GR STREAMING
Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Fire Emblem Warriors

Fire Emblem Warriors - primeras impresiones

Ha llegado el momento de jugar al musou por parejas, pero de capitanes.

Fire Emblem se ha convertido en la serie de moda en Nintendo, tanto que Intelligent Systems no ha tenido descanso desde que Awakening demostró la fortaleza de estos títulos de estrategia con tanto vínculo carnal. Se multiplicó su difusión en numerosas plataformas y comenzaron las colaboraciones, aunque acabaran un tanto descafeinadas, como la de Tokyo Mirage Seasons #FE. Su desembarco a lo grande en Nintendo Switch será en 2018 con el título anunciado pero nunca mostrado, pero antes vivirá un estreno compartido con Nintendo 3DS bastante distinto, un musou desarrollado junto a los estudios Omega Force y Team Ninja de Koei Tecmo.

Fire Emblem Warriors quiere repetir el éxito de Hyrule Warriors, que vendió muy por encima de la mayoría de títulos de la serie a pesar de estrenarse en una Wii U herida de muerte. El concepto es exactamente el mismo, tomar su universo medieval y sus personajes, añadir un par de ellos nuevos para poder inventar una trama nueva sin perturbar la línea original y aplicar el estilo de juego clásico del subgénero con algún añadido importando. En este caso es el sistema de combate dual, un reflejo de las uniones y emparejamientos típicos de Fire Emblem. Parecen conceptos totalmente distintos y, con solo una prueba, hemos comprobado que tiene bastante sentido.

Fire Emblem Warriors

Sentemos primero las bases, aunque los seguidores de este tipo de juegos no tienen nada nuevo que aprender. Los musou son una combinación acción directa personal y estrategia global en escenarios acotados (hasta que se entrene el futuro Dynasty Warriors 9, que promete romper por fin con todos estos cánones tan exprimidos introduciendo mundo abierto y combates verticales). Tienes un personaje principal en cada momento, un capitán, con el que vas luchando a base de combos largos pero sencillos, ataques especiales, cargas de energía y magias para cumplir los objetivos que van apareciendo en pantalla junto al resto de tu ejército, que lucha de forma autónoma. Puedes hacerlo con cierta libertad para ir influyendo en todas las batallas que se suceden en el mapa a la vez, pero sin perder de vista la misión intermedia o final.

En determinados momentos pueden coincidir en el mapa varios capitanes de tu ejército, cada uno con sus poderes y habilidades, así que basta un toque de cruceta para saltar de uno a otro y comenzar así a desnivelar el combate a tu favor en el punto del mapa en el que esté cada uno. De hecho esta demo empezó con Rowan, uno de los mellizos protagonistas inventados para la ocasión que llegaba para apagar fuegos junto a Marth, pero en cuanto despejamos un poco su zona pasamos a controlar a Lucina, que tenía más vida y estaba más cerca del objetivo final: derrotar a Ryoma.

De repente empezamos a entender las buenas migas que hacen el sistema de capitanes de los Warriors y las uniones de Fire Emblem. Si tienes dos o tres héroes en el campo de batalla, ¿por qué no combinarlos para hacer uno más fuerte en vez de tenerlos peleando por separado? La esencia de esta demo es entender este mecanismo, por eso nos pusieron varias opciones con las que probar a mano desde el primer minuto. De hecho, era una especie de tutorial para probar a realizar uniones y después ataques combinados.

No hay ninguna ciencia, tan solo debes pulsar los botones ZR y B cuando dos de tus capitanes estén cerca y arrancará una transición en vídeo que indica que la acción se ha realizado. Sencillo, colocamos a Rowan junto a Marth y cruzaron sus espadas, sin necesidad de conversar o de crear un vínculo como los que pide Inteligent Systems. Un minuto más tarde ya podíamos ejecutar un ataque especial que empieza el primero y que continúa el segundo, es decir, que hace un daño más elevado (no pudimos calcular si es justo el doble, más o menos en esta pequeña prueba). Al igual que los unes en un instante también puedes separarlos, ya que durante todo ese tiempo pierdes un personaje fuerte en el resto del escenario combatiendo de forma autónoma. Un pequeño elemento estratégico más a tener en cuenta.

Usar su poder nos sirvió para acabar rápidamente con Lianna, la otra melliza, que según nos contaron fue enemigo solo para presentarla en la demo, pero no será así en la versión final. El diseño de estos dos nuevos héroes es bastante artificial, tan rubios y tan perfectos, pero tampoco nos gustaron Daraen y Corrin cuando les conocimos por primera vez, ya que se podría decir que aquí la belleza sí está en el interior. Poca conclusión se puede sacar de la trama con este primer contacto y que apenas se cruzaron unas frases entre ellos propias de la batalla. Sí aprendimos que los diálogos de la misión se van adaptando al personaje que controles en ese momento al llegar hasta Ryoma.

Fire Emblem Warriors

Como Hyrule Warriors, este FE será mixto de Nintendo 3DS y Nintendo Switch. Solo pudimos ver la versión de sobremesa en modo dock (aparentemente a resolución 1080p por la nitidez), pero es suiciente para dejar más que claro que habrá un gran salto entre ambas. No es que sea un título espectacular, al menos no por ahora, pero al menos se mantuvo firme en esta prueba en cuanto a fluidez de imagen, sin caidas en ningún momento y con una cantidad decente de enemigos en pantalla. No demasiado grande ya que la distancia de aparición es corta a cambio de un popping notorio.

Si algo podemos decir de este Fire Emblem Warriors tras unos 20 minutos de partida es que forma parte indiscutiblemente del género musou. El diseño de juego, de escenarios y la IA son los clásicos, pero como novedades presenta todo el universo FE y también esa unión de personajes propia de la serie que importa. Ya hemos comprobado que afecta de forma clara a la jugabilidad sin llegar a revolucionarlo, pero aún tenemos que ver cómo se comporta en situaciones realmente completas y difíciles, si están construyendo el título para que sea de uso obligatorio. Estamos deseando verlo para echar otras cuantas horas más a estos combos infinitos, pero parece que no será hasta dentro de unos meses, hasta el próximo otoño.

Fire Emblem Warriors