Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
All Walls Must Fall

All Walls Must Fall - primeras impresiones

Se acaba de lanzar esta semana en acceso anticipado el futurista All Walls Must Fall y ya hemos echado un vistazo a todo lo que ofrece el juego.

All Walls Must FallAll Walls Must Fall

Berlín, año 2089. La Guerra Fría jamás terminó y durante los últimos 150 años ha moldeado nuestra sociedad. Entre tanto, el bloque occidental y el oriental usan tecnología futurista para manipular el tiempo y obstaculizar el funcionamiento del lado contrario. La amenaza de un ataque nuclear inminente obliga a las dos potencias enemigas a enviar al pasado a sus mejores agentes para encontrar al artífice de todo esto y evitar el desastre.

Este es el contexto de All Walls Must Fall, un roguelike indie obra de tres personas en Inbetweengames. Describen el título como "una combinación entre Xcom y Braid"; y no se equivocan, pues han cogido prestadas las mecánicas del sistema de cobertura y el enfoque estratégico general de Xcom, y de Braid, la manipulación. El estudio berlinés ha añadido la atmósfera de ciencia ficción, lo que le da un toque personal, y lo ha mezclado todo para crear una experiencia de juego cohesionada.

Kai, nuestro protagonista, se lanza a la pista de baile al ritmo de la música, porque es ahí, en este tipo de locales, donde pasaremos la mayoría de tiempo durante la primera parte de la aventura. Por el momento no se conoce cuál es el papel de Kai y cuál es su motivación, pero del mismo modo que todos los juegos de estrategia clásicos, moveremos a nuestro personaje por una cuadricula vista desde una perspectiva isométrica. Lamentablemente tampoco nos quedó claro durante la sesión que tuvimos con el juego cuáles son las pistas que pretende descubrir Kai entre los invitados de las fiestas y por qué centra la búsqueda en el mundo de la noche, pero puede que los desarrolladores añadan el contexto más adelante.

Los locales se general de forma aleatoria y por eso nunca entrarás en la misma habitación dos veces, así que cuando vuelvas a empezar (que lo harás bastante) siempre encontrarás algo diferente. Sin embargo, la naturaleza aleatoria de estas habitaciones tiene sus fallos. Por ejemplo, estas zonas están compuestas por objetos milimétricamente dispuestos que a veces parecen mal colocados, y a menudo encontramos habitaciones que son muy confusas desde nuestra perspectiva isométrica, lo que dificulta aún más las batallas.

All Walls Must Fall

Al contrario del modelo de Xcom, donde podíamos perder a un miembro el equipo para siempre si nos descentrábamos, Inbetweengames usa la función de 'permadeath' de una manera más dañina y anula nuestro archivo guardado si cometemos cualquier pequeño error. En este juego está disponible como un recurso, y si lo gastamos o morimos en un tiroteo habremos perdido el juego y tendremos que comenzar toda la campaña desde cero.

Hasta ahora hay disponibles tres maneras de manipulación temporal. Con "deshacer" podemos volver a empezar nuestras últimas acciones, una oportunidad perfecta para echar un vistazo a alguna habitación cerrada sin tener que encargarnos de los vigilantes. Cuando usamos "rebobinar", retrocedemos el tiempo del mundo a nuestro alrededor mientras permanecemos en el mismo sitio. "Rastrear", por otro lado, manipula únicamente nuestras propias acciones, pero el mundo y el resto de personajes se mantienen igual. Además podemos llevar con nosotros tres tipos de armas, incluida una pistola clásica y una escopeta. Usar estas herramientas de tiempo consume una energía que es muy preciada, así que deberíamos de usarlas siempre con cabeza.

Si matamos enemigos o encontramos nuevas zonas, también recuperamos una pequeña cantidad de tiempo. A pesar de la sensación de peligro constante, el ritmo de los niveles es considerablemente más rápido que en otros juegos de estrategia y esto, combinado con los clubs nocturnos que no paran de cambiar, asegura a All Walls Must Fall un alto valor de rejugabilidad. Si tenemos éxito en nuestra misión, podemos visitar un local nuevo o la tienda del mapa de juego, y después de superar el nivel conseguimos puntos según nuestra actuación general que podemos gastar en más espacio para armas o habilidades.

All Walls Must FallAll Walls Must Fall

Mientras que la saga Xcom requiere habilidades tácticas, en All Walls Must Fall nos dan muchas oportunidades para encontrar nuestro propio estilo de juego. Por ejemplo, podemos hackear drones y hacer que trabajen para nosotros mientras nos escondemos, cubriendo nuestros pasos, pero si ese no es tu estilo también puedes abrirte paso por las habitaciones con una escopeta y darle buen uso a las habilidades temporales. A menudo, durante las misiones, tendremos que hablar con camareros, porteros u otra gente que nos proporcionará información o acceso a diferentes zonas, y si nos burlamos de ellos durante las charlas seguramente provoquemos una pelea. Podemos rebobinar el tiempo durante los diálogos, pero dado que toda acción tiene consecuencias, deberíamos de elegir las respuestas con cabeza.

Durante las conversaciones con nuestro jefe nos da pequeñas pinceladas de la historia e información contextual sobre nuestra misión y el mundo. Por ejemplo, durante el juego entramos en una habitación donde había un vigilante y en seguida nos predispusimos para una pelea, pero el tío quería hablar y supimos que él y el protagonista se conocían desde hacía muchísimo tiempo, pues Kai le había salvado la vida en el pasado. Obviamente Kai no se acordaba, pero estas pistas están bien posicionadas, aunque quedan algo perdidas a lo largo del juego, así que sería interesante ver si Inbetweengames puede desarrollarlo más de lo que está.

La función de rebobinar el tiempo es una mecánica que nos encanta. Un par de ejemplos de esta mecánica y de lo emocionante que puede ser la manipulación del tiempo son Quantum Break o Life is Strange, y All Walls Must Fall promete el mismo acercamiento e integrar estas mecánicas en un escenario adecuado. Hasta ahora no os podemos decir mucho más con todas estas pequeñas historias y promesas que se nos han hecho, pero ha sentado las bases para que el estudio indie pueda construir algo bueno.

Los aspectos técnicos de All Walls Must Fall son su fuerte, como las peleas y el uso de las habilidades de rebobinar, pero si Inbetweengames profundiza en la historia y deja que los jugadores formen para de ella, hay algunos escenarios interesantes que combinan con el encanto roguelike del juego.

All Walls Must FallAll Walls Must Fall