Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
avance

Mass Effect: Andromeda - impresiones

Un nuevo estudio para crear un nuevo universo. ¿Será capaz de devolvernos esa sensación de vida?

El espacio todavía es para muchos la última frontera. Algunos de nosotros aún nos quedamos contemplando las estrellas e intentamos imaginar las maravillas y/o terrores que podrían esperarnos cuando demos nuestros primeros pasos en lo desconocido, más allá de los confines de nuestro propio sistema solar. Los juegos que nos permiten explorar este lugar tan grande y misterioso han mantenido nuestra atención durante mucho tiempo y, los que lo hacen con estilo, tienden a ir bien. La trilogía original de Mass Effect es un buen ejemplo.

En ese sentido, Mass Effect: Andromeda lleva a lo desconocido a las avanzadas especies espaciales de nuestra propia Vía Láctea. En este caso haciendo un peligroso viaje por nuestros vecinos galácticos más cercanos de Andrómeda. Este nuevo RPG de acción de Bioware se basa en el tema de la exploración y está claro que sus creadores anhelan un retorno a la esencia (a la sensación de descubrimiento) que hizo que el primer juego resultase tan especial.

Publicidad:

"Queríamos volver a la sensación de space opera", nos comentó el productor Fabrice Condominas después de haber probado Andrómeda por primera vez en la oficina de EA del Reino Unido. Para ello, el estudio se centra, una vez más, no sólo en una trama más amplia, sino también en los personajes que dan vida a esa historia. La mayoría de las personas que encuentres comparten el espíritu de aventura, cada uno con sus propias razones para abandonar su antigua casa y embarcarse en un viaje de 600 años a una galaxia nueva y desconocida. Este es un viaje de ida y, para empeorar las cosas, puede que los lugareños no se pongan muy contentos al vernos. Después de todo, en Andrómeda, somos una amenaza alienígena.

Puede que creas que formar parte de esta emigración masiva para buscar un nuevo hogar en mundos ya habitados haría que Andrómeda tuviese cierto parecido con nuestra propia historia de colonización (y puede que sea así, pero dado el enfoque de igualdad y respeto a la diversidad que ha demostrado Bioware durante tantos años, creemos que se tratará de manera delicada cualquier conversación sobre este tema), pero Condominas se apresuró a enfatizar que este no es el caso, señalando que en Andrómeda nos dirigimos a situaciones en las que no somos los más avanzados y ni siquiera los más fuertes. Una vez dentro de esta nueva galaxia, la humanidad y sus aliados se dispusieron a explorar los mundos que encontraron dentro del Cúmulo de Heleo, nuestro punto de partida y lugar en el que se desarrolla la primera aventura.

Mass Effect: AndromedaMass Effect: AndromedaMass Effect: Andromeda
Mass Effect: Andromeda

Para hacer que el juego resulte creíble, Bioware ha estado consultando sus dudas con la Agencia Espacial Europea. Puede que sea ciencia ficción, pero se han esforzado mucho para que parezca verosímil y tiene que serlo si nos vamos de paseo por un mundo que Bioware afirma que es el más grande de su historia (para que te hagas una idea, algunos planetas son, por sí mismos, más grandes que el conjunto de Dragon Age: Inquisition). El Cúmulo de Heleo está lleno de lugares para explorar, incluyendo una serie de planetas con su propia historia. En ellos tendrás que realizar misiones conectadas a la trama principal, además de algunas misiones secundarias a las que deben hacer frente todos los que quieran aventurarse a ir más allá. Además, los jugadores pueden llevar a cabo misiones de lealtad (que tienen relación con el nuevo sistema de lealtad) para que te respete o no la tripulación, según sea el caso. Al parecer, va a ser difícil mantener a todo el mundo contento, por lo que deberás tomar algunas decisiones potencialmente difíciles en su papel de explorador.

Puede que no hagas feliz a todo el mundo, pero puede que también alegres alguna cara torcida. Esto lo harás a través de las relaciones complicadas y llenas de matices que se pueden establecer con la tripulación. Así es Bioware, por lo que habrá bastantes escenas románticas para todos aquellos que estén interesados. No obstante, el estudio ha llevado las cosas más allá, agregando diferentes tipos de interacciones íntimas, desde ligeros coqueteos hasta romances completos e incluso historias de una noche. La mayoría de estas interacciones se llevarán a cabo a bordo del The Tempest, tu casa andante en estas estrellas desconocidas. En cuanto a la nave, hay algunas diferencias clave en comparación con The Normandy. Principalmente, es mucho más pequeña. Es en esta nave donde pasarás la mayor parte del tiempo, entre misión y misión, relacionándote con tus colegas y cuidando que todo vaya bien.

Hay varias terminales en la nave que te permiten acceder a diferentes aspectos del juego. La más obvia es el mapa estelar, que te permite guiar el barco alrededor del cúmulo, escanear planetas, etc. También te puedes dirigir a otra parte de la nave para charlar con la tripulación, que, siguiendo el estilo clásico de Bioware, tienen su propia esquinita que puedes visitar. Hay otras terminales que, por ejemplo, te llevan a la parte multijugador y hay una sala de reuniones en la que tú y el equipo debatís los sucesos que ocurren durante tus aventuras. Mientras estamos en el modo multijugador, como la que había en la tercera entrega, aunque a diferencia de ME3, no está vinculado al progreso de la historia, al menos no de la misma forma que antes. No obstante, no pudimos jugar al multijugador. A cambio, nos trataron a dos misiones: una desde el principio del juego y la otra unas horas después de empezar la historia.

Mass Effect: Andromeda
Mass Effect: AndromedaMass Effect: Andromeda
Mass Effect: Andromeda
Mass Effect: AndromedaMass Effect: AndromedaMass Effect: Andromeda
Mass Effect: Andromeda