Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
L.A. Noire

L.A. Noire para Nintendo Switch - impresiones

Toqueteos en la pantalla táctil, gestos con los Joy-Con y un aspecto un tanto cambiado.

Dentro de esta ola de remakes y remasterizaciones en la que nos hallamos ha aparecido Rockstar con uno de sus juegos estrella, L.A. Noire. Team Bondi lo dio todo cuando creó este thriller hace seis años y medio, y puso el listón muy arriba en lo que se refiere a actuación de los personajes. El resultado de su trabajo en animación facial tardó años en encontrar parecido gracias al empleo de la tecnología MotionScan, distinta a la que se usa en la mayoría de los proyectos. Fue un juego único y quizá por ahí vayan los tiros de este retorno, sobre todo ahora que las aventuras narrativas están tan de moda.

Tras meses de rumores por fin llegó la confirmación en septiembre, solo un par de meses antes de volver a estrenarse. Rockstar no presentó una mera adaptación con mejores gráficos, o quizá sí en el caso de Xbox One y PS4. La sorpresa son unas versiones alternativas que llevan más trabajo detrás como son L.A. Noire: The VR Case Files para HTC Vive y la edición totalmente adaptada a Nintendo Switch. Son las dos que hemos podido probar recientemente y de esta última os vamos a hablar en primer lugar. Pronto podréis saber más de su salto a la Realidad Virtual y sus intensos combates a puños.

Poco se puede contar a estas alturas sobre la propuesta básica que no se haya dicho ya o que no podáis leer en nuestro análisis. Este thriller ambientado en los años 40 narra la carrera ascendente de un policía, Cole Phelps, en la mortífera ciudad de Los Ángeles. La base es la investigación de la escena del crime y el diálogo, centrado sobre todo en esos interrogatorios en los que es la cara del interpelado la pista principal para saber por qué camino seguir. Es un juego de leer, escuchar y mirar y pensar. Pero también hay fases de conducción con un toque GTA, persecuciones y peleas a puñetazos que cambian el ritmo.

Nada de esto ha cambiado en Nintendo Switch, ni tampoco en PS4 o Xbox One, excepto por las mejoras gráficas y por el cambio de la forma de llamar a las tres opciones durante los careos. Ya no hay que decir si lo que dice esa persona es verdad, mentira o dudoso; ahora hay que escoger entre poli bueno, poli malo y acusación. Es solo presentación, porque el resto se queda igual. Y siguiendo con su aspecto, y teniendo en cuenta que no es esta versión de la que esperamos una mayor mejora visual, sí es cierto que hay una mejora en L.A. Noire.

El aspecto general en la híbrida es parecido al que tuvimos la generación pasada, pero se aprecia el aumento de la resolución de la imagen a 1080p en sobremesa y de definición de las texturas de los objetos relevantes, todo realzado por una iluminación más natural. Jugando en una tele enorme no se desentona, y en la pequeña pantalla en modo portátil, con su resolución 720p, la proporción se conserva y el tamaño de la escena es más que suficiente, aunque se hace algo más complicado leer para quien tenga que acudir a los subtítulos.

Rockstar lleva diciendo desde el primer día que han ido a aprovechar las capacidades de la máquina hasta el fondo y eso lo hemos podido comprobar de forma clara. Lo más sorprendente es cómo han convertido un juego de mando tradicional casi en una aventura táctil point & click. La demostración fue demasiado guiada como para sacar muchas conclusiones y solo tuvimos la ocasión de probar este formato en una escena de investigación, pero ahí la adaptación es total. Para mover a Phelps solo hay que hacer un tap en la pantalla y dos para observar un objeto o cogerlo, e incluso puedes pasar páginas de cuadernos deslizando. Lo mejor es la gestión de la cámara haciendo pinch-in o pinch-ou para acercar o alejar el zoom, y de hecho así se pone en marcha una de las nuevas, que ofrece un 20% más de imagen desde lejos.

Aquí no están todas las funciones y nos tenemos que no se podrá jugar siempre con una mano porque tareas como conducir o pelear no parecen fáciles. Pero para eso están los Joy-Con, que también vienen cargados. Por ejemplo, la vibración HD te acerca a las pistas, y nos gustaría haber probado qué transmite durante las peleas, porque en esta consola no probamos ningún combate. Nos han contado que los puños se pueden controlar con cada mando y eso hay que jugarlo. Sí pudimos ver cómo se usan para coger objetos y moverlos o girarlos con sus sensores o para salir de una situación con una sacudida, y efectivamente responden bien.

Rockstar no quiere que el relanzamiento de L.A. Noire se quede solo en quienes nunca lo han jugado y por eso ha añadido también un poco de contenido extra. Además de contar con todo el DLC, han añadido novelas y álbumes coleccionables que están repartidos por el mapa y se obtienen si se atienden a los casos de urgencia policial que surgen en la ciudad fuera de la misión principal. También nos han dicho que hay cuatro trajes desbloqueables que aportan habilidades especiales únicas y un nuevo traje de patrulla que se otorga al completar la sección Patrulla, pero no sabemos cómo son ni cómo afectan.

Lo comprobaremos en tan solo unos días, porque Nintendo Switch, PS4 y Xbox One reciben el juego el martes 14 de noviembre. La versión VR estará en HTC Vive en diciembre.

L.A. Noire