GR STREAMING
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Days Gone

Days Gone - impresiones

Hemos recorrido muchos mundos posapocalípticos, pero parece que Days Gone nos sorprenderá con ideas nuevas.

Cuando Sony presentó Days Gone, nos quedamos muy sorprendidos con su mundo y la ingente cantidad de zombis (o 'freakers', como los llaman aquí) que había en este primer contacto con el juego. Parecía una mezcla de The Last of Us y Rise of the Tomb Raider. Este año, hemos podido ver otra parte del juego y descubrir más detalles sobre cómo funcionarán ciertas mecánicas, la forma en la que nos desplazaremos por los diferentes escenarios y qué hacer si queremos vivir para volver a ver la luz del sol. _el e3 2017 nos permitió acceder a la nueva demo de primera mano y profundizar en los desafíos a los que no enfrentaremos durante nuestra aventura por los paisajes del Medio Oeste de EE.UU.

Por el momento, no sabemos con certeza lo que ocurre en Days Gone. A primera vista, parece que el juego posee la típica ambientación postapocalítica en el que se ha producido una catástrofe y las pocas personas que han sobrevivido harán lo que sea para mantenerse con vida y comprender la situación. Como siempre, los pocos afortunados que han conservado la vida no se llevan demasiado bien, precisamente, por lo que seremos testigos de cómo se pelean entre ellos, así como con los zombis y, a veces, con todos a la vez.

La demo que vimos era básicamente la misma que se mostró durante la conferencia de prensa de Sony, aunque con una par de cambios para hacerla más interesante. Se nota que los creadores querían destacar las dinámicas del mundo. Así, pudimos ver distintas condiciones meteorológicas y lo que parecían ser diferentes momentos del día. En vez de cielos despejados, presenciamos una intensa nevada. Además, la acción tenía lugar bastante tarde, lo que da lugar a variaciones significativas en el mundo del juego, desde el número de zombis que recorren los escenarios hasta la facilidad con la que nos pueden detectar nuestros enemigos humanos. El que haga mal tiempo también implica que podremos hacer más ruido sin que nos oigan, lo que puede cambiar por completo el desenlace de una misión.

Days Gone

Si no habéis visto la demo de gameplay que se presentó en el E3, os damos un poco de contexto: un tipo llamado Manny ha sido secuestrado y, poco después, nuestro protagonista, Deacon St. John, toma el asfalto con su moto para ir en su búsqueda. Days Gone es un juego con un montón de mecánicas de supervivencia; por ejemplo, la moto necesita combustible, un recurso que no encontraremos tan fácilmente como nos gustaría. Además, dependiendo de cómo la conduzcamos, puede averiarse y si le damos muchos golpes, no nos quedará más remedio que repararla para poder volver a echarnos a la carretera. Esto implica que tendremos que tener cuidado a la hora de planear nuestra ruta, ya que en los terrenos más accidentados se desgastará mucho más rápido. De esta forma, el juego nos obliga a buscar constantemente el equilibrio entre riesgo y beneficios.

Poco después de empezar nuestro viaje, llegamos a un campamento enemigo plagado de gente y trampas. Un vistazo rápido con los prismáticos nos permitió ver a cuántos enemigos tendríamos que enfrentarnos y así poder planear con cuidado cómo acercarnos. A continuación, colocamos una trampa para osos en una zona de hierba alta y conseguimos atraer a un enemigo tirando una piedra contra una señal cercana. Cuando la trampa se cerró sobre su pierna, los demás se percataron de que ocurría algo y corrieron en esa dirección, lo que nos brindó la oportunidad perfecta para pasar a hurtadillas y preparar nuestra emboscada. Podemos escondernos entre la hierba alta y el follaje para permanecer ocultos y luego acercarnos sigilosamente al enemigo para echarnos encima de él.

Days Gone

Days Gone nos permite luchar de diferentes formas, pero hay un par de cosas que tendremos que tener en cuenta mientras lo hacemos. Para empezar, las armas de combate cuerpo a cuerpo tiene una duración limitada, al igual que ocurría en The Last of Us, por lo que, si nos hacemos con un arma particularmente poderosa, es mejor no malgastarla con los enemigos más débiles. Por supuesto, también tendremos a nuestra disposición pistolas y una ballesta, que nos permitirán ocuparnos de los enemigos a larga distancia. La ballesta, por ejemplo, es muy precisa, pero también lenta y su munición es escasa. Además, al juego cuenta con un sistema de crafteo del que podemos valernos para crear munición y otros objetos necesarios para aumentar nuestras posibilidades de supervivencia. Todavía no sabemos exactamente qué objetos podremos crear o cómo lo haremos, pero lo que sí sabemos es que podremos recoger distintos materiales en los bosques y campamentos. La motocicleta también cuenta con mejoras e incluso actúa como un almacén portátil en al que podremos guardar armas y cambiar de equipo durante las misiones.

Se supone que Days Gone será un juego inmenso con vastos escenarios abiertos que los jugadores podrán explorar. Además, contará con misiones secundarias independientes de la historia principal, que no imaginamos que vendrán acompañadas de secretos repartidos a lo largo y ancho de los paisajes. Como ya os adelantábamos antes, las condiciones meteorológicas serán dinámicas, algo, que puede beneficiarnos pero también entorpecernos y complicará las misiones, un hecho que se verá acentuado por la presencia del ciclo de día y noche. Todos estos son factores que tendremos que considerar a la hora de planear las misiones, ya que tanto el comportamiento los humanos como el de los zombis se verá afectado por la situación del mundo que nos rodea. Ah, es verdad, ¿os hemos contado ya que habrá incluso animales zombi vagando por los bosques?

Desde el punto de vista técnico, Days Gone es un título impresionante. El mundo abierto goza de un enorme grado de detalle y visualmente espectacular, con unos efectos del agua muy agradables y árboles que se mueven con el viento. Los fenómenos meteorológicos, ya sea la lluvia que cae con fuerza o la nieve que se amontona en la pantalla, son también extraordinarios. Si todos los elementos de supervivencia y el argumento se unen a un mundo interesante por explorar, seremos los primeros en echarle el guante al juego cuando salga a lo largo de 2018. De momento, lo que nos queda es volver a ver la presentación y tener paciencia.

Days GoneDays GoneDays Gone