Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
avance

Necromunda: Underhive Wars - impresiones

Los creadores de Mordheim: City of the Damned vuelven con otro juego de mesa clásico de Warhammer convertido en videojuego.

  • Texto: Petro Miikkael Tissan

El universo Warhammer de Games Workshop tiene mucho recorrido. Por un lado, tenemos el universo de fantasía con Age of Sigmar y Fantasy Battle, mientras que por otro, el hiperfuturista distópico Warhammer 40,000 lleno de Marines Espaciales. Specialist Games, una filial de Games Workshop, tiene varios juegos con estilos diferentes y reglas especiales, tales como Blood Bowl, un juego de deporte al estilo del fútbol americano, y Battlefleet Gothic, que se centra en gran medida en los combates con nave espacial. El título anterior de Rogue Factor, Mordheim: City of the Damned, se basa en el juego de escaramuzas Mordheim que está ambientado en un universo de fantasía, mientras que el este Necromunda lleva ese sistema a 40K.

"Necromunda es básicamente la contraparte en el universo de 40K de Mordheim: City of the Damned", comenta el director creativo Yves Bordeleau ante el micrófono de GRTV. "En resumidas cuentas, Necromunda es un poco como si se mezclase Juez Dredd con Mad Max y con Sons of Anarchy."

Publicidad:

El background del juego de mesa de 1995 Necromunda es muy diferente del resto de títulos del universo de 40K, que se basa en torno a los conflictos del Imperio, las Fuerzas del Caos y la amenaza de Xenos. No obstante, este se centra en una escala mucho menor. El escenario del juego es Necromunda, un planeta contaminado y lleno de desechos y, para ser más específico, en el Submundo (the Underhive): un área subterránea con temática industrial bajo la Ciudad Colmena en el que reina la anarquía y que está llena de pandillas de humanos que luchan unos contra otros. La Ciudad Colmena es uno de los productores principales de los equipos de la Guardia Imperial y de los Marines Espaciales y a cambio tienen como recompensa cantidades masivas de alimentos y minerales en bruto, que es por lo que luchan las pandillas en el Submundo, además de pelear por territorios.

Necromunda: Underhive Wars convierte la experiencia del juego de mesa en algo mucho más moderno. La esencia de la obra tiene un toque a los RPG tácticos por tunos Xcom, con equipos y evolución de personajes. Sin embargo, las acciones de cada turno se ejecutan de modo convencional, con el control directo de los personajes y con puntos de acción limitados cada turno, con una acción parecida a la de un shooter en tercera persona. En el aspecto multijugador se ha inspirado en Starcraft II, con diferentes bandas jugables que se manejan de manera diferente tanto en lo que respecta a los héroes como en términos de estrategia.

Necromunda: Underhive Wars

Uno de los principales elementos del juego de mesa, la verticalidad de los entornos, tendrá un gran papel en la adaptación de los videojuegos. Necromunda siempre ha tratado de armas de fuego y combates a distancia en lugar de combates en espacios cerrados, por lo que los niveles de altura son muy importantes. Los desarrolladores se pasaron al Unreal Engine para centrarse totalmente en este aspecto, así como mejorar las acciones de los personajes, como apuntar y disparar.

Personalmente, creemos que el entorno de Necromunda es atractivo. Incluso si sabes muy poco de los universos de Warhammer, es un escenario que rápidamente te llama la atención. A los desarrolladores les encanta enfatizar que estamos en el centro neurálgico del área industrial de un pequeño e intrascendente planeta dedicado a la producción. Será interesante ver cómo se van a poder desarrollar todas estas bandas: cuando lees sobre ellas sientes que se pueden hacer cosas muy distintas entre sí y probablemente mantendrán los árboles de habilidades muy diversificados. Con todo, esta es una gran oportunidad para que el estudio de desarrollado se replantee la mecánica de Mordheim, porque debe traer algo nuevo a la mesa y este podría ser el próximo videojuego de éxito inesperado basado en Warhammer.

Las experiencias de Rogue Factor con Mordheim: City of the Damned seguramente resultarán útiles tanto en el desarrollo como cuando se trata de encontrar su público. Con Mordheim, tuvieron una fase de acceso anticipado larga que les permitió escuchar el feedback de la comunidad y ajustar todo para mejorarlo, y es muy posible que el desarrollo en Necromunda siga un camino similar. Como Mordheim se está abriendo paso en las consolas, también se espera que Necromunda: Underhive Wars llegue tanto para PC como para consolas en algún momento.

Necromunda: Underhive Wars