en más de una ocasión un dinosaurio saltó mi cable para terminar dándome un zarpazo en la cara, o se comportó de una manera salvaje e imprevista. Horizon: Zero Dawn va a ofrecer muchas historias de guerra, unas de éxito, otras de derrota.

La plataforma principal de desarrollo es PlayStation 4, que para eso fue la consola en la que se anunció, pero ya se sabe que desde el primer día se podrá jugar a resolución 4K e imagen HDR con una PS4 Pro. La potencia extra se ha utilizado para aumentar la resolución y mejorar los efectos en pantalla, porque ambas corren a 30 fotogramas por segundo. Una pena en los momentos de máxima acción, a cambio de ser siempre visualmente impresionante.

Horizon: Zero Dawn parece que llega para encontrar un hueco entre el catálogo de juegos de mundo abierto. Las primeras horas nos convencen de que el guión y la ambientación se van a sobrar para tenernos enganchados, también gracias a unas misiones secundarias que nada descafeinadas. También plantea situaciones con las que sacar el máximo partido a su jugabilidad sosegada y a la vez explosiva, que incide en la planificación y en la colocación de trampas para superar situaciones de debilidad teórica. Es lo que espera en este mundo desconocido y sin embargo algo familiar que podremos visitar a partir del 28 de febrero.

Horizon: Zero DawnHorizon: Zero Dawn
Horizon: Zero DawnHorizon: Zero DawnHorizon: Zero Dawn