Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
avances
My Time At Portia

My Time At Portia - impresiones

Pathea Games está construyendo una aventura libre y abierta tratando de tomar lo mejor de cada juego. Y es para todas las plataformas.

  • Texto: Kieran Harris
Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

No estamos tan acostumbrado a jugar juegos chinos, y menos con un corte independiente como este My Time At Portia. El pequeño estudio Pathea Games logró sacar adelante una campaña de Kickstarter y después sedujo a Team17, que va a ejercer como editor para que sean muchos los jugadores que visiten y hagan florecer a su manera el pequeño pueblo de Portia. No obstante, su apuesta es totalmente multijuplataforma, porque este simulador social / gestión de granjas / action-RPG que toma tanto de Animal Crossing como de Stardew Valley va a llegar a Nintendo Switch, PC, Xbox One y PlayStation 4.

Los fans del género van a reconocer muy rápido la propuesta, porque al fin y al cabo sigue siendo la escuela Harvest Moon. Esta vez eres un joven constructor que ha quedado al cargo del taller de su padre, aunque hecho una desastre. Así que una vez que lo pones a punto, lo único que te queda es labrarte un futuro en el tranquilo pueblo de Portia. Lo primero que hay que hacer es conseguir la licencia de constructor, y después empezar a recibir encargos de los clientes. Tras una breve introducción que no se hace muy pesada, por fin te deja tomar el control con libertad y empezar a poner en práctica las rutinas.

En Portia solo hay cinco albañiles, y como parece que la burbuja inmobiliaria también ha llegado hasta allí, la demanda es bastante alta y hace que los precios estén caros, así que vas a tener que pasar bastante tiempo recogiendo recursos y convirtiéndolos en productos. Te puedes hacer con los materiales de forma tradicional: cortando árboles, picando en la roca y sacrificando animales. Por otro lado está la parte de decoración de tu casita a partir de muebles que puedes fabricarte con tus habilidosas manos, una actividad que no puede quedar de lado porque ayuda a que el personaje suba de nivel. La recolección de recursos de forma repetitiva es una parte básica de este tipo de juegos, y aquí la hemos encontrado equilibrada, con costes y productos justos. Lo más complejo que nos pidieron fue levantar un puente para unir Portia con la Isla Ámbar y eso exige tener dos puestos de trabajo más antes de empezar, para que os hagáis una idea.

My Time At PortiaMy Time At Portia

Husmear entre las ruinas que hay a las afueras del pueblo nos enseñó que My Time At Portia esconde varias capas de juego. Supuso un cambio de ritmo respecto a esa fase tranquila de recolección de otras partes del mapa. Tras pagar una carísima entradas, nos dieron un jetpack y un escáner de reliquias junto a un permiso para excavar en busca de objetos raros. Gracias al aparato no tienes que dar demasiadas vueltas para encontrar cosas valiosas, y con el impulsor trasero pierdes el miedo a quedar atrapado tras cavar un agujero demasiado hondo. De repente aquello se convirtió en SteamWorld Dig. Pero no todas las excursiones a la mina son tan apacibles, porque en otras cuevas nos encontramos unos criaturas contra las que hay que luchar.

De repente el mundo colorido y apacible del exterior se volvió oscuro y claustrofóbico. Ofrece un estilo de combate ligero que sólo requiere pulsar repetidamente el botón de ataque echando un ojo a lo que queda en la barra de energía, porque solo se puede recuperar durmiendo (seguro que hay algún potingue por ahí que aún no hemos mismo). Se complementa con su árbol de evoluciones para no quedarse solo en la base. Consta de tres ramas: batalla, recolectar y social. Con los quehaceres del día a día vas subiendo niveles que traen como recompensa, a su vez, puntos de habilidad que después ganas en los que prefieras. De esta forma te aseguras de ir mejorando en aquello que vayas a hacer más o en lo que más necesitado estés, y al mismo tiempo invita a que cada partida sea un poco distinta.

My Time At Portia

Estas impresiones de My Time At Portia proceden de la versión Acceso Anticipado de Steam (se puede jugar con teclado y ratón o con mando), así que es normal que aún tenga sus fallos y problemas. Como por ejemplo, que no hay guardado manual, solo se puede guardar durmiendo en el taller, con todo el drama que conlleva en caso de morir en medio de una excursión. Otro fallo está en la indicación de objeto cuando ya tienes el inventario lleno, porque solo te dice que no te cabe sin explicarte qué es lo que te estás dejando atrás. Como hay una buena variedad de recursos, más nos vale tener buena información a la hora de escoger.

Todavía no hay fecha de lanzamiento para el título en ninguna de sus versiones, pero solo con esta versión sin terminar, los aficionados al género que ya se hayan cansado de Stardew Valley van a poder pasarse horas y horas jugando. Ya hay a su disposición un mundo abierto grande con multitud de tareas y de misiones a las que dedicar sus ratitos, porque implican ir en busca de recursos raros. Lo han sacado en un estado muy decente de desarrollo y así ya nos está gustando, pero le daremos su tiempo para que siga mejorando, porque My Time At Portia va bien.

My Time At PortiaMy Time At PortiaMy Time At Portia